Franco Martínez - Árbitro - Fútbol - Sala Var
Sala VAR

Fallece Franco Martínez, el ‘responsable’ de que los árbitros usen dos apellidos

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) confirmó el fallecimiento de Ángel Franco Martínez a los 86 años. El árbitro murciano dirigió en Primera división durante 17 temporadas, desde 1969 hasta 1986. Franco Martínez pasó a la historia por ser la persona debido a la que a los colegiados se les conoce por sus dos apellidos. Su apellido coincidía con el del dictador Francisco Franco, por lo que los comentarios dirigidos a su figura se podían confundir.

Los periódicos titulaban en ocasiones con «Franco es muy malo», «Franco se cargó el partido», «Todos culpan a Franco»… publicaciones que molestaron sobremanera al dictador. Como es habitual en los campos de fútbol, los aficionados también aprovechaban para criticar y además para atizar de forma reservada al dictador.

Franco Martínez

Ángel Franco Martínez, durante un partido del Mundial de Argentina de 1978.

Franco Martínez y la historia de los dos apellidos en el arbitraje

Francisco Franco, ante esta situación, obligó a que se designase a los árbitros con dos apellidos para que los comentarios inoportunos no pudieran confundirse con él. Esta tradición, que se mantiene hasta la actualidad, es la forma en la que se denominan a los árbitros en España. Esto no es propio del resto de ligas europeas, en las que se identifica a los colegiados por su nombre y su primer apellido. Ángel Franco Martínez ocupó el cargo de Vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) de la Real Federación Española de fútbol hasta 2018 y era uno de los investigados en el ‘Caso Negreira’.

El colegiado también fue designado para dirigir tres finales de Copa del Rey en 1978, 1980 y 1984. El murciano fue internacional durante 15 años de su carrera en los que arbitró en muchas ocasiones en la Copa de Europa, actual Champions League. Entre sus logros más importantes destacan arbitrar tres partidos en la Copa del Mundo sub-20 de 1977. Aunque, sin ninguna duda, su hito más relevante llegó durante el Mundial de Argentina 1978 en el que pitó dos partidos.

Ir al contenido