BarcelonaPrimera división

El Barcelona se la pega en Almería y mantiene viva la liga

El fútbol es un estado de ánimo. Una frase recurrente, pero que se vio representada a la perfección en el Power Horse Stadium de Almería. El Barcelona completó su semana negra con una derrota por 1-0 en la liga. Tras la eliminación el jueves de la Europa League, los azulgranas no pudieron aprovechar el empate del Madrid en el derbi para distanciarse a 10 puntos de los blancos. La brecha se queda en 7 puntos y con el tren de clásicos, entre los de Copa del Rey y el de liga, en el horizonte.

El Barça salió al partido con varios puntos menos de intensidad que el Almería, que encontró el gol de El Bilal Touré tras una gran combinación con Luis Suárez. Y qué bien le hubiese venido Luis Suárez, pero el uruguayo, al Barcelona. Lewandowski estuvo muy discreto, igual o más que un errático Eric García, y los catalanes se estrellaron con el muro andaluz. Centraron 47 veces, su registro más alto en la liga desde la temporada 2005/2006, pero solo remataron una vez entre palos… y en el minuto 81. La defensa almeriense se convirtió en un frontón infranqueable. El triunfo permite a los de Rubi salir del descenso, romper con una racha de tres derrotas y ganar por primera vez en la historia del club al Barça.

🤒 El Barça sigue en modo Old Trafford

El equipo catalán se vio por debajo del Almería desde el pitido inicial. Si había algún impacto negativo de la eliminación de la Europa League, el conjunto andaluz se encargó de que saliera a la luz. Los de Xavi se toparon con el 1-5-3-2 y 1-5-4-1 de cariz defensivo del equipo de Rubi, que retrasó la posición de Léo Baptistão para ayudar a la zaga. El dato más significativo es que los catalanes se quedaron sin rematar a puerta en el primer tiempo y recuperaron muy pocos balones en campo contrario.

El Barça tuvo la posesión, algo que ya es habitual, pero este control no se tradujo en peligro. Xavi intentó cambiar el rumbo del partido al retirar a Kessié e introducir a Raphinha tras el descanso. Paso a un 1-3-4-3, con Sergi Roberto como un centrocampista más. Después cambió la defensa y dejó a Araújo, Christensen y Marcos Alonso atrás y también dio entrada a Pablo Torre y Alarcón en el tramo final. Pero ni con el plan A ni con el B. El equipo culé no pudo definir ninguno de los 47 centros que intentó. Su registro más alto desde… ¡¡¡la temporada 2005/2006!!! El único remate entre palos del Barça fue de Alarcón… en el minuto 81 de encuentro. Sin duda, el peor partido del Barça esta temporada en la liga.

🧱 Ely y De la Hoz, matrícula de honor ante el Barcelona

Mucha gente se quedará con el gol del Almería. Golazo, por cierto. El Bilal Touré bajó un balón llovido con el pecho, descargó para Luis Suárez y tiró un preciso desmarque. El colombiano leyó el movimiento y le envió un pase a la espalda de Christensen al de Costa de Marfil, que reventó el balón con un disparo que se coló tras golpear violentamente con el larguero. Precioso. Sin embargo, el triunfo almeriense se basó en su resistencia. El Bilal y Luis Suárez desnudaron al Barça con su velocidad y entendimiento, pero todo el Almería trabajó para certificar el triunfo.

Babic y Rodrigo Ely celebran el triunfo del Almería ante el Barcelona (Getty Images).

En ese terreno, Rodrigo Ely y César de la Hoz dieron un auténtico clínic de resistencia. El zaguero brasileño de 29 años se multiplicó en defensa. Despejó 13 balones, ganó siete de los nueve duelos que tuvo que afrontar y bloqueó un disparo peligroso. Se convirtió en un auténtico frontón con la ayuda de Srđan Babić. Impecables. Y desde el centro del campo, César de la Hoz impuso su ley y partió a un gris Barça. El cántabro cortó y estiró a su equipo. Un pase suyo hacia Embarba estuvo a punto de abrochar el partido en el tiempo añadido, pero el delantero se encontró con la intervención de Ter Stegen. El Almería completó una gesta sin precedentes en su historia y sale del descenso.

🤔 ¿Realmente se reabre la liga?

Este será el debate de la semana. El Madrid empató en el derbi contra el Atlético, pero con la derrota del Barça ha recortado un punto. La distancia es ahora de siete unidades respecto al Barça. Los azulgranas todavía tienen un amplio margen en la cabeza, pero de ellos depende que este resbalón en Almería se quede en un accidente puntual. Quedan 45 puntos en juego y un clásico de por medio; el del próximo 19 de marzo. De ganar el Madrid, la diferencia se quedaría en cuatro puntos y con el golaverage a favor de los blancos.

El próximo choque de los catalanes será contra un necesitado Valencia. Xavi no podrá estar en el banquillo por acumulación de tarjetas. También pierde por este motivo a Raphinha y Gavi. Y en la mitad de este ajetreado calendario, el Barça se las verá contra el Madrid en las semifinales de la Copa del Rey. Sin duda, tramo de temporada para demostrar de qué pasta está hecho el equipo.

Ir al contenido