Santi Aldama - Mate
NBA

¿Debía Santi Aldama ser Rising Star?

Santi Aldama se ha quedado fuera de los seleccionados para el Rising Star Challenge. El español no estará en la fiesta que tendrá lugar en el Vivint Arena. Salt Lake City acogerá este 2023 un All-Star que los aficionados —y ojeadores— de la NBA seguirán con muchísimas ganas. Más concretamente el viernes, día perfecto para conocer a las jóvenes promesas que dominarán la liga en el futuro. En este escenario brillaron en su momento Kyrie Irving, Paul George o Joel Embiid. Además, este año, Pau Gasol ocupará el banquillo como entrenador invitado. Por eso, la no-presencia del ala-pívot canario, duele todavía más.

🤦‍♂️ El nuevo formato le perjudica

El Rising Star Challenge ha cambiado de formato a lo largo de los años. La última modificación de hace un par de temporadas incluye unos cupos para jugadores de la G-League. También el partido pasa a ser un torneo entre cuatro equipos liderados por leyendas de la NBA. Dejando de lado a los rookies —Aldama es de segundo año—, entre los sophomores encontramos jugadores de mucho nivel: Scottie Barnes, Evan Mobley, Franz Wagner, Alperen Sengun, Josh Giddey o Jalen Green son piezas muy importantes en sus equipos.

Algunos de ellos, como Mobley, Barnes, Sengun o Wagner, son interiores. Esto quiere decir que compiten por las mismas plazas a las que aspiraba Santi Aldama y que terminaron ocupando. Trey Murphy III, Bones Hyland, José Alvarado o Quentin Grimes registran números similares, incluso menores, que los de Aldama. Pero al ser considerados exteriores no rivalizan con él. Por lo tanto, el canario ha salido verdadera —e injustamente— perjudicado en los cupos de la G-League. Siete plazas entre las que, sin duda, tendría que haber estado el de Memphis.

📈 Evolución constante

Elegido o no, Santi Aldama no para de crecer. Tanto en minutos, como en importancia dentro de la rotación de Memphis Grizzlies. Pasó la pasada campaña, su primera en la NBA, a caballo entre la G-League y la mejor liga del planeta. Este año, ya como miembro de la franquicia de Tennessee, Taylor Jenkins ha confiado en él. Poco a poco, eso sí, porque comenzó con pocos minutos. Después, aprovechó las lesiones de varios compañeros para hacerse un hueco y convertirse en una pieza fundamental desde el banquillo.

Aldama ha disputado 17 encuentros como titular. Está jugando la nada desdeñable media de 22 minutos por noche, con 9,3 puntos y 4,7 rebotes. Este protagonismo no responde a la necesidad de un equipo en apuros, sin recursos y desesperado. Al contrario, ya que Memphis está en segunda posición en la Conferencia Oeste y lucha por el liderato noche tras noche. Tras enterarse de que no sería Rising Star, Aldama dejó su mejor actuación de la temporada con un doble-doble (21 puntos, con un 4/7 en triples y 10 rebotes) que demuestra que podría estar en la gran noche.

Ir al contenido