FiLUBXlXEAIsTqE
Mundial Catar 2022

Túnez amarga el debut de Dinamarca

Después de varios partidos algo insulsos pese a ver muchos goles, el Dinamarca – Túnez fue justo lo contrario. Un duelo de poco cartel, pero con bastante ritmo de juego, ambición por parte de ambos combinados e intenciones trabajadas desde la pizarra. A pesar de regalar espectáculo no hubo goles en su debut mundialista. Francia sale reforzada indirectamente de este duelo.

⚔️🇹🇳 Propuesta incómoda de Túnez

En un día donde será prácticamente imposible robarle los titulares a Arabia Saudí, tras dar la campanada ganando (1-2) a Argentina, Túnez salió sin complejos y también se reivindicó. Un bloque muy coral y disciplinado, que consiguió tapar bien los carriles interiores desde su bloque medio activo y estrecho para que los daneses no pudiesen mezclar en mediocampo. La energía inicial llegó a desnaturalizar a los dirigidos por Kasper HjulmandLo que sí le faltó al cuadro norteafricano fue amenaza en su transición ofensiva, porque, aunque escalonó bien su centro del campo y lo complementó con buenos desmarques, no tradujo esas combinaciones verticales en muchas ocasiones.

Jebali, hábil en la punta prestando apoyos para sus compañeros y trazando desmarques en profundidad, tuvo las dos más claras. Una llegó a besar la red, pero fue anulada por su posición antirreglamentaria, mientras que en la otra se topó con una magistral intervención de Schmeichel, sacando un mano a mano al filo del descanso. Destacaron las figuras de Msakni, mediapunta indetectable en zonas intermedias y habilidoso en conducción, Laidouni en modo todoterreno en la medular con y sin balón, o un concentradísimo Meriah para garantizar coberturas como central del medio. 

📈🇩🇰 Dinamarca, de menos a más

La que es considerada una de las grandes candidatas a selección revelación del Mundial no empezó con buen pie. Le tocó sufrir y agarrarse al balón parado para intimidar en el primer periodo a una Túnez muy bien plantada. Eriksen aclaró el panorama, aunque le costó entrar al partido, comenzando como centrocampista más ofensivo del 3-4-2-1, pero retrocediendo su posición tras la lesión de Delaney antes del descanso.

En la segunda mitad, con esta disposición y un rival menos entero físicamente, Jansen –ex del Celta de Vigo– entró para terminar de aclarar ataques como interior izquierdo lateralizado y potenciar la versión conductora de Mahele, carrilero de ese sector, a pierna cambiada. Hjulmand, con mejor banquillo, hizo crecer a los suyos desde el 4-2-3-1 al que mutó y Dinamarca acabó mejor. Pero se le resistió lo mas importante del fútbol, la definición. Cornelius sustituyó a un Dolberg inoperante a falta de media hora y perdonó en otro cabezazo a balón parado, prolongado por Christensen. La madera repelió la más clara de los escandinavos, que pinchan de forma inesperada y se complican el primer lugar del Grupo D. 

Ir al contenido