Cesc Fabregas.
Fútbol

Cesc Fàbregas, el centrocampista que todo niño quiso ser

Cesc Fàbregas fue un adelantado. Un futbolista que llegó muy pronto a la élite… y que se supo mantener. Aunque no era el más alto, el más rápido ni el más fuerte, su inteligencia y visión de juego le hicieron triunfar en el mundo del balompié. Tenía una sensibilidad y relación especial con el balón. El niño de Arenys de Mar cumplió su sueño. Además, lo hizo con un protagonismo directo. Nunca se escondió.

Barcelona, Arsenal, Chelsea, Mónaco y Como han sido sus clubes. Con la Selección española, fue uno de los máximos exponentes de la mejor generación. A sus 36 años y tras 21 de profesional, Cesc ha anunciado su retirada. Pasará a dirigir al filial y al juvenil del Como, club del que es accionista. Ahora empieza otra etapa en la vida del catalán.

🛩️ Un Erasmus a Londres para triunfar en el club de su vida

Cesc fue un futbolista tocado por la varita. Desde muy pequeño destacó por encima de los demás. Eso le hizo llegar al club de sus amores: el Barcelona. Compartió equipo con Leo Messi y con Gerard Piqué en las categorías inferiores del Barça, en la que fue denominada como la generación del 87. Posteriormente, tuvo que tomar una de las decisiones más difíciles: partir hacia Londres para dar un paso hacia adelante en su carrera, o seguir en el Barça e intentar ganarse una oportunidad. El centrocampista, con 16 años, decidió firmar por el Arsenal.

Debutó en la temporada 2004/2005 tras una lesión de Patrick Vieira e impresionó desde el primer momento. Sin tener la mayoría de edad. Pero su inteligencia lo situaba por encima del resto. Sabía interpretar y leer el ritmo de los partidos como nadie y tenía un don para estar siempre bien colocado y tomar la mejor decisión en el momento preciso. Eso no se entrena; se tiene.

En total, con los gunners disputó 303 partidos, en los que marcó 57 tantos y repartió 95 asistencias. Su aportación fue tal que acabó como capitán del equipo. Ganó dos Community Shield (2004 y 2005) y una FA Cup (2005). Perdió la final de la Champions League de 2006 ante el Barcelona.

🥳 Uno de los máximos exponentes de ‘La Roja’

Fàbregas fue un jugador trascendental en los éxitos de España entre 2008 y 2012. Con 19 años, Luis Aragonés lo llamó para el Mundial de 2006 de Alemania y, a partir de entonces, no faltó a ninguna cita hasta 2016. En Austria y Suiza, el torneo que cambió la historia de España, fue determinante en la tanda de penaltis ante Italia en los cuartos de final.

Eurocopa 2008: 15 años de Viena y el gol que cambió el legado de España

En el Mundial de 2010 fue el asistente para que Andrés Iniesta marcara el gol del triunfo en la final ante Países Bajos, mientras que en 2012 volvió a cerrar la tanda de penaltis contra Portugal para alcanzar la final y revalidar la Eurocopa. Jugó un total de 110 partidos con España, en los que marcó 15 goles.

Además, con Vicente del Bosque, jugó muchos partidos de falso ‘9’, posición que también ha ocupado en sus clubes. Pese a no ser un delantero, el peligro que tenía para atraer y dar el último pase a los jugadores que entraban de segunda línea le hacía ser un futbolista peligroso en esa zona.

👉 El regreso del hijo pródigo

El 15 de agosto de 2011 se hizo oficial su vuelta al Barcelona de la mano de Pep Guardiola. Regresó al Camp Nou ocho años después como un jugador más maduro y preparado para tener un peso importante en el equipo. En el club azulgrana estuvo bajo las órdenes de Guardiola, Tito Vilanova, Jordi Roura y el ‘Tata’ Martino. Ganó la Supercopa de Europa (2011/2012), la Copa del Rey (2011/2012), dos veces la Supercopa de España (2011/2012 y 2013/2014), el Mundial de Clubes (2012) y la liga (2012/2013).

Cesc Fàbregas - Leo Messi

Cesc Fàbregas celebra un gol junto a Leo Messi.

Vistió la camiseta del Barça en 151 ocasiones. Marcó 42 tantos y repartió 50 asistencias. De su paso por el Camp Nou le queda una amistad inseparable con Leo Messi. También el hecho de haber jugado en el club de sus sueños.

😌 Broche para el final de su carrera

En 2014 regresó a Londres, pero para defender el escudo del Chelsea tres temporadas y media. Estuvo bajo las órdenes de José Mourinho. Ganó dos Premier League (2015 y 2019), una Carabao Cup (2015) y una Europa League (2018/2019). Empezó como un jugador trascendental en el conjunto blue, pero fue perdiendo protagonismo. Sin embargo, disputó 198 partidos, en los que dejó 22 tantos y 58 asistencias. Es el español que mejor ha entendido el fútbol inglés.

Tras eso, salió en el mercado de invierno de 2019 al Mónaco. Su desempeño ya no fue tan brillante, aunque dejó cuatro goles y nueve asistencias en 68 partidos. Ya en 2022 sorprendió con su salida al Como de la Serie B como jugador y accionista del club. Pese a esto, las lesiones le han apartado de poder rendir a un buen nivel y con regularidad. Solo ha podido disputar 17 partidos en el club italiano, con dos asistencias.

Cesc Fàbregas - Como

Cesc Fàbregas en uno de sus últimos partidos con el Como italiano.

Esta última temporada ha sido decisiva para la decisión final. Ahora pasará a ser el entrenador del filial y del juvenil del Como. Algo que tenía que suceder. Desde fuera, su trabajo será trasladar a los jugadores la manera de romper a las defensas rivales. Algo que hacía a la perfección dentro del terreno de juego. En toda su carrera, marcó 125 goles y repartió 217 asistencias. Queda claro cómo jugaba Cesc Fàbregas, el niño que pudo hacer realidad su sueño.

Ir al contenido