Claves dormir
Espacio salud

La guía del descanso nocturno de calidad: 5 consejos vitales para dormir mejor

El mundo actual nos empuja a un ritmo vertiginoso, pero el sueño es una pieza crucial para nuestra salud y bienestar. ¿Quién no anhela un descanso nocturno que recargue cuerpo y mente? Con este propósito, desde Legal Sport hemos elaborado una guía básica de cinco consejos prácticos para dormir mejor y optimizar al máximo la calidad del sueño:

1. La rutina, principal aliada para dormir bien

Una rutina de sueño constante es el pilar de un descanso reparador. Mantén horarios regulares para acostarte y despertarte, incluso los fines de semana. Así, ayudarás a sincronizar tu reloj interno, ese ritmo circadiano que tanto influye en tu descanso.

Matthew Walker, autor de Por qué dormimos, subraya la importancia de preparar el terreno antes de dormir. ¿Cómo? Con actividades relajantes como leer, darte un baño o practicar ejercicios de respiración. Estos hábitos señalan a tu cuerpo que es hora de desconectar y descansar.

La enfermedad que puedes sufrir si duermes menos de cinco horas

2. Tu entorno, clave para un descanso óptimo

El lugar donde duermes puede hacer una gran diferencia en la calidad de tu sueño. Asegúrate de que tu habitación esté fresca, oscura y tranquila. La oscuridad estimula la producción de melatonina, la hormona del sueño, y un ambiente silencioso y fresco favorece un sueño más profundo.

Apuesta por cortinas opacas, tapones para los oídos o una máquina de ruido blanco para bloquear perturbaciones sonoras. Y no subestimes la importancia de un buen colchón y una cama cómoda para garantizar un sueño reparador.

dormir

3. Limita la tecnología antes de ir a la cama

El contacto con dispositivos electrónicos antes de dormir puede ser perjudicial para tu sueño. La luz azul que emiten estos dispositivos puede interrumpir tu capacidad natural para conciliar el sueño al suprimir la producción de melatonina.

Expertos como Walker aconsejan limitar el uso de dispositivos electrónicos al menos una hora antes de acostarte. Crea una «hora tranquila» para actividades relajantes y evita la pantalla para preparar a tu cuerpo para el sueño.

4. Café y alcohol, ¿consumo moderado?

La cafeína y el alcohol pueden ser enemigos del sueño reparador. La cafeína, presente en café, té y refrescos, puede obstaculizar tu descanso si se consume demasiado cerca de la hora de dormir. Por otro lado, el alcohol puede alterar tus patrones normales de sueño.

La revolución de Café de Finca: la ‘start-up’ cafetera que triunfa entre los deportistas

Para mejorar tu descanso, limita la cafeína durante la tarde y evita el exceso de alcohol antes de acostarte. ¿Alternativas? Tés relajantes o leche tibia pueden ayudarte a relajarte antes de dormir.

5. Vida en movimiento y dieta equilibrada

El ejercicio regular contribuye enormemente a un sueño de calidad, pero evita hacer ejercicios vigorosos justo antes de acostarte, ya que podrían activar en lugar de relajar tu cuerpo.

Además, una dieta equilibrada puede influir en tu sueño. Evita comidas copiosas antes de dormir y considera incluir alimentos ricos en triptófano, como plátanos o productos lácteos, que fomentan la producción de melatonina y serotonina, hormonas ligadas al sueño.

En resumen, integrar estos hábitos en tu día a día puede marcar una gran diferencia en la calidad de tu descanso nocturno y, por ende, en tu bienestar general. Incorpora estos consejos poco a poco y date la oportunidad de experimentar el cambio que un buen descanso puede brindarte.

Ir al contenido