prádena segovia
Turismo

El pueblo rocoso de Segovia con una cueva de 3.600 metros

Roca, agua y mucha tenacidad: los territorios que se hallan en lugares trogloditas que salpican el territorio español son la excusa perfecta para planificar una escapada y admirar su entorno, tan espectacular como salvaje. Son muchos los pueblos de España que tienen como gran atractivo una cueva. Uno de estos impresionantes rincones está situado en la provincia de Segovia, en las faldas de la sierra de Somosierra.

El pueblo de Albacete con un castillo árabe y un anochecer único

Hablamos de Prádena, un pueblo que han visitado, entre otros, Koke Resurrección e Isco Alarcón. En su término municipal encontramos abundantes bosques de robles y sabinas. Además, cuenta con una de las manchas forestales de acebo más importantes del Sistema Central, el famoso Acebal de Prádena, que cuenta con un centro de visitantes.

Prádena, en Segovia, a apenas una hora de Madrid

Prádena es, sin duda, uno de los pueblos más bonitos de Segovia. Se sitúa a menos de 50 kilómetros al noreste de su capital, en los límites con la Comunidad de Madrid, rodeado de vegetación. Junto a su cueva, la de los Enebralejos, este rincón también tiene como su monumento más importante la iglesia de San Martín de Tours, un templo del siglo XVIII de estilo neoclásico con un interesante interior.

Prádena Segovia cueva

La citada cueva se sitúa a apenas un kilómetro del centro del pueblo (Prádena, Segovia). Sus casi cuatro kilómetros de longitud fueron descubiertos por casualidad a principios de los años 30 y esconden importantes vestigios prehistóricos, como grabados y pinturas rupestres del año 2560 a.C., a unos trece metros de profundidad.

Sus salas están adornadas por diferentes formaciones rocosas y el estudio de la cueva ha concluido que fue una acrópolis de principios de la Edad de Bronce, gracias a piezas de cerámica y otros utensilios hallados. Aunque no toda la cueva es visitable, sí hay un sector acondicionado para el turismo.

La cueva de los Enebralejos

Como tal, esta cueva de Los Enebralejos ubicada en Segovia es una formación de origen Kárstico, fruto de la erosión del agua sobre la piedra caliza. El paso del tiempo y la gente han bautizado todos los rincones de la cueva, de manera que cada una de las galerías, cada una de las formaciones que aparecen en cada recodo del camino, lleva un nombre revelador.

Cueva de los enebralejos segovia prádena

Si nos adentramos para visitar esta cueva de 3.600 metros, lo que se ve en Los Enebralejos es lo mismo que veían hace miles de años los seres humanos que utilizaban este lugar como enterramiento para sus seres queridos. Se han descubierto más de 100 tumbas, donde también han aparecido numerosos objetos de la vida cotidiana de aquellos hombres primitivos, y vestigios de piezas cerámicas, puntas de flecha, utensilios domésticos, punzones…

Como exponen en la página web de la cavidad ubicada en Segovia, la visita tiene un precio general de 8,50 euros, dura 45 minutos y se realiza en grupos de 15 a 25 personas, que se forman por orden de llegada, acompañadas siempre por guías especializados. Se recomienda ropa de abrigo ya que la cueva mantiene una temperatura de entre 14 y 16 ºC.

Ir al contenido