Dallas
NBA

El verdadero problema de Dallas: más allá de Irving y Doncic

Kyrie Irving ha disputado sus primeros cuatro partidos como jugador de Dallas Mavericks. Varios duelos que dejan análisis muy interesantes y variados, pues ha ganado los dos que ha jugado solo y ha perdido los dos en los que formó junto a Luka Doncic. Las alarmas saltaron de inmediato, especialmente después de la posesión final frente a Minnesota Timberwolves, cuando ambos parecieron no estar de acuerdo en quién iba a lanzar. Las críticas no han tardado en caer sobre ambos, pero… ¿han sido ellos el problema?

💣 El traspaso de Kyrie Irving

El quid de la cuestión sobre Kyrie Irving en Dallas Mavericks va más allá de su encaje con Luka Doncic. La clave está en cómo quedó la plantilla después de dicho movimiento. Si Dallas ya adolecía de fondo de armario y jugadores competentes que acompañasen a Doncic, este trade acentuó más el desequilibrio. Los Mavs conseguían a una estrella de la liga, el mayor talento junto al que Doncic ha jugado jamás, pero en su defecto entregaron piezas importantes de la rotación.

Los Nets consiguieron a Spencer Dinwiddie y Dorian Finney-Smith, además de varias rondas. La baja de Dinwiddie se palía con Irving… sin embargo, la pérdida de Dorian Finney-Smith es muy difícil de sustituir. Dallas es un equipo flojo en defensa, con players que no destacan en dicho plano. Finney-Smith, que además es íntimo de Luka, era el mejor defensor con el que contaban los Mavericks. Su marcha agrava un problema ya existente.

🪑 Wood, el banquillo y la defensa

Con el desembarco de Irving en Texas, Christian Wood ha regresado al banquillo y sus minutos han disminuido considerablemente. Con esta medida, Jason Kidd ha vuelto a obcecarse en que Wood no es un gran defensor, sí un buen anotador desde el banquillo. En los primeros partidos, sin Doncic, y con un quinteto que ayudaba a disimular las lagunas defensivas de Kyrie, esta apuesta funcionó. No obstante, con ambos juntos y el pívot todavía en el banco, todo lo que rodeaba a la dupla fue nefasto. Recuperar a Wood en el quinteto para tener una tercera rama ofensiva les ayudaría mucho.

En los dos partidos con Luka y Kyrie, Dallas permitió 133 puntos a Sacramento Kings y 124 a Minnesota Timberwolves. Ambos destrozaron a los Mavs en la pintura, donde les anotaron con un 82% de acierto. Los Kings les enchufaron 74 tantos dentro de la zona y los Wolves, 66. Wood no estuvo bien, pero tampoco Dwight Powell ni JaVale McGee, que además aportaron poco en ataque.

😈 La dupla que asustará a la NBA

No hace falta profundizar mucho para caer en la cuenta de que dos partidos no sirven para sacar conclusiones. Tanto para lo malo como para lo bueno. Las dos derrotas han precipitado las críticas. Pese a ello, Irving y Doncic dejaron sensaciones fantásticas juntos… y separados. Porque uno de los dos siempre estuvo en pista. Una situación inédita para los Mavericks, que ahora podrán tener disponible a una de sus estrellas para resolver cualquier momento complicado que se presente sin depender exclusivamente de Luka.

Doncic e Irving son dos de los mejores jugadores de la NBA a la hora de anotar después de crearse sus propios tiros. Y pese a que muchos piensen en el típico «necesitan dos balones para jugar» o se anclen en la jugada final ante Minnesota, la realidad de esta pareja aguarda mucho más. El primer partido ante Sacramento fue un back to back y el primer choque del esloveno tras su lesión. Frente a Minnesota, Irving anotó 26 puntos en el último cuarto y estuvieron cerca de remontar el partido, algo que sin el ex de los Nets hubiese sido impensable.

Lo único que necesitan es tiempo para conocerse. Kyrie sabe lo que es jugar con players como Luka y la visión de juego de Doncic le llevará a encontrar liberado a Irving. Situaciones que con el tiempo les convertirán en una dupla letal. Dallas ya se está moviendo en el mercado de agentes libres, incorporando a un especialista en defensa como Justin Holiday. Si consiguen sumar defensores y fondo de armario, Kyrie Irving y Luka Doncic harán mucho ruido en el playoff.

Ir al contenido