Carlos Sainz
Opinión

Carlos Sainz ha dado la talla y se ha ganado la renovación

Estamos viviendo un mercado de fichajes muy tranquilo. Demasiado, incluso, si lo comparamos con el terremoto que provocaron Fernando Alonso y Oscar Piastri la temporada pasada. Sin embargo, todos los ojos miran a la silly-season de la próxima temporada, que promete mucho, con Carlos Sainz como uno de los protagonistas.

A finales de 2024 más de la mitad de la parrilla acaba contrato y pueden quedarse libres varios asientos muy golosos. Sin ir más lejos, Sergio Pérez (Red Bull), Carlos Sainz y Charles Leclerc (ambos en Ferrari) y Fernando Alonso (Aston Martin) serán los puestos más cotizados. También hay libres dos vacantes en Alpine (con los asientos de Ocon y Gasly), otras dos en Sauber (Bottas y Zhou), el asiento de Albon en Williams y, por último, los de Haas.

Ante esta situación, el rendimiento de los pilotos durante este año y medio es clave para convencer a sus respectivos equipos de renovar, o a otro para conseguir un asiento mejor. Siendo realistas, todos los pilotos miran con ojos de deseo el lugar de Pérez y esperan con impaciencia saber qué decidirá Red Bull, que por los comentarios del equipo no garantizan la continuidad del mexicano. Pero los pilotos tampoco se pueden despistar y arriesgar su asiento actual a la espera de otro que, por supuesto, nadie les garantiza.

Sainz se ha ganado la renovación tras el verano

Actualmente, Carlos está en una tendencia ascendente, cosechando grandes resultados desde el retorno de verano: un 5º puesto en Zandvoort, una pole y podio en Monza ante los tifosi y pole y victoria en Singapur, antes de su 6º puesto en Suzuka. Y si le comparamos con su compañero de equipo, le ha superado en todas las clasificaciones y carreras desde entonces, a excepción del último Gran Premio.

Hechos que demuestran el gran estado de forma del madrileño. Otro aspecto a destacar es su capacidad de gestionar las carreras y estrategias de forma autónoma, virtud en la que destaca sobre Leclerc.

El marrón que se le avecina a Ferrari con la renovación de Sainz

Sin ir más lejos, Singapur fue prueba de ello. A pocas vueltas del final, debido a la salida del Virtual Safety Car, los Mercedes decidieron hacer una parada extra y montar neumáticos medios. Este cambio les dotaba de una enorme ventaja sobre sus rivales por la victoria, ya que estos contaban con neumáticos duros desgastados.

Así, comenzaba una persecución de los Mercedes sobre los hombres de Ferrari y Lando Norris. Rápidamente, tanto Russell como Hamilton adelantaron a Leclerc llegando a Lando Norris, quien marchaba segundo a 1,5 segundos de Carlos.

Carlos decidió bajar algo el ritmo para que Lando entrase en su DRS. Ante este hecho, el ingeniero de Carlos informó al piloto español que Lando había entrado en su DRS, insinuando que sería una amenaza y que apretase de nuevo. Pero la respuesta de Sainz fue sublime: «Sí, es a propósito», dejando atónito al equipo. Pero, ¿por qué hizo esto? Su objetivo era complicar el avance a los Mercedes, ya que sabía que si estos adelantaban a Norris, él, con neumáticos más desgastados y sin DRS, estaría vendido frente a los pilotos de las flechas plateadas.

Carlos Sainz

Carlos Sainz, después de ganar el Gran Premio de Singapur.

Incluso, durante la batalla de Norris con los Mercedes, el inglés llegó a perder el DRS con Carlos. Pero, una vez más, el español decidió bajar el ritmo para que lo recuperase.

Estas situaciones son un reflejo de cómo ha mejorado el rendimiento de Sainz y por qué está siendo merecedor de la renovación. Además, otro aspecto a favor de Carlos es que no hay ningún piloto prometedor de la órbita de Ferrari asentado en la F1 esperando un asiento en Maranello.

Aun así, aunque no se llegase a producir la renovación, los medios llevan apuntando desde hace meses al interés de Audi en Sainz, que ejercería de líder del nuevo proyecto de cara a la nueva normativa que entrará en vigor en 2026.

Con el paso de los meses se irá, poco a poco, aclarando su futuro, pero una cosa está clara: Carlos Sainz está dando la talla y se está ganando la deseada renovación.

Ir al contenido