Kepa.
Real Madrid

¿Era Kepa la mejor opción para el Real Madrid?

El Real Madrid ha hecho oficial la incorporación de Kepa Arrizabalaga. Después de todo el casting de guardametas que hubo en el Santiago Bernabéu tras la lesión de Courtois, el elegido ha sido ese viejo anhelo del club blanco. Llega como cedido sin opción de compra, evitando problemas de aquí a las futuras temporadas. Por tanto, es la opción más sensata para capear el temporal sin comprometer la planificación de la plantilla. Eso sí, hay varios puntos negativos. ¿Era Kepa realmente la mejor opción que tenía el Real Madrid?

❌ Kepa nunca cumplió su potencial

El primer punto, y quizás el más evidente, es que el guardameta de Ondarroa nunca llegó a dar el nivel esperado. Desde su salida del Athletic Club rumbo al Chelsea, Kepa nunca llegó a asentarse. Ya fuese por actos de indisciplina (se negó a cambiarse en una final de la Copa de la Liga de 2019) o por la intermitencia de su juego, no cautivó a ninguno de los entrenadores con los que trabajó. Y no fueron pocos, precisamente. Fueron seis, llegando el mejor ejemplo con el último. Mauricio Pochettino quiso darle la oportunidad, quedándose como único guardameta tras la venta de Edouard Mendy, y no tardó mucho en buscar un portero. El español no acabó de asentarse en la titularidad.

La razón es esa mencionada intermitencia. Puede dejar una grandísima parada de valor gol a una cantada en cuestión de minutos, generando una especie de inseguridad incómoda. Esos picos son demasiado pronunciados, siendo imposible ignorarlos pese a los buenos momentos de forma que pueda tener. Un buen día de Kepa Arrizabalaga puede evitar goles, pero uno malo es muy difícil de levantar. Y eso es refiriéndonos estrictamente a su desempeño con las manos, porque con los pies tampoco es un especialista. Por desgracia, se ha quedado en un espacio gris, fruto de su incapacidad de mantener un buen estado de forma en el tiempo.

Kepa Arrizabalaga Real Madrid

Kepa nunca llegó a asentarse en la portería del Chelsea.

💭  ¿Había opciones similares de mayor rendimiento?

Si bien David De Gea está demonizado en España por su mala actuación durante el Mundial de 2018, es indudable que es uno de los grandes porteros de la última década. «Podría salvar al Titanic», dijo un aficionado del Manchester United a la salida de Old Trafford durante los años más oscuros del club. Nunca fue un prodigio con los pies, pero tampoco necesitó serlo. Ha dejado, a lo largo de más de una década en Inglaterra, varias de las mejores paradas de la historia de la Premier League. Por ello sorprende que el Manchester United le haya dejado ir, más aún sabiendo que es una leyenda del club y que su rendimiento no fue tan malo como se apunta en la última temporada. Sin ser tan brillante como en el resto de su carrera, sí fue mejor que Kepa. O, al menos, está más probado en el último año.

De Gea hubiese estado dispuesto a llegar al Real Madrid libre. Necesitaba una oportunidad así para revalorizarse y conseguir un último buen contrato, por lo que no hubiese sido un problema para la vuelta de Courtois. Cumple ese requisito de la sensatez que ha terminado con Kepa en el club blanco, e incluso hubiese podido dejar beneficio de cara a una venta en el futuro. Ya pasó con Yann Sommer en el Bayern, que lo compraron para sustituir a Neuer por su lesión de larga duración y ha vuelto a ser traspasado este verano al Inter. Llegó, se le usó como parche, se le dieron las gracias y se fue. Tampoco necesitaba más el Real Madrid, y en ese molde entra mejor De Gea que Kepa.

Las opciones del Real Madrid tras la lesión de Courtois

⚔️  La competencia en la portería

Andriy Lunin no es, ni mucho menos, Thibaut Courtois. Kepa podría quitarle el puesto, pero el ucraniano es, ahora mismo, una opción más sólida para tomar el relevo en la portería. Sabiendo que le han fichado un portero que partirá en igualdad de condiciones, esa competitividad podría ayudarle a alcanzar el siguiente nivel. Puede que ese sea el punto más fuerte del fichaje del portero vasco, pues favorecería a ver una mejor imagen de ambos guardametas por competir un puesto en el que ninguno es favorito. Y es que esta situación, hace tan solo unos años, hubiese sido inimaginable. Luis Llopis, entrenador de porteros del Real Madrid, es un enamorado del vasco, siendo uno de los que más apostó por su fichaje hace cinco años. Le querían para ser lo que es hoy Courtois, algo que nunca demostró.

Todo esto, así como pasó con el potencial de Kepa, puede ser papel mojado. El arte de la portería es muy complicado, por lo que un cambio radical de la situación puede darse. Si Llopis sigue viendo algo en el vasco es porque esa proyección de estrella sigue estando ahí, y es joven aún para liberarlo. El fútbol siempre permite revanchas, siendo esta una de las que le quedaba al de Ondarroa tras frustrar Zidane su incorporación en 2018. Lo bueno para él es que tiene una hoja en blanco por delante. Ni él ni Lunin podrán alcanzar a Courtois salvo sorpresa mayúscula, por lo que solo les queda dar lo mejor de sí en esta oportunidad que les ha brindado la mala suerte que tuvo un compañero. Comienza la carrera de fondo para ser el portero del Real Madrid por un año.

Ir al contenido