Cudillero villa marinera Asturias
Turismo

El pueblo más bonito de España está en Asturias, según ‘The Atlas’

Quien haya estado ya tiene mil excusas para volver. Su gastronomía, sus gentes, sus plazas, sus terrazas, sus playas, sus vistas. Asturias y todo el norte de España es un lugar que siempre merece una visita en cualquier época del año. Un paraíso que nos engancha, además, por su calidad de vida, su patrimonio artístico, natural y vital: una bella puesta de sol, un mirador espectacular…

Aquí están parte de los mejores rincones para disfrutar de todo y de una forma extraordinaria. Tanto, que ha sido el portal de viajes de The Atlas el que ha elegido un lugar en Asturias como el más bonito (y con diferencia) de todos los pueblos de España. Hablamos de Cudillero, una villa marinera que desprende belleza por cada paso.

Cudillero, en Asturias, una villa marinera

Cudillero, que se encuentra a poco más de 60 kilómetros de la ciudad Oviedo, está caracterizado por su belleza y la invisibilidad. En este sentido, y a pesar de que puedan parecer dos términos contradictorios, lo cierto es que ambos conceptos apuntan directamente a la esencia de este municipio.

Así, de entre todas las villas marineras que hay en Asturias, Cudillero es la única que no se ve desde la tierra ni desde el mar. En este sentido, este emplazamiento se esconde en un recodo natural cobijado entre las laderas de altas colinas. Las aguas del cantábrico humedecen sus tierras, mientras que las coloridas casas que conforman el pueblo se reflejan entre sus aguas. Es en este encuadre de donde surge una de las postales más bellas del Principado de Asturias.

Una explosión multicolor por sus casitas tradicionales

Una villa marinera que, con el paso de los años y el aumento del turismo, no ha perdido ni pizca de encanto. Lo primero que salta a la vista en este lugar de Asturias es su explosión multicolor de las casitas tradicionales.

Así como con el verde intenso de la vegetación que lo rodea. Situado en la costa occidental asturiana, es uno de los pueblos más pequeños que repasaremos en esta lista del norte de España.

De hecho, es fácil recorrerlo en unas horas al completo, pero su gusto hará que te quedes por mucho más tiempo. Lo mejor de Cudillero es la Ruta de los miradores, donde descubriremos el subir y bajar cuestas y un montón de callejuelas.

Cudillero Asturias

Así, este pueblo de Asturias catalogado como el más bonito de todos de España presume de sus tradiciones pesqueras, de un puerto digno de un Óscar (allí se rodó Volver a empezar de José Luis Garci) y del Versalles asturiano, apodo con el que se conoce el Palacio la Quinta de Selgas del siglo XIX que da la bienvenida al visitante que entra por el interior.

Declarado como Conjunto Histórico Artístico, al mismo lo podemos dividir en dos zonas. Por un lado está la zona de los pixuetos, con casas en la ladera de la montaña habitadas por los pescadores de la zona. Por otro, la zona de los caízos, que abarca la calle principal que da acceso al resto del pueblo y donde se encuentra la zona de oficios y comercios.

Deporte y gastronomía

Como tal, este rincón mágico de Asturias tiene mucho para los que buscan algo de aventura, especialmente del lado de la montaña y sus aguas. Estas se dan, por ejemplo, con sus rutas, tanto de bici como andante.

Una de ellas es la ruta de corta distancia para contemplar y disfrutar la belleza cultural que tienen las localidades de Cudillero y El Pito, para finalizar la ruta en uno de los miradores en los que poder disfrutar del Anfiteatro de Cudillero,

También podemos subir hasta el Pico San Roque, del que sabemos que será uno de tus sitios favoritos. Allí encontraremos una explanada verde, rodeada de árboles y montañas, donde la pequeña capilla dedicada a San Roque y un hórreo que hay en su entorno, se asoman a la costa asturiana.

En cuanto a su gastronomía, podemos decir que este es un lugar donde podremos degustar la comida típica del Principado. Aquí se encuentra la elaboración de tapas, platos a base de pescado y marisco fresco y ricos embutidos ibéricos. Los platos más demandados suelen ser las rabas de potera o el cachopo de ternera, los chipirones rellenos en su tinta y las croquetas de jamón y cecina.

Pero no es lo único especial que tiene esta villa pixueta: la merluza de pinchos, las alubias y la huerta hacen que la gente pida callos, fabada o cebollas rellenas, una delicia diferente. Para el postre, siempre podemos saborear el mejor arroz con leche más tradicional del concejo de Cudillero.

Ir al contenido