Francia-Australia
Mundial Catar 2022

Francia derriba a cabezazos el muro australiano

Francia se impuso a Australia (4-1) en su debut mundialista. Un partido controlado por los franceses que, seguramente, estuvieron más exigidos de lo que esperaban en un inicio, por más que la Arabia Saudí de Renard diera el aviso a las ‘grandes’ de que no podían relajarse. Había ganas de ver a la actual campeona del mundo, a la que le bastó la calidad de los hombres de arriba para despachar a una aguerrida Australia. Francia se aprovechó del empate entre Dinamarca y Túnez para liderar su grupo.

🤕 Mal inicio francés y otra lesión

El partido no empezó como todo el mundo esperaba… al menos en el marcador. Aún con el maltrecho Benzema en boca de todos, no sabemos si para bien o para mal, Francia saltó al terreno de juego con un 4-3-3, con Griezmann acompañando a Tchouaméni y a Rabiot y con Dembélé-Giroud-Mbappé arriba. Por su parte, Australia se plantó en el verde a intentar cerrar todos los espacios posibles y con cinco defensores en la retaguardia.

Pese a esto, Craig Goodwin puso el miedo en el cuerpo a todo el público francés al remachar un pase del mítico Mathew Leckie. En su imaginario, todo el mundo pensó en la machada de Arabia Saudí ante Argentina. Por si fuera poco, en la jugada, Lucas Hernández se lesionó. Entró su hermano Theo. Todo esto en solo 8 minutos de partido.

🔧 Cambio de sistema para atrapar a los canguros

No le gustaba lo que veía a Didier Deschamps, que transitó entre el 1-4-3-3 y el 1-4-4-2, con un rombo en el centro del campo, dejando a Griezmann en la mediapunta y a Mbappé y Giroud arriba. Mejoró Francia y aparecieron Rabiot, de cabeza, y Giroud para dar la vuelta al marcador.

Las acciones se cocinaron por la banda izquierda. Deliciosa banda zurda francesa. Casi todo el peligro vino de Theo, Rabio y Mbappé. Rabiot sigue con su gran mes de noviembre, dando continuidad a su buen hacer en la Juventus, mientras que Giroud puedo hacer lo que no hizo en Rusia 2018, ver portería en el Mundial. 

⚽️ Mbappé y Giroud, entre leyendas

A partir de aquí, la calidad francesa se impuso. Mbappé fue siempre un dolor de muelas para romper a la zaga australiana. Mucha movilidad del delantero del PSG y gran entendimiento con Theo Hernández. En ningún momento tuvieron que exigirse más de la cuenta los franceses, ni tuvieron que articular un juego muy fluido para someter al rival.

Llegó la sentencia. Una rúbrica especial. Otra vez de cabeza. Mbappé se filtró entre los centrales del país oceánico para poner la testa e igualar a Zidane y Platini con cinco goles en la Copa del Mundo. Después, el protagonismo volvió a ser para Giroud. Centro de Mbappé y doblete del delantero del Milan, que iguala a Thierry Henry con 51 dianas como máximo goleador con la elástica gala.

Resultado justo, que deja a Francia como primera del Grupo D al término de una jornada, a todas luces, inolvidable.

Ir al contenido