Premier control Halaand
Opinión

Más y mejor control

Estaba siendo yo muy liberal en los últimos tiempos. Muy british. Pero los destinos del fútbol son siempre inesperados. Ahora resulta que el Gobierno de Su Majestad apuesta por más y mejor control de los clubes profesionales. Y lo hace desde una perspectiva pública, proponiendo la creación de una Autoridad o Regulador independiente. Y no me parece mal.

Personalmente, siempre he pensado que la patronal no debía controlar a los clubes. Es un juego que no me he acabado nunca de creer. Puede dar pie a trampas y enjuagues sin fin. Y esto es un axioma, con independencia de que, además, ese control sea ineficaz.

Hemos asistido y estamos asistiendo a escándalos evidentes que tienen mucho, bastante o algo que ver con ese descontrol económico del fútbol profesional. Un control arbitrario es peor que la inexistencia de control.

El White Paper o Libro Blanco publicado por el Gobierno británico tiene también objetivos políticos y no sólo económicos o financieros. Por supuesto. Eso es algo que se presupone de cualquier propuesta gubernamental en el Reino Unido, en España o en cualquier lugar del mundo. Pero eso no quita para que se trate de una iniciativa que nos debe hacer pensar.

Si existe un control económico —que debe existir— ha de ser serio, riguroso e independiente de los intereses de los controlados. Si no tiene esas características, mejor que no exista control y así no legitimaremos auténticos desmanes.

Prefiero una Autoridad independiente, antes que a LaLiga controlando a los clubes y sociedades anónimas deportivas, que son sus únicos miembros. Seguro que, como dicen habitualmente nuestros políticos, “la inmensa mayoría” de ustedes piensa igual que yo. Seguro que se fían del control económico de LaLiga más o menos como yo: o sea, entre poco y nada. Desde luego, no consiguieron enterarse de en qué gastaba el Barça cantidades muy relevantes de dinero. El Reus desapareció. ¿Y qué me dicen del Málaga?

Y, no lo olviden, eso que llaman “la Liga Impulso” (la operación CVC) es la puntilla. Si a algunos no les salva el Mundial de 2030, no les va a salvar nada.

Ir al contenido