Polideportivo

¿Qué se esconde tras el arranque histórico de los Tampa Bay Rays?

Un inicio impensable, de otra época. Los Tampa Bay Rays consiguieron ganar a Boston Red Sox y acreditan el mejor arranque de la MLB desde el año 1900 (13-0). Tan solo los Atlanta Braves (1982) y los Milwaukee Brewers (1987) pudieron comenzar la temporada con tantos partidos invictos. Ahora apuntan a un hito que no se bate desde el siglo XIX, un 20-0 con el que los extintos Saint Louis Maroons iniciaron el curso en 1884. Cuando era la Union Association, antes de fundarse la MLB como tal.

Kevin Cash dirige desde el banco a los de Florida. Sobre el diamante la esencia latina capitanea a los Rays, con el mexicano de origen cubano Randy Arozarena a la cabeza. Nadie contaba con ellos para este tipo de logros, no entraban en las quinielas como equipo a tener en cuenta, ni mucho menos como favoritos, pero su arranque quedará grabado para siempre. Los Rays simplemente no pueden dejar de ganar.

⚾ El mejor ataque de la MLB

Los Tampa Bay Rays destacaron en este arranque por su estilo ofensivo. Nadie se les acerca en cuanto a estadísticas en ataque, y esto les permitió darle la vuelta a partidos donde estuvieron contra las cuerdas. Los pupilos de Kevin Cash lideran la MLB en la mayoría de los números ofensivos. Son primeros en home runs (32), en carreras (101), en impulsadas (99), en promedio de bateo (.287), y en el porcentaje de alcanzar las bases (.364). Además, de ser la cuarta plantilla con más hits (124).

En cuanto a los 32 vuelacercas, son la segunda marca más alta de siempre en un inicio de campaña. Tan solo los Seattle Mariners de 2019 (33) y los Saint Louis Cardinals del 2000 (33) les superan. Lo más sorprendente es que los Rays han estado en varios partidos contra las cuerdas. El 4 de abril frente a los Washington Nationals estuvieron por detrás en el marcador 6-4 en la séptima entrada y sin eliminados. Remontaron con un porcentaje de triunfar del 7,9% para terminar imponiéndose por 10-6.

Rays

Como se puede observar en la estadística los ataques más potentes de la liga no presentan balances muy espectaculares, salvo los Atlanta Braves (9-4), los New York Yankees (8-5) o los Toronto Blue Jays (8-5). Esto se explica porque los Rays también cuentan con una muy buena defensa y, lo que más sorprende, es que han lanzado al máximo nivel. Les han anotado tan solo 30 carreras, y les han podido convertir la paupérrima cifra de 6 home runs y 79 hits. La diferencia de carreras actual es de +71, lo que concluye en la tercera mayor marca de la historia a estas alturas.

🌎 La sangre latina fluye por los Rays

Detrás del hito de Tampa Bay Rays se esconde su poder latino. Liderados por el jardinero izquierdo Randy Arozarena. El mexicano de origen cubano comanda a los Rays con 11 carreras, 16 impulsadas, 3 home runs, 3 dobles, un promedio de bateo de .314 y una probabilidad de llegada a base de .928. Realizó un Clásico Mundial de béisbol exquisito, donde condujo a México a las semifinales.

 

Su compatriota, Isaac Paredes, es el tercera base del equipo. El de Hermosillo bate para batea para .308 de promedio con 3 vuelacercas, 8 carreras anotadas, 10 carreras producidas y .924 de OPS. Junto a él, en el infield, juega en primera el cubano Yandy Díaz con 4 home runs, 13 carreras y 9 impulsadas.

Dos nacionalidades más completan el potencial bateador latino de los Tampa Bay Rays. Harold Ramírez, colombiano, compañero en el jardín de Arozarena y que también aporta 3 vuelacercas, 6 carreras y 7 impulsadas. Y por último, otra estrella de las Grandes Ligas. Uno de los jugadores más prometedores del campeonato, el dominicano Wander Franco. El shortstop puede explotar definitivamente este curso. De momento acredita 4 home runs, 10 carreras anotadas y 12 impulsadas. Números de crack.

Ir al contenido