Restaurante José María Segovia Atlético de Madrid
Gastronomía

El coqueto restaurante de Segovia que visita siempre el Atlético de Madrid

Los equipos de fútbol que pelean por el título saben perfectamente la importancia que tiene un partido, independientemente de la competición. Entre ellos el Atlético de Madrid. Porque, a menudo, ese encuentro no da solo tres puntos más en la clasificación, sino que supone un golpe, para bien o para mal, en el estado anímico de uno y otro club.

El pueblo de Huelva con una cueva de película que visitan los futbolistas

Así, y para prepararse ante uno y otro encuentro, hay clubes que suelen elegir alguno de sus establecimientos favoritos para hacer conjura para el partido.

Los hay de muchos tipos y clases, pero si hay uno que se ha convertido en el preferido por el club rojiblanco es uno que está ubicado en Segovia. Este no es otro que el restaurante José María, donde encontramos una cocina tradicional segoviana. Pero, ¿por qué le gusta tanto al Atlético de Madrid?

La cocina tradicional segoviana que más gusta en el Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid se reúne cada año durante la pretemporada para cenar en el restaurante José María de Segovia.

A ella suelen acudir tanto la plantilla de jugadores al completo como el cuerpo técnico, auxiliares y los miembros que conforman la directiva encabezada por el presidente Enrique Cerezo y el consejero delegado Gil Marín.

Cochinillo asado Atlético de Madrid Restaurante José María Segovia

Como de costumbre, antes del banquete toca también cumplir con la tradición de partir con un plato los cochinillos que van a degustar posteriormente. Esto se hace para demostrar que están tiernos para la cena. Habitualmente los encargados de hacerlo son el alcalde de Segovia (actualmente José Mazarías), los nuevos fichajes de la plantilla y el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo.

El cochinillo asado, el plato estrella del restaurante

El restaurante, situado en pleno recinto histórico de Segovia, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Un lugar que se mira con el estilo castellano dentro de una decoración que trata de conjugar el ambiente tradicional con un claro aporte creativo y actual.

El prestigio de esta casa a la que acude el Atlético de Madrid se mantiene día a día con la dedicación de José María y la labor de sus hijos, José María Ruiz y como directora Rocío Ruiz, además de una amplia plantilla de profesionales y un trato personalizado a los clientes.

Con unas instalaciones en constante renovación, cuenta con ocho salones-comedores, un mesón-bar de recepción, dos cocinas individuales, fogones, cuartos fríos y cuatro hornos de asar.

¿Y qué podemos comer allí? Pues, sin duda, el plato estrella de su cocina: el cochinillo asado. Bien lo saben los jugadores del Atlético de Madrid. Como dice el propio establecimiento, este cuenta con su propia corte-criadero en el que cuidan al máximo la alimentación de las madres crionas consiguiendo así unos tostones de gran calidad. En cuanto a la carta de platos, esta ofrece una cocina saludable y de mercado, también diferenciando los platos más tradicionales de los más novedosos.

Este año, con la reunión celebrada en pretemporada tras sus entrenos en Los Ángeles de San Rafael, la cena finalizó con un brindis por la nueva temporada y con un obsequio muy especial para José María, el dueño del lugar. Al mismo se le hizo entrega de una camiseta rojiblanca con su nombre y con el dorsal 20, ya que se cumplen 20 años desde que los rojiblancos celebraron su tradicional cena de pretemporada en el lugar. Seguro que repiten el próximo curso.

Ir al contenido