Zion Williamson
NBA

El incierto futuro de Zion Williamson en la NBA

Zion Williamson, estrella de los New Orleans Pelicans, no ha pisado un parqué desde el 2 de enero de 2023 debido a una lesión en el tendón de la corva. Su equipo anunció que se perderá casi todo lo que resta de temporada regular. Ante esta situación y en vista de la clasificación… surge una duda: ¿volverá a jugar esta curso?

Su lesión es de difícil recuperación. Sin su ayuda, los Pelicans tienen complicado aguantar en la carrera por el playoff. Incluso aunque finalicen en puestos de play-in, tal como se encuentran hoy poy hoy, progresar en la postemporada parece una idea remota. Esta campaña, Zion se ha perdido más partidos de los que ha disputado. Se antoja difícil afirmar que podrá alcanzar un estado de forma óptimo y logrará sacar su máximo potencial.

Zion Williamson

🐂 Zion Williamson sano es imparable

Zion Williamson es una fuerza de la naturaleza. Uno de los físicos más dominantes en la NBA desde Shaquille O’Neal. Un jugador inabarcable, con muchos kilos, pero al mismo tiempo ágil e incluso rápido. Con un gran manejo de balón, buena visión de juego y con muñeca para anotar desde lejos. Su enorme cuerpo y su explosividad componen una de las combinaciones más letales de la liga. Pocas veces se vio a alguien como él en la historia. En su etapa universitaria, Zion arrasó como un ciclón y se ganó ser indiscutiblemente el número 1 del draft en 2019.

Siempre que Williamson consiguió estar sano, lideró a los Pelicans y sometió a sus rivales. Sin ir más lejos, esta campaña, antes de lesionarse, jugó al mejor nivel de su carrera deportiva. Con 26 puntos, 7 rebotes y 4,6 asistencias por noche, lo que le llevó a ser All-Star por segunda vez en su vida. Además, con Zion a ese nivel, la franquicia de New Orleans estuvo en lo más alto de la Conferencia Oeste.

Los Pelicans tienen marca de 5-17 en los últimos 22 duelos y apenas se aferran al décimo puesto en el Oeste. Brandon Ingram y CJ McCollum tendrán que jugar como estrellas para tener una oportunidad y es algo que sin Williamson no han podido hacer con regularidad.

🤕 Apenas 100 partidos en cuatro años

De inicio, Zion Williamson ya entró mal en la NBA. Aterrizó en los Pelicans en 2019… pero una lesión le impidió debutar hasta 2020. Ante los Spurs, se inició con 22 puntos, 3 asistencias y 7 rebotes en 18 minutos en cancha, además de un 4/4 en triples, lo que lo convirtió en el primer jugador de la historia de la liga en debutar con 4 triples anotados en 4 intentos.

En su primer curso se perdió 58 encuentros; es decir, tan solo jugó 24. Su segunda campaña es, de momento, la de mayor regularidad. Participó en 61 de los 82 enfrentamientos y firmó 27 puntos, 7,2 capturas y 3,7 pases de canasta, que supusieron su primer All-Star. Todo acabó con una lesión en el pie que le llevó al quirófano. Página en blanco para la temporada 2021/2022.

Sin cumplir los 23 años todavía, Zion Williamson promedia 25,8 puntos, aunque solo juega 28,5 partidos por campaña. Participó nada más en 114 de los 328 posibles en cuatro cursos. Tiene mejor porcentaje de acierto en el tiro (60,5%) que de choques comenzados (50.4%).

Su extensión de contrato comenzará en el verano de 2023 y New Orleans deberá pagarle 193 millones de dólares. Evidentemente, los Pelicans impusieron una cláusula en referencia al control de su peso y la grasa corporal que anularía el dinero garantizado en caso de superar los límites.

Zion es increíble. Una de las armas más impresionantes del baloncesto actual. Sin embargo, si no consigue mantenerse sano, los Pelicans no podrán contar con él y la NBA se perderá uno de los mayores fenómenos del futuro.

Ir al contenido