Netherlands v USA: Round of 16 - FIFA World Cup Qatar 2022
Mundial Catar 2022

Países Bajos se destapa con un Memphis estelar

La selección de Países Bajos continúa sin brillar en este Mundial tanto como lo había hecho desde que Louis van Gaal cogiese las riendas, pero mantiene el invicto en este ciclo. Minimizó, eso sí, a Estados Unidos, a través de una defensa trabajada y sólida. Y la dañó gracias a un inmenso partido de Memphis, que inauguró el marcador después de que Noppert sacase un mano a mano a Pulisic en los minutos iniciales.

No menos importantes fueron sus carrileros, activados mediante un buen escalonamiento y mejor circulación de lado a lado. Dumfries asistió a Blind en los minutos psicológicos, justo antes del descanso, aprovechando una desconexión de Sergiño Dest. Blind asistió a Dumfries, sin vigilancia de Robinson, para sentenciar con el 3-1 en el minuto 81, conexión entre las alas poco después de que Haji Wright se inventara el remate menos lógico nunca visto para hacer el 2-1. Una acción donde Memphis pudo pasar de héroe a villano, tras perder dos balones peligrosos en campo propio. Tuvo tiempo Xavi Simons para debutar con ‘La Oranje’ sustituyéndole.

🧱 Países Bajos, más buena que bonita

Alejada del romanticismo, del fútbol vistoso, e incluso del revolucionario que la caracteriza históricamente, la selección de van Gaal bajó pulsaciones e impuso su plan defensivo. No fue desbordada por Estados Unidos en prácticamente todo el choque. Ni desde lo individual, más allá de alguna conducción de un Antonee Robinson que lució personalidad o de unos últimos minutos con Pulisic crecido, ni tampoco desde lo colectivo.

Reto de mérito, teniendo en cuenta el intercambio de alturas y carriles entre jugadores, en cada banda, que vienen caracterizando a los pupilos de Gregg Berhalter. Jurriën Timber le volvió a ganar la partida en el once a de Ligt y fue clave con sus persecuciones fuera de zona para anular a Christian Pulisic durante muchos minutos. Van Dijk y Nathan Aké le secundaron, en un partido muy competitivo de toda la línea de zagueros.


Christian Pulisic se convirtió hoy en el jugador más joven en ser titular con Estados Unidos en un partido de eliminatorias mundialistas.


Lo hizo mediante un bloque medio activo, no muy presionante en campo rival para no partirse, pero sí con el trabajo encomiable de Gakpo y Memphis orientando la salida y tapando líneas de pase por dentro, con emparejamientos individuales que borraron del mapa a Tyler Adams, McKennie y Musah. Un partido sacrificado para Klaassen, de Roon y un Frenkie que, a pesar de ello, encontró la forma de iniciar la jugada del 1-0, con una conducción en su propio área. Algo que refleja bien la flexibilidad táctica de van Gaal, los galones que le otorga a De Jong y una de las claves para que EE.UU. no pudiese, en un duelo de pizarras, imponer su presión, que venía siendo uno de sus fuertes.

👉👂👈 Memphis in da house

Que el delantero del FC Barcelona tiene un carácter y encaje peculiar es tan cierto como que, potenciado por el sistema y los roles de van Gaal, resulta un crack mundial. Así lo demostraron ambos, en unos octavos de final que decantó Memphis con un festival de juego de apoyos tras recibir de espaldas, mientras atrae miradas por dentro, que se traducen en espacios por fuera para que Blind y, especialmente, Dumfries, pudiesen brillar con mayor tiempo y espacio. Incidencia total en el juego y en el resultado, aunque esta pudo ser superior.


Memphis superó a Huntelaar como segundo máximo goleador (43) de Países Bajos y se pone a tiro ya de Robin van Persie (50).


👦🏽🤤 Cody Gakpo sigue a su bola

Louis leyó bien cuándo se iba a romper el partido y cómo dinamitarlo, con el ingreso de Bergwijn para dar profundidad ante unos centrales estadounidenses que sufrieron a campo abierto. Faltó sentenciar, justo lo que mejor se le venía dando a Cody Gakpo. El atacante del PSV se fue esta vez de vacío, tras convertirse en el primer goleador en la historia de Países Bajos en cada partido de fase de grupo. En cualquier caso, le sacó un remate de valor gol a Weah bajo palos, justo antes del 2-1, y cuajó un gran segundo acto en zona más retrasada. Hoy fue más un generador de transiciones, que un finalizador. Al igual que su selección, despacito y por la sombra, ambos van haciendo camino al andar.

Ir al contenido