Real Madrid

El Real Madrid pasa a octavos en el ilusionante debut de Arda Güler

El Real Madrid tumbó sin complicaciones a la Arandina en los dieciseisavos de la Copa del Rey (1-3) y avanzó a los octavos de final en el esperadísimo debut de Arda Güler. Joselu, Brahim y Rodrygo anotaron los goles del Real Madrid, Nacho, en propia puerta, fue el autor del tanto de los arandinos en el descuento. Carlo Ancelotti salió con los menos habituales para proteger a sus futbolistas principales. Tres jugadores con ficha del Castilla fueron de la partido con Nico Paz, que ya ha realizado sus pinitos en el Bernabéu, Vinícius Tobias que se estrenaba en el lateral derecho y Álvaro Carrillo en el centro de la zaga junto a Nacho.

Sin embargo, la mayor noticia, y la más esperada por todos, fue el debut de Arda Güler con el Real Madrid. El joven turco de 18 años se estrenó después de que tres lesiones diferentes le apartaran de participar con el equipo durante los primeros seis meses de su estancia en Valdebebas. Jugadores como Brahim, Ceballos y Joselu también dejaron pequeños destellos. Fran García y Nacho fueron los más de los que participaron, mientras que Ancelotti aprovechó el partido para que Camavinga, que regresaba después de un tiempo lesionado, cogiera ritmo.

Kepa fue el elegido para ocupar la portería, una participación que deja más abierto que nunca el debate sobre la titularidad entre el vasco y Andriy Lunin en los partidos de liga y Champions. El mal estado del terreno de juego fue otro de los detalles a destacar, aunque por suerte no afectó al desarrollo del partido ni provocó ninguna lesión. La Arandina aguantó bien durante la primera parte, pero se hundió en los primeros compases de la segunda mitad.

🇹🇷 El Madrid domina y Güler brilla

El Real Madrid dominó, como se esperaba, de cabo a rabo la primera mitad. Las maltrechas condiciones en las que se encontraba el terreno de juego del Complejo Deportivo Juan Carlos Higuero no evitaron que los pupilos de Carlo Ancelotti sometieran a la Arandina, pese a que en ocasiones les costase circular el balón con normalidad.

Real Madrid

Arda Güler debutó con el Real Madrid en el Juan Carlos Higuero frente a la Arandina en la Copa del Rey.

Arda Güler fue la mayor sensación de los merengues en la noche de reyes. El esperado debut del turco, seis meses después de su fichaje, no decepcionó. Pese a tener 18 años y ser su primer partido con la casaca blanca Güler jugó como si tuviera los galones de uno de los veteranos de la plantilla. El turco no paró de ofrecerse y se le vio con muchísimas ganas de demostrar. En ocasiones se descolgó hasta la base de la jugada para acelerar el ritmo del equipo y ayudar a Ceballos que ejerció, como acostumbra cuando juega, de director de la orquesta merengue.

Güler tuvo incluso dos ocasiones que casi acaban en gol. La primera después de una conducción de Cavaminga, al que se le vio en buena forma tras su lesión, que terminó por encontrar al turco dentro del área, aunque el debutante se estrelló Adrián Álvarez, portero de los de Aranda de Duero, y el palo. Ese no fue su último encuentro con la madera, ya que minutos más tarde le rogó a Ceballos que le permitiese lanzar una falta en la frontal que provocó el andaluz. El exbético le brindó la bola y este la estampó en el palo izquierdo de la portería.

 

El turco brilló y, pese a que se apagó en los segundos 45 minutos, demostró que tiene madera para ser un jugador importante. La Arandina apenas tuvo ocasiones y no creó peligro sobre la portería de Kepa Arrizabalaga. En lo que sí destacó el equipo de Alejandro Izquierdo fue en su orden defensivo con dos líneas de cuatro muy juntas y dos puntas por delante que basculaban en función del poseedor madridista del balón. Un método que le sirvió para mantener el empate en los primeros 45 minutos.

​​​⚽ Brahim lidera, Joselu ejecuta y a pensar en la Supercopa

La segunda mitad comenzó de la peor manera posible para los 10.000 aficionados —el Juan Carlos Higuero tiene 4.000 espectadores, pero añadieron gradas supletorias que aumentaron el aforo—. Un penalti cometido sobre Brahim nada más reanudarse el juego y trasformado por Joselu abrió el camino a la goleada blanca. El estadio y los jugadores de la Arandina protestaron ante el colegiado García Verdura que realizó un encuentro impoluto.

 

El gol de Joselu significó el noveno del delantero en lo que va de curso, el primero desde los 11 metros. Una pena máxima que fue la primera que convirtió el cuadro de Carlo Ancelotti esta temporada, puesto que los cuatro anteriores los habían fallado. El segundo gol lo marcó Brahim después de aprovechar un rechace. El malagueño lanzó un contragolpe vertiginoso y tras dejar el balón a Joselu aprovechó el mal despeje de los centrales de la Arandina para mandar, con mucha calidad, el balón a la escuadra.

El Real Madrid durmió la pelota en la calidad de Brahim y Ceballos hasta los últimos minutos. Los pupilos de Ancelotti contentaron a su entrenador que pudo respirar tranquilo y ponerse a pensar en la Supercopa, cuyo debut llegará el miércoles con nada más y nada menos que un derbi frente al Atlético de Madrid en semifinales.

Lo más destacado fue la entrada al terreno de juego de Rodrygo, el brasileño jugó los últimos treinta minutos de encuentro, pese al riesgo que pudo suponer de perderle para las próximas citas. El delantero aprovechó un centro de Brahim y, tras un control exquisito, batió al guardameta con el tercer tanto merengue del partido. La Arandina maquilló el resultado con un gol de Nacho en propia puerta en el descuento tras un córner.

Ir al contenido