pádel
Opinión

¿Qué valores busca fomentar el pádel?

El pádel es un deporte reciente. 

No un recién nacido. 

Un adolescente. 

Me explico. 

Ha estado muchos años viviendo en penumbra. 

Que si era un deporte de pijos. 

Eso a lo que juega Aznar. 

Sólo en España y en Argentina. 

Circuito profesional de 8 torneos al año.

Lo veían sus familiares y cuatro colgados más. 

Ha cambiado. Mucho. 

Ahora el pádel es el segundo deporte más practicado en España. 

Se está internacionalizando a marchas forzadas. 

Suecia, Francia, Italia, Emiratos, Qatar… 

Han caído fuerte en la droga del pádel

Eso está bien. 

Está entrando dinero a espuertas. 

Que es como una tinaja. 

Por si no lo sabías. 

Al pádel

Los de arriba ganan mucho. 

Los de abajo quieren llegar arriba. 

Hay patrocinadores y representantes. 

Padres que quieren que su hijo los retire. 

Los valores oscilando en medio de la balanza.

¿Rugby o fútbol?

En el pádel se ven cosas realmente nobles. 

Profesionales que dan un punto importante al oponente. 

Compañerismo general por encima de cualquier rivalidad. 

Aplausos a los puntos buenos cuando los gana el contrincante. 

Es bonito. 

Me recuerda al rugby. 

A sus terceros tiempos. 

Los pasillos entre los equipos. 

Pero no todo es oro.

El viernes lo vimos en Paraguay. 

Campeonato mundial de menores. 

Cuatro jugadores de menos de 14 años. 

Hinchas argentinos y españoles enfrentados. 

Al más puro y rancio estilo de la vieja Copa Davis. 

Un espanto. 

Empezaron unos y se fueron encendiendo todos. 

Terminó con un espectáculo bochornoso. 

Casi acaban en las manos. 

¿Qué futuro tienen los valores del pádel?

¿Deporte silencioso y elegante?

¿Nobleza entre los rivales?

¿O todo por la plata?

El momento de decidirlo ha llegado. 

Es ahora. 

Hoy. 

Ir al contenido