Fútbol internacional

Los logros e hitos pendientes de Leo Messi con Argentina

Sus logros son sobresalientes y las asignaturas pendientes, escasas. Como mucho, se puede alegar que los títulos se hicieron de rogar. Desde finales de 2022, sabemos que la Copa América y el Mundial ya se han acostado con Lionel Messi, pero siempre podemos encontrar algún reto más en la carrera internacional del considerado, para muchos, mejor futbolista de la historia del fútbol.

Leo Messi y la eternidad

📜 Récords de Leo con su selección

A bote pronto, lo primero que vale la pena resaltar es que nadie se ha enfundado más veces (175) esa camiseta y ha marcado más goles (103) que Messi con ella. De hecho, el único al que no dobla es a Gabriel Batistuta (55), segundo máximo artillero histórico de su país. Incluido Diego Armando Maradona, quinto con 32 dianas. También ostenta el récord de asistencias (55), con una más del doble que Di María, su escudero fiel, segundo con 27.

Messi.

Leo también aventaja con cierto margen al máximo goleador brasileño, privilegio que comparten Pelé y Neymar Jr. con 77 anotaciones. Tantos más bonitos, cuesta encontrarlos. Más relevantes tampoco abundan. Eso sí, el gol más icónico en la historia de Argentina es ‘La mano de Dios’, de ‘El Pelusa’, en el Mundial de México 1986 contra Inglaterra… y eso nunca va a cambiar.

⚽ Su gol más importante

En el caso de Leo, cuesta saber cuál es el más importante, porque si bien marcó un doblete en la final del Mundial, hay algunos más desconocidos que, por la dificultad del contexto, les pueden hacer sombra. Básicamente, se cumple la máxima de que la trayectoria es igual de valiosa o más que el destino.

En 2017, durante la jornada final para clasificarse al Mundial de 2018, Argentina dependía de sí misma. Pero, de no ganar, necesitaría una combinación de resultados del resto para meterse entre las cuatro mejores. Todo ello con la presión mediática que rodeaba al combinado de Sampaoli, en la altura de Quito (altitud de 2.900 m. que impiden la práctica normal del deporte) y con un 1-0 adverso en los primeros segundos del encuentro. ¿Qué hizo Messi? Marcar un hat-trick. El primero, cómo no, asistido por Di María.

También está el que le dio el pase a octavos de final del Mundial de 2018, contra Nigeria, para abrir la lata en la última fecha de grupos. O en la última edición, el del segundo partido, contra México, en el que no ganar suponía quedarse con pie y medio fuera de la Copa del Mundo. ¿La asistencia? Adivinen. Le apodan ‘El Fideo’. A Pablo Aimar, el ídolo de la infancia de Messi, le hizo romper a llorar.

🏆 Y se dudaba del palmarés

Los dos premios más codiciados para un sudamericano en el ámbito de selecciones, por mucho que haya costado, ya los tiene en sus vitrinas: la Copa América y el Mundial. Pero, además, Leo puede presumir de haber ganado el Mundial sub-20 el año que fue el máximo goleador en el Sudamericano sub-20, y de haber levantado los Juegos Olímpicos de la mano de Riquelme, Agüero o el propio Di María. Fue en Pekín 2008. Hasta de ganar la Finalissima de reciente creación.

⌛ Próximos retos de Messi con Argentina

Con este panorama, cuesta vislumbrar algún desafío más para Messi con Argentina, aunque hay tres que pueden ser su motivación para continuar. En caso de necesitarla, claro, porque la sensación que da es puro carpe diem. Divertirse es la base de todo, sino ya se habría retirado. Amagó con ello en 2016. No contento con ser el séptimo futbolista más joven en debutar con Argentina, en el horizonte se vislumbra un récord de veteranía: el de ser el jugador más mayor en vestir la ‘Albiceleste’. Y, por ende, el más longevo. Por ahora es el decimosegundo en la lista, a dos años y tres meses del segundo peldaño y a cuatro años de batir a Ángel Labruna. Esto parece complicado.

Otro accesible para Messi es el de convertirse en el máximo goleador de un clasificatorio mundialista en Sudamérica, el continente que más importancia le da a estos registros. De momento, es el segundo de su continente con 28 goles, a solo uno del récord de su amigo Luis Suárez. Fuera de territorio CONMEBOL, Leo es el sexto, a 12 de igualar a Cristiano Ronaldo y a 15 del guatemalteco Carlos Ruiz. Y, de camino, podría ser la mayor bestia negra de Brasil, algo que conseguirá en el momento que anote dos dianas más a su archirrival. Por ahora le ha marcado cinco, dos menos que Emilio Baldonedo, delantero argentino de los años 30 y 40.

En la historia del fútbol de selecciones, el astro portugués (120) también le supera por 21 tantos, aunque ha necesitado 24 partidos más para ello. Messi, por ahora, es tercero en el ranking, a solo once del segundo peldaño en el que espera el iraní Ali Daei, ya retirado. ¿Quién dijo que a Leo aún no le quedaba nada por hacer con la Argentina?

Ir al contenido