Manchester United Ferguson
Fútbol internacional

La herida de Ferguson nunca se cerró: los números del peor Manchester United en años

«Admiro mucho al Manchester City y al Liverpool, pero toda era llega a su fin», dijo Erik Ten Hag tras llegar al Manchester United. Tras muchos años sufriendo el no encontrar el camino, el neerlandés podía ser el ansiado sucesor de Sir Alex Ferguson. Actualmente, esa frase tan desafiante no puede haber quedado en peor lugar. Old Trafford lleva demasiado sin disfrutar. Con 10 jornadas cumplidas de la Premier League y el Manchester City goleándoles una vez más, es evidente que siguen atascados en el adiós del legendario preparador escocés. Los datos, por su parte, solo meten el dedo en la llaga: es el peor United de esta década.

¿Es André Onana el culpable de la crisis del Manchester United?

🛑 Los goles a favor, un insulto a la historia del club

El Manchester United es un club que el recientemente fallecido Bobby Charlton hizo suyo. Ya fuese con los Busby Babes o con la Santísima Trinidad, el club siempre apostó por un juego de ataque. Los grandes delanteros que han jugado en Old Trafford sumaron aún más valor a esa filosofía, pudiendo contarse la historia del club solamente con aquellos elegidos que juegan en el último cuarto del campo. Por ello, es muy sangrante que este Manchester United de Erik Ten Hag sea el que menos goles marca desde que Ferguson dejó el banquillo en 2013.

Rasmus Højlund, el bote salvavidas de Ten Hag en Old Trafford

Repasando los datos de la última década de fútbol en Old Trafford, los mediocres 11 goles en 10 jornadas de Premier League hablan del rendimiento del equipo. Hasta en años con plantillas menos competitivas conseguían marcar más las diferencias en el área contraria. Y, en ese mismo punto, hay otra comparación sangrante. Erik Ten Hag, entrenador con un incuestionable gusto por el fútbol ofensivo, está teniendo peores registros que otros técnicos de teórico menor nivel o un supuesto gusto por la defensa. No hay mayor ofensa a la historia del club que esta terrible sequía goleadora.

👎🏼​ La defensa del Manchester United, otro caso aparte

Si en el anterior epígrafe se hablaba de ese carácter ofensivo del Manchester United, también ha habido grandes defensas y porteros que defendieron el escudo de los red devils. Respecto a esta parcela, este equipo tampoco funciona, y se ha escrito mucho sobre ello. Ya sea por las lesiones de Lisandro Martínez y Varane, por el nivel de Harry Maguire o por lo irregular que ha sido el arranque de André Onana bajo palos, es algo que se sabe. Por ello, hay que ubicar esos 16 goles recibidos en 10 jornadas de Premier con el resto.

Aquí es donde tiene la mejor noticia Ten Hag: este arranque de temporada no es el peor que ha tenido el equipo después de Sir Alex Ferguson. La cosa es que, realmente, tampoco es que sea idílico. El peor registro en las primeras 10 jornadas de Premier League desde 2013 también es suyo, recibiendo el Manchester United dos goles más durante el inicio de la temporada pasada. Se cuela, entre ambos, los 16 que encajaron en los últimos días de José Mourinho en Old Trafford. Por decirlo de otra manera, este Manchester United 2023/2024 es el que menos anota y uno de los tres que más recibe.

Maguire Manchester United

La defensa del Manchester United no pasa por su mejor momento.

📈​ ¿Hay posibilidad de remontar el vuelo?

Un mal arranque no es sinónimo de una mala temporada. Puede condicionar, claro, pero no pasa de ahí. Es una posibilidad, no una realidad. No hay más que ver ese mal registro de la campaña pasada, logrando remontar el vuelo hasta una notable tercera posición. El problema vuelve a estar en los números. La historia reciente del club habla claro al respecto, pues, desde que se fue Alex Ferguson, pocas temporadas fueron ilusionantes. Sin ir más lejos de lo que se vivió en el anterior curso, el final dejó un regusto amargo que se ha apoderado de la plantilla en estos primeros meses de competición.

Si se compara el récord del Manchester United en Premier League a lo largo de la última década de Ferguson en el banquillo y esta que estamos viviendo ahora, la diferencia es abismal. El escocés ganó cinco veces el título, quedó dos veces segundo y tres tercero, y los red devils en los últimos años ha oscilado entre dos meritorios y lejanos subcampeonatos y el sonrojante séptimo lugar. La regularidad ha desaparecido en Old Trafford, y eso complica enormemente que se acabe esa era de dominio del Manchester City. Por mucho que soñase con ello Ten Hag, se ve que ni un buen técnico puede reconducir al completo a una institución que vive a deriva. Y, mientras tanto, esa herida abierta que dejó la retirada de Ferguson se sigue infectando. Quizás los nuevos dueños cambien todo, pero no deja de ser el cuento de nunca acabar. El Teatro de los Sueños sigue y seguirá, salvo milagro, dentro de una pesadilla.

Ir al contenido