REAL MADRID CENTRALES
Real Madrid

Promesas, veteranos, canteranos… ¿Cómo resolverá el Madrid el dilema de los centrales?

Sobre Thibaut Courtois, Eder Militão y David Alaba se edificó la última Champions del Real Madrid. Detrás de la brillantez de Benzema, ellos pusieron los cimientos de las remontadas. Su importancia, por tanto, es vital en los planes de Ancelotti. Pese a ello, los tres integrantes del corazón de la defensa están en el dique seco por una plaga de lesiones de ligamento cruzado anterior sin precedentes. Al Real Madrid le toca buscar soluciones, y, con el mercado de fichajes de invierno a la vuelta de la esquina, surge un gran dilema en la Castellana. ¿Hay que apostar por la juventud o por el parche de la veteranía?

El Madrid echa el pestillo: los números defensivos que ilusionan en Chamartín

💎​ La juventud, divino tesoro para el Real Madrid

Los fichajes de invierno no han funcionado bien en el Real Madrid. Pocos futbolistas que llegaron en enero consiguieron triunfar en el coliseo blanco, por lo que lo lógico sería afinar el tiro lo máximo posible. Dentro de la planificación al milímetro del club en su parcela deportiva, esta plaga de lesiones invita a acelerar el fichaje de alguno de los jóvenes valores que estaban en la hoja de ruta. El problema es que su precio es tan elevado como su potencial. Y si tenemos en cuenta las fechas, este subirá más. No va a ser sencillo conjugar un traspaso reducido con rendimiento inmediato.

Aun así, hay varios futbolistas que podrían funcionar. Sin salir de la Península Ibérica surgen dos opciones que pueden encajar. Con Gonçalo Inácio y António Silva representando a los dos grandes equipos de Lisboa, el Real Madrid podría hacer un buen negocio. El primero es el que gana más enteros, pues es de un precio más asequible y su rendimiento está más que probado con el Sporting de Portugal. A sus 22 años va sumando titularidades poco a poco en la Selección portuguesa de Roberto Martínez. Su cláusula es de 60 millones de euros, pero es un precio asumible, por lo que es ahora mismo y lo que puede ser. Además, por cualidades tiene buen encaje: es zurdo, con buena salida de balón y con capacidad para corregir a campo abierto.

Gonçalo Inacio Antonio Silva Real Madrid

Gonçalo Inácio y António Silva son dos habituales para Roberto Martínez en la Selección de Portugal.

Mucho más complicado parece el movimiento con António Silva. El del Benfica es dos años más joven que su contraparte del Sporting, y con un potencial y precio mayor. Aquí es donde entra lo que está dispuesto a pagar el Real Madrid, porque su necesidad está clara. Lo que es evidente es que, por su proyección y su presente, ninguno encaja mejor. Si lo que se busca es que se acerque lo máximo posible al defensor luso sin pagar tanto, hay un futbolista en Francia que podría servir. Leny Yoro, el joven central del Lille, es un nombre que está entre los futuribles del Real Madrid. Así como con Varane en su momento, llegaría con menos certezas en cuanto a su presente, pero con potencial para ser titular durante mucho tiempo. Como con Inácio, se estima que costaría en torno a 50 millones.

Roberto Martínez, el hombre que mejor entendió a Cristiano Ronaldo en Portugal

🔙 La opción de los veteranos

Otra opción es la de ir a tiro fijo. La veteranía es un grado, y no le vendría mal al Real Madrid un soldado curtido en mil batallas para pasar esta plaga de lesiones. Además, esa experiencia adquirida abarataría una posible operación. Dentro de este grupo saldrían varios nombres ilustres como Pepe o Raphael Varane. Estos ya conocen como funciona el Real Madrid, podrían ofrecer rendimiento inmediato y, si están dispuestos, la operación sería rápida. El problema es que los parches invernales no suelen calar en el Bernabéu, menos aún si tenemos en cuenta lo que pasará de aquí a seis meses. En cuanto empiecen a regresar los lesionados, lo que era una solución se puede tornar en un problema.

Dentro de este inconveniente en el medio plazo, está el hecho de que son futbolistas que no caben en la política de fichajes del club. Su tiempo ya pasó, y la postura con los jugadores más contrastados es clara: o son oportunidades de mercado o no llegan al Bernabéu. Las grandes apuestas y los sueldos en consonancia llegan cuando el Real Madrid cree que la inversión se amortizará en el largo plazo, no se dan para poner parches. Por ello, la opción de los veteranos es complicada. Tendrían que poner mucho de su parte para llegar. Sin embargo, en los ejemplos de Pepe y Varane podría darse. Ya sea porque puede ser el último baile del primero o por lo a disgusto que está el segundo en el Manchester United, es una posibilidad a tener en cuenta.

Varane Pepe Real Madrid

Pepe y Varane ya conocen lo que supone ser central en el Real Madrid,

💭​ ¿Y si es el momento de algún canterano?

La última opción es la que ofrece el Castilla. La Fábrica es una de las grandes productoras de talento en el mundo, pero sus proyectos de futbolista no suelen cuajar en el primer equipo. Nico Paz ha sido el último en mostrar su enorme aptitud en el primer equipo, y ni así parece clara su continuidad. Aun así, la cantera está para sortear este tipo de baches. Son un apoyo sobre el que crecer, pues son los que dan la cara cuando vienen mal dadas. El mayor contratiempo que tienen es su falta de experiencia, lo que provoca menos seguridad en su rendimiento, pero a su favor tienen el costo ínfimo que suponen. Y, además, no afectarían a la estrategia deportiva del club en las próximas ventanas del mercado.

Dentro de la actual plantilla del Castilla, el favorito es Marvel. El central ya ha entrenado alguna vez con Ancelotti, y es uno de los jugadores más prometedores del segundo equipo. Por mucho que esté verde para el primer equipo, su potente físico puede servirle al Real Madrid. Mientras, por otra parte, surge la opción de repescar a algún cedido como Rafa Marín (Alavés) o Pablo Ramón (Mirandés). Ambos son dos de los defensores más talentosos que han salido de La Fábrica en los últimos años, y esta sería su gran oportunidad. Pese a ello, romper este tipo de acuerdos parece complicado. Casi tanto como el resto de operaciones, pues no hay ninguna perfecta. A final de cuentas, es algo que surge de una plaga de dimensiones bíblicas en la enfermería. Lejos de que le convenza al 100% una solución, no le queda otra al Real Madrid que elegir antes de que sea tarde.

Ir al contenido