Liam Lawson
Opinión

Liam Lawson no merece quedarse sin asiento en la F1

AlphaTauri, que en Suzuka tendrá de nuevo a Tsunoda y Liam Lawson en parrilla, comenzó la temporada con la llegada del neerlandés Nyck de Vries, procedente de Mercedes. Su fichaje estuvo motivado principalmente por su fantástica actuación en el Gran Premio de Italia 2022, donde sustituyó a Alexander Albon en Williams debido a una apendicitis.

Sin embargo, durante esta temporada, Nyck de Vries no brilló como se esperaba y rápidamente comenzó a sonar el runrún en el paddock sobre una posible sustitución. La incógnita no era si seguiría o no, sino cuándo se produciría su salida.

El marrón que se le avecina a Ferrari con la renovación de Sainz

Antes del Gran Premio de Hungría, Pirelli realizó unos tests con Red Bull y Daniel Ricciardo. El rendimiento del australiano fue muy bueno, según se reportó, y sirvió para convencer al equipo de darle la oportunidad de reemplazar a Nyck de Vries desde Hungría.

Su debut en tierras húngaras fue notable, pero la mala suerte se torció sobre Daniel. Durante los Libres 2 de Zandvoort, con el objetivo de evitar a Piastri, que había trompeado, Ricciardo impactó contra las barreras lesionándose la mano.

El piloto no pudo competir y fue sustituido por Liam Lawson, quien desde entonces es el encargado de conducir el AlphaTauri —hasta que el australiano esté totalmente recuperado—.

El rendimiento sobresaliente de Liam Lawson

El estreno del piloto neozelandés fue realmente bueno, logrando acabar una carrera impredecible en los Países Bajos. Además, hay que añadir que Liam Lawson contó con poco tiempo para probar y adaptarse al monoplaza, por lo que la gesta tiene aún más mérito.

Su rendimiento fue in crecendo en Italia y, en Singapur, dejó perpleja a gran parte de la afición. Ya el sábado sorprendió siendo el verdugo de Max Verstappen en el pase a la Q3. No solo eso, ¡fue el piloto más rápido de toda la estructura de la marca de las bebidas energéticas!

En carrera logró la mejor posición de la temporada del equipo, acabando en 9º lugar y colocándose a un solo punto de su compañero de equipo, Yuki Tsunoda, en el Mundial. Cabe destacar que en la carrera dejó grandes pinceladas, como una fantástica defensa sobre Checo Pérez.

Otro aspecto significativo de Lawson es, muy seguramente, su actitud. Ante su gran carrera, se mostró muy autocrítico en la radio mencionando que tenía que mejorar en las salidas. Un detalle que resalta su hambre por hacerlo bien y ganarse un asiento para el año que viene, aunque ya adelantamos que lo tiene complicado.

Liam Lawson tiene difícil conseguir un asiento

AlphaTauri tiene un gran dilema de cara al año que viene: tres pilotos y dos asientos. Teóricamente, el propósito del equipo es dar asientos a las jóvenes promesas de Red Bull. Por lo que, si nos ceñimos a este hecho, la alineación estaría clara: Tsunoda y Lawson.

Sin embargo, en Red Bull hay cierto interés en probar cómo rinde Ricciardo, ya que es un candidato para subir al primer equipo si no renuevan a Checo Pérez, quien ha tenido altibajos en su rendimiento este año.

Por otro lado, otro aspecto a tener en cuenta es el rendimiento de Yuki Tsunoda. El nipón está en su tercera temporada en la Fórmula 1 y todavía siembra dudas. Con la salida de Gasly a final de la temporada pasada, Tsunoda se convirtió en la referencia del equipo, pero siendo sincero no termina de dar la talla.

Ante esta situación, los medios comienzan a dar pistas sobre el escenario que tendremos la próxima temporada. Aunque todos varían en ciertos detalles, hay algo común en todas las informaciones: Ricciardo y Tsunoda son los favoritos. Según cita la prensa, el rol de Liam Lawson pasaría a ser el piloto reserva de la estructura y tendría posibilidades de ascender a Red Bull en 2025.

Veremos cómo avanzan los acontecimientos, pero todo apunta que Lawson tendrá que volver a ver los toros desde la barrera, aunque no sea la opción que más se merezca.

Ir al contenido