Atlético de Madrid

Correa desatasca otra amarga visita del Betis al Atlético

Triunfo sufrido para el Atlético (1-0) ante el Beyis. No tanto por lo que incomodó a un Oblak que hoy solo tuvo que parar dos disparos en el día que batiría otro récord personal como rojiblanco; sino, sobre todo, por lo que le costó abrir la lata. El único gol del encuentro lo hizo Ángel Correa a falta de cuatro minutos para el final del tiempo reglamentario, cuando el Betis asumió más riesgo con la entrada de Joaquín en la mediapunta y comenzó a romper el partido. Más presionante, más valiente y menos ordenado. Anecdótica lesión de Porras Rico, el linier.

🎮 De Griezmann a Correa

Así fue como llegó el gol del equipo rojiblanco aunque, más que de asistencia, hay que hablar de la capacidad de Ángel Correa para improvisar a medida que avanzaba la jugada. El argentino sorteó hasta a cuatro defensores por el camino en la acción decisiva.


Simeone:
«Este gol se lo hemos visto un montón de veces. Correa es un jugador de calle, de fútbol sala. Me alegro por él porque venía de no haber podido participar en los dos partidos de la selección». 


Eso sí, el que volvió a sacar nota, fue Antoine. Partido completísimo el suyo. Desde la capacidad para habilitar al compañero, hasta algunas conducciones para iniciar los ataques desde la base. Y no por ello tuvo menos presencia en el área rival, sino más bien lo contrario. No dudó en probar fortuna con golpeos de media distancia e, incluso, atacó con desmarques en profundidad. Más su aporte a balón parado.


Simeone:
«Pablo Barrios nos dio otro ritmo en el juego. Con la salida de Morata, buscábamos más fuerza en el centro del campo () Con Mario Hermoso tenemos la posibilidad de ponerlo como un centrocampista más cuando tenemos el balón, según lo que el rival proponga». 


🇧🇷 Los Luizes de Pellegrini

En el bando verdiblanco, sin Canales (sancionado), quienes sobresalieron fueron los brasileños. Especialmente Luiz Felipe, como jerarca en la retaguardia. Dio una masterclass sobre cómo corregir; al cruce, en coberturas, a campo abierto… Con mucha confianza en sus posibilidades, como de costumbre. Pero, además, con el timing preciso para que su sangre caliente no le jugase alguna mala pasada como ha sucedido en varios partidos de la presente campaña.

El otro aventajado de la clase, en menor medida, fue Luiz Henrique, con su astucia para esconder sus intenciones y la habilidad para acelerar y frenar con el balón controlado. Fue un Betis mucho más lúcido por banda derecha a la hora de atacar.

😓 La maldición del Betis contra el Atlético

Con esta son ya siete visitas del conjunto sevillano al Metropolitano sin marcar ni un solo gol. Un dato hiriente si tenemos en cuenta el tipo de equipo que ha construido Manuel Pellegrini. Pero, lo peor de todo, es la nula capacidad para puntuar ante el Atlético de Madrid a lo largo de la última década. Es su bestia negra. Los de Simeone han ganado siete de los últimos ocho enfrentamientos entre sí. Para ver el último triunfo verdiblanco hay que retroceder hasta febrero de 2019. Y, para comprobar el anterior, hay que irse hasta 2011. Se dice pronto.

Ir al contenido