SALAH ENDO LIVERPOOL PREMIER LEAGUE
Fútbol internacional

El Liverpool y su cuesta de enero: ¿aguantarán sin Endo y Salah?

El Liverpool se ha saltado su teórico año de reconstrucción para tratar de asaltar la Premier League. No podía ser de otra manera para el gen competitivo de los de Jürgen Klopp. Su exhibición histórica ante el Newcastle —7,27 expected goals, récord de la liga— les puso como líderes destacados de la competición, pero expone una realidad complicada para el mes de enero. Endo y Salah fueron decisivos en el encuentro con el que se despiden de Anfield hasta febrero. La Copa Asia y la Copa África son las culpables de la pregunta que sobrevuela el río Mersey: ¿logrará aguantar el Liverpool sin ellos?

Los petrodólares quitan peso al Boxing Day y a Sir Alex Ferguson

🥵 La cuesta de enero, aún más complicada

El Liverpool ha superado con éxito uno de los puntos más conflictivos de la temporada. No han perdido en diciembre y los resultados ajenos acompañaron para asentarse en lo más alto de la Premier. El éxito a lo largo del mes se ha asentado en lo bien que está el colectivo, pero es inevitable que sobresalgan los nombres de Endo y Salah. Con el primero adaptado al pivote red, el equipo fluía mejor; y el segundo ha rayado la excelencia una vez más. Perderles durante un mes es un golpe durísimo, más aún si es para defender el liderato.

Además, enero es un mes que tradicionalmente le cuesta al Liverpool de Klopp. El año pasado, por ejemplo, no ganaron ni un partido de Premier League en dicho periodo. Por mucho que sea algo que está asumido en la planificación de cada temporada, la ausencia de Endo y Salah implica perder a los que ponen el factor diferencial del Liverpool. El liderato puede irse al garete sin los dos futbolistas que dan sentido al resto.

¿Por qué el Liverpool ha perdido atractivo en el mercado?

☝️​ ¿Qué hace imprescindible a Endo y Salah?

Hubiese sido extraño el formular esta pregunta a inicio de temporada. Endo llegó de rebote tras frustrarse la llegada de Romeo Lavia y Moisés Caicedo, lo que hacía impensable que tuviese una relevancia similar a la de Salah. Y, realmente, no la tiene a nivel estadístico. Su potencial está en los famosos intangibles del juego. Hace mejores a los que tiene a su alrededor, funcionando como una red de seguridad para sus compañeros. El Liverpool con él presiona mejor porque se sitúa mejor en el verde. A partir de ahí, el talento del resto aparece en un contexto favorable.

Con Trent Alexander-Arnold liberado por la presencia de Endo y el despliegue de Dominik Szoboszlai, el siguiente en activarse es Salah. Él es el diferente. No necesita aparecer en exceso para acabar siendo decisivo. Como un cocodrilo en el río Nilo, espera agazapado su momento. Es ese posicionamiento colectivo red el que acerca a sus presas a la orilla. Cuando rondan su zona de influencia, se disparan las alarmas. Por tanto, de su amenaza nace su importancia. Está varios peldaños por encima de sus compañeros en cuanto a relevancia goleadora. Hace que este Liverpool más preciosista gane colmillo. Dicho de otra manera, Salah es el que hace bueno el trabajo de Endo. Se empujan mutuamente para llevar a su equipo hacia la victoria.

Endo Liverpool Premier League

Endo se ha adaptado al centro del campo del Liverpool a la perfección.

🧩 Las posibles soluciones del Liverpool

Su ausencia durante un mes es durísima. El liderato del Liverpool no se puede entender sin el trabajo de ambos. Pese a ello, este es el año en el que pueden estar más tranquilos en Anfield. Hay más variantes que nunca en el centro del campo, y arriba se pueden confeccionar delanteras de mucho nivel. Son futbolistas como Alexis Mac Allister o Cody Gakpo los que deben dar un paso adelante. Por muy profundo que sea el hueco a rellenar, existen razones para creer en una correcta defensa del liderato en enero.

El calendario, por su parte, no es sencillo. En lo que vuelven Endo y Salah, el Liverpool se enfrentará al Arsenal en dos ocasiones y al Chelsea. Y, entre medias, toca visitar al Bournemouth de Iraola y medirse al Fulham en las semifinales de Carabao Cup. No hay partido que no sea una trampa. Nadie dijo que volver a ganar la Premier fuese a ser fácil por muy tapados que fueran. Por ello, solo pueden rezar para que no se note la ausencia de sus futbolistas más importantes. Eso y que, de paso, eliminen pronto a sus países en sus respectivas competiciones. La cuesta de enero más complicada de Klopp solo acaba de empezar.

Ir al contenido