Barcelona campeón ACB 2022/2023.
Baloncesto

Barrida, título de ACB, MVP y adiós: Mirotic corona al Barcelona en su despedida

El Barcelona sentenció 3-0 al Real Madrid en el WiZink Center (82-93) y se alzó con su vigésimo título de la ACB gracias a una exhibición de Jan Vesely (19 puntos), que masacró a los blancos desde el poste medio; la pizarra de Sarunas Jasikevicius, que anuló la zona de Chus Mateo y dominó la serie de principios a fin; y el liderazgo de Nikola Mirotic en su último baile como culé, que cerró su ciclo con el trofeo de campeón 2022/2023 y con el galardón de MVP… casualidades de la vida, en el templo merengue.

👑 Mirotic, de la puerta de atrás al olimpo culé

La noticia parecía marcar la final. La bomba había explotado y la casa azulgrana estaba en llamas: Nikola Mirotic, cabeza visible del proyecto culé, abandonaría el barco sin la ansiada Euroliga que la dirección deportiva blaugrana soñaba con levantar con su contratación. Los manecillas del reloj caían, el Real Madrid, pletórico, esperaba ansioso y el fuego, lejos de extinguirse, se regaba con bidones de gasolina. Faltaban escasas horas para el arranque del duelo por el campeonato y el ‘Niko’ confirmaba que saldría del Barça, previa ruptura de relaciones con el club.

Ni los mejores augurios hacían presagiar que el montenegrino, lejos de ahogarse en la polémica y la frustración, lideraría al Barcelona por última vez con su mejor baloncesto en meses. Mirotic, un campeón nato, herido, canalizó la rabia y volvió a brillar como antaño. Hurgó en las heridas de los suyos, que sintieron cada canasta como una despedida y no pudieron celebrarlas, sino sufrirlas, al mismo tiempo que desangró a su eterno rival —y a su par, pues Yabusele sigue sin encontrarle todavía—.

Mirotic redondeó su despedida azulgrana con 17,6 puntos; 5,6 rebotes y 2 asistencias frente a su archienemigo en las Finales de la ACB. Números de MVP que le correspondieron con el galardón. El ala-pívot condujo entre lágrimas a su Barça hasta un nuevo cetro liguero.

🧑‍🏫 Tavares, Musa o Yabusele caen en la trampa de ‘Saras’

Si fue Mirotic quien ametralló al Real Madrid, Jasikevicius puso las trincheras, provisionó a los suyos de armas, cascos y munición. ‘Saras’ siempre puso al Barça en ventaja. Su pizarra fue inalcanzable para Chus Mateo, siempre al rebufo del lituano. Planteó las situaciones para anular cada fortaleza de los blancos e indagar sin piedad en cada punto flaco de los madridistas.

Con cada sustitución de Mateo, que siempre se guardó una bala en la recámara para encender el choque, bien con Rudy y su hiperactividad, con la dirección del ‘Chacho’, con los puntos de Llull, la omnipresencia de Hezonja, la defensa de Causeur o la brega de Tavares, ‘Saras’ reaccionaba raudo para jamás permitir que el desarrollo del partido escapara del que había dibujado previamente.

Barcelona

Sarunas Jasikevicius celebra la victoria en el Palau Blaugrana.

Las fuerzas apenas se equipararon cuando el reloj corría sin pausa… las pocas ocasiones que ‘Saras’ lo permitió. Cuando el Barcelona se alejaba de la pizarra de Jasikevicius y las ideas quedaban algo lejanas, el Madrid amenazaba con resucitar por enésima vez a base de los chispazos y el talento individual del ‘Chacho’ y de Llull. Tiempo muerto y nueva vida para los culés. Como si se tratase de boxes, el Barça entraba al banquillo a cambiar neumáticos, pasaba por las manos de ‘Saras’ y, tras un estímulo revitalizador, volvían a pista con la convicción plena en su único objetivo: aplastar al Real Madrid. Porque a los blancos, para matarlos, hay que matarlos dos veces. Y el Barça, esta vez, los mató hasta tres.

Ir al contenido