huelga
Espacio salud

El Proyecto de Salud Femenina de la FIFA velará por el bienestar de las jugadoras

La FIFA ha anunciado a través de su página web la creación de un programa que divulgará información y ofrecerá recursos a los grupos de interés del fútbol para apoyar, formar y preparar de mejor manera a las jugadoras. La formación es uno de los aspectos clave de la Estrategia de Fútbol Femenino de la FIFA, tal y como señala la Dra. Georgie Bruinvels, experta de la FIFA que trabaja en Orreco y ponente en la Convención de Fútbol Femenino en Sídney. Para la investigadora, es imprescindible que nos centremos en la ciencia del deporte femenino a fin de acelerar el crecimiento del fútbol y proteger a las jugadoras.

La Dra. Bruinvels apunta que solo el 6 % de la investigación deportiva se centra exclusivamente en las mujeres. «No cabe duda de que centrar la investigación en las mujeres es caro y complicado, por lo que a menudo seguimos lo que se ha hecho hasta ahora y nos basamos en los hombres, como si ambos sexos fuesen equiparables. Sin embargo, sabemos que las mujeres no son simplemente hombres con órganos reproductivos femeninos y necesitamos un entendimiento más profundo de su anatomía y fisiología para brindarles un apoyo mejor».

Las becas universitarias en Estados Unidos… ¿una opción viable para vivir del fútbol femenino?

🦿 El ligamento cruzado delata la necesidad de diferenciar entre hombres y mujeres

Son numerosos los casos de jugadores que no pudieron disputar el Mundial femenino de 2023, a causa de las lesiones en el ligamento cruzado anterior. Es la lesión que mejor visibiliza las diferencias entre el fútbol masculino y femenino. La Dra. Bruinvels comenta que no existe una sola explicación para el aumento de este tipo de lesiones en el fútbol femenino.

La lesión del ligamento cruzado anterior (1): características y factores de riesgo

«Hoy por hoy, muchos se decantan por decir que ‘las mujeres son más propensas a este tipo de lesiones, por esta u otra causa’, pero no es tan sencillo. Hay que tener en cuenta muchos posibles factores de riesgo, como la calidad del terreno de juego, las cargas de entrenamiento, las botas de fútbol, o incluso la ropa. Los cambios hormonales son otro posible factor de riesgo, especialmente porque pueden cambiar muy rápido en muy poco tiempo», señala la doctora.

🤰 El ciclo menstrual o los embarazos, otro condicionante

La experta de la FIFA apunta que se necesita más apoyo e investigación en la salud femenina y que, a través del Proyecto de Salud Femenina de la FIFA, «se informará sobre varios aspectos a tener en cuenta cuando se entrena o apoya a las mujeres, ya sea en el ámbito de la fisiología, la psicología, la nutrición, la recuperación, el sueño, el periodo previo y posterior al parto o la menopausia. Hemos incluido información sobre estas cuestiones, pero también facilitamos ejemplos prácticos: ¿Cómo podemos apoyar a las futbolistas en su ciclo menstrual? ¿Cuáles son los fundamentos de la nutrición?».

La metodología de España, sinónimo de éxito en el fútbol femenino mundial

📢 Para la FIFA es importante concienciar

En el artículo, se alude a la importancia de la divulgación por parte de los actores futbolísticos que puedan servir como un altavoz mediático: «También ahondamos en las infraestructuras que se necesitan para llevarlo todo a cabo. Debemos recordar que no todas las federaciones miembro tienen un presupuesto para ello, por lo que debemos empoderar a entrenadores, profesionales, jugadoras, padres y madres. Es decir, a todos los grupos de interés, para que transmitan los conocimientos poco a poco».

«Sigo pensando que todavía no conocemos el verdadero potencial de las mujeres. Si conseguimos cambiar nuestra manera de trabajar, abriremos la puerta a un sinfín de posibilidades. Es un momento emocionante para las mujeres y las niñas en el fútbol. Debemos pensar en crear una infraestructura en torno al fútbol para las deportistas a fin de reducir el riesgo de lesiones de manera general, así como llevar a cabo estudios a nivel interno. No tenemos que dejar de preguntarnos: ¿Qué podemos hacer para apoyar más a las mujeres», concluye la Dra. Bruinvels.

Ir al contenido