RFEF
Fútbol

La RFEF refuerza la protección a la infancia

El pasado lunes 6 de marzo se celebró un acto en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid) en el que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha querido trasladar a sus empleados las herramientas y líneas de actuación en relación con la protección a la infancia. En concreto, la sesión ha ido dirigida al personal que más contacto tiene con los jugadores y jugadoras menores de edad, que son aquellos encargados del fútbol formativo.

Elvira Andrés ha estado presente en el salón de actos José Villalonga, que ha sido testigo del compromiso de esta institución con la infancia. “El deporte juega un papel fundamental en la infancia y para nosotros, la Real Federación Española de Fútbol, es un deber proporcionar espacios seguros en el mismo”, ha comentado la vicepresidenta de la RFEF.

Andrés ha señalado que, desde hace años, la RFEF trabaja en materia de protección a la infancia, y ahora tiene entre sus objetivos plasmar en documentos y programas específicos, tanto las herramientas a emplear como lo relacionado con normativas y protocolos, tanto nacionales — el caso de la Ley Orgánica 8/2021 de 4 de junio, de protección integral a la infancia y adolescencia frente a la violencia— como internacionales, procedentes de UEFA y FIFA.

En el acto también ha estado presente Patricia González, de la asesoría jurídica de la RFEF, que ha comentado los aspectos más importantes que va a recoger ese programa de protección a la infancia. “Real Federación Española de Fútbol está concienciada para que las concentraciones de nuestras selecciones nacionales inferiores sean espacios seguros para los niños y niñas que acuden», ha añadido.

González ha indicado que la RFEF toma como una referencia fundamental la mencionada Ley Orgánica 8/2021; y que estructura su trabajo en la materia basándose en sus principios y preceptos. Los objetivos son proteger a los menores mediante una estructura organizativa fuerte; crear planes de formación sobre la materia; auspiciar políticas de sensibilización y concienciación; desarrollar un manual de buenas prácticas; y mantener la RFEF como un espacio protegido y seguro para los menores.

Ir al contenido