FC Barcelona V RCD Espanyol - La Liga
Supercopa de España

El Barça se atraganta en el derbi de Nochevieja ante un pobre Espanyol

Los pupilos de Xavi Hernández se tomarán hoy las uvas con sensación agridulce. Oportunidad perdida para terminar 2022 como únicos líderes —empatado a 38/45 puntos con el Real Madrid— y para ganar un derbi que parecían tener totalmente controlado hasta el minuto 70, cuando Joselu puso el 1-1 definitivo tras un penalti fortuito que cometió Marcos Alonso. De héroe a villano el lateral izquierdo, que hoy actuó como central, y que abrió la lata a los siete minutos de juego. Lo pudo ganar, aun así, el FC Barcelona en un tramo final bronco y polémico, que concluyó con Mateu Lahoz sacando cartulinas a diestro y siniestro. Álvaro Fernández sacó hasta seis disparos culés entre palos, dos de ellos en el minuto 100.

😕 Barça dominador, pero no resolutivo

En 4-3-3, con Frenkie de Jong atinado en la distribución como mediocentro, el FC Barcelona sustentó su dominio a través de una circulación de balón fluida, más movimientos en profundidad que de costumbre —especialmente destacado Gavi en esta faceta— y una presión en campo contrario que no solo le permitió recuperar el cuero en disposición de atacar, sino que cortocircuitó también al RCD Espanyol. Los visitantes no pudieron descansar con balón, salir cómodamente en corto, ni en largo hasta entrado el segundo acto. Joselu peleó todas como de costumbre, aunque le costó ganar los primeros duelos, que fue lo que acabó por cambiar el trámite del encuentro. Cuándo no. El 1-1 llegó tras una acción donde el delantero se revolvió a la perfección y provocó la pena máxima con la que él mismo igualaría la contienda.

No se le puede recriminar falta de generación de ocasiones al FC Barcelona, más allá del primer tramo de la segunda mitad, que sí fue conformista. El Barça encontró la forma de llegar al área rival con ventaja, donde realmente dejó a deber fue en la finalización de las mismas. Reseñable titularidad para Ansu Fati, que sigue lejos de su nivel y explosividad habitual, además de no tomar las mejores decisiones en campo contrario. Mejor estuvo Raphinha desde la derecha, principal creador de peligro y asistidor, que rematador. Pese al 1-1, los aficionados periquitos no se van con las mejores sensaciones tampoco: frágiles atrás, poco incómodos con su bloque medio e incapaces de dominar desde la tenencia, escasa, del balón.

😖 Transparente defensa del área del Espanyol

Con el FC Barcelona instalado en campo rival, los de Diego Martínez mostraron su fragilidad endémica a la hora de cerrar su área. Entre lo anteriormente expuesto y que concedió diez saques de esquina, el FC Barcelona encontró una vía de peligro permanente. Paradigmática la jugada del 1-0, donde Marcos Alonso abrió la lata después de tres cabezazos consecutivos en el área rival del conjunto azulgrana. Él mismo tuvo otra clarísima, Christensen amenazó en más de una ocasión y Lewandowski perdonó en varias jugadas que nacieron a través del centro lateral.

🟡🟡🔴🟡 Mateu Lahoz no se cortó un pelo

No ayudaron los jugadores, en lo que fue un partido tenso, bronco y con varias acciones polémicas, pero el colegiado valenciano fue demasiado protagonista. Mostró 15 cartulinas y expulsó a dos futbolistas que pudieron ser tres, en un lapso de tres minutos. Jordi Alba abrió la veda y vio dos amarillas en menos de cinco minutos por sus reiteradas protestas tras el penalti, Vinicius Souza igualó la contienda de expulsiones y, aunque Cabrera vio la roja directa en primera instancia, Lahoz rectificó, VAR mediante, hasta mantener al uruguayo en el campo. Fue clave Leandro en la resistencia final del Espanyol, que se alargó hasta el minuto 102. Mateu tendrá anécdota para contar hoy en el tramo entre la cena y las uvas.

Ir al contenido