Fútbol internacional

¿Qué fue de… Maxime Lestienne, la frustrada promesa belga que ahora juega en Singapur?

Muchos recordarán todavía la irrupción de Maxime Lestienne en la Jupiler Pro League belga y la Eredivisie neerlandesa. Hace una década de aquello y se puede decir que la mayoría de tweets sobre el futbolista no han envejecido del todo bien. Iba para estrella mundial, pero se torció por el camino tras un par de altercados. Ahora, a sus 31 años, hasta el ojeador más romántico le tiene perdido de su radar, aunque la realidad es que se ha propuesto el reto de pulverizar todos los récords goleadores en la primera división de Singapur.

💎 Una promesa rebelde dentro y fuera del campo

La explosión de Maxime Lestienne se produjo en la temporada 2012/2013, cuando tenía 20 años y militaba en las filas del Brujas, que le reclutó de la cantera del Excelsior Mouscroun. Esa temporada marcó 17 goles en 30 partidos de liga, además de jugar Champions y Europa League, lo que atrajo aún más reflectores hacia la sensación del fútbol belga. Un extremo o delantero centro zurdo, descarado, incisivo, rápido al espacio y con gran disparo desde la frontal. Tenía demasiada habilidad y toques de genio como para pensar en que no fuera a hacer carrera en la élite. A esa edad recibió su primera llamada con la selección absoluta. Lo hizo tras pasar por prácticamente por todas las inferiores, en las que coincidió con Thorgan Hazard, Thomas Meunier, Dennis Praet o Koen Caseels, entre otros ilustres. Lo que no sabía es que esa también sería su última convocatoria.

Maxime Lestienne

Los tres finalistas al MVP del año en Bélgica 2013 fueron Maxime Lestienne, Silvio Proto y Thorgan Hazard.

Es más, no llegó ni siquiera a debutar con la absoluta y, cuando regresó meses después a la dinámica de la sub-21, tampoco resultó ser el jugador más ejemplar del grupo: fue expulsado en mitad de la ventana internacional… pues los rumores apuntaron a que contrató a una prostituta en el hotel de concentración y la respuesta de la Federación Belga de Fútbol llegó en forma de sanción. Seis meses sin jugar, que fueron ya prácticamente definitivos.

Aun así, su calidad y determinación le mantuvieron en la élite en el ámbito de clubes. Fichó por el PSV Eindhoven para cubrir el vacío que dejó Memphis Depay en 2015, tras un efímero paso por el Al-Arabi catarí y el Genoa italiano, que no parecían los pasos más lógicos por aquel entonces. En Champions volvió a sobresalir y terminó la fase de grupos con dos goles y dos asistencias en cuatro partidos.

 

Lo que tampoco podíamos imaginar es que aquella fuese, con 23 primaveras, su despedida de la máxima competición continental. La prematura muerte de sus dos padres derivó en importantes problemas personales y ahí fue cuando su carrera cayó empicado. Para colmo, fue detenido junto a su compañero Jeroen Zoet tras una pelea callejera que no hizo más que aumentar la polémica en torno a su figura.

🛫 Maxime Lestienne se convirtió en un trotamundos

Su final en el PSV Eindhoven tampoco fue para tirar cohetes, ya que hasta terminó jugando con el filial. De ahí se marchó al Rubin Kazan, en el que estuvo dos temporadas hasta abandonar Rusia sin pena ni gloria. Lo mismo que en el Málaga 2017/2018, cuando no marcó un solo gol en España.

El Standard Lieja relanzó su carrera, a sabiendas de que aquella promesa ni de lejos sería nada comparable a lo que apuntaba en sus primeros años. Llegó incluso a entrar en otra lista de la absoluta belga en 2019, con Roberto Martínez como valedor. Pero tampoco pudo debutar en esa ocasión. En su última temporada en Bélgica solo jugó ocho encuentros y, al verse de nuevo en el ostracismo, decidió cortar por lo sano y desaparecer del fútbol europeo.

👑 Un goleador de récord en Singapur

El Lion City Sailors le acogió con los brazos abiertos en 2022 y Maxime Lestienne no defraudó. Volvió a sentirse cabeza de proyecto y promedió un gol cada dos partidos en su primera temporada allí. Lo que tampoco podíamos intuir es que, en pleno 2023, tras sus idas y venidas, fuese a ser el máximo goleador en todas las primeras divisiones del mundo, tomando como referencia el año natural. Lleva 25 tantos en 22 encuentros de liga, un registro que ni siquiera Erling Haaland o Kylian Mbappé pueden sostener.

 

Evidentemente, la competitividad singapurense dista mucho de la del resto de goleadores mencionados, pero los números son los números y la realidad es que suma cuatro más que las estrellas del Manchester City y PSG. En la lista llama la atención también la presencia de Mauro Icardi (22 goles), que se mantiene en la pugna por ser el pichichi liguero del año calendario. Otro ilustre que está en la terna es Michael Olunga (21), el exdelantero del Girona en la 2017/2018. Y tampoco hay que descartar que Cristiano Ronaldo, Harry Kane o Víctor Osimhen, con 20 goles en liga en 2023, vayan a cerrar el año en lo más alto de la clasificación.

¿Puedes acordarte de todos ellos? Revisa la lista completa de Qué fue de.

Ir al contenido