Dzanan Musa - Real Madrid
Baloncesto

Dzanan Musa: el nuevo líder del Real Madrid

Han pasado poco más de seis meses desde que Dzanan Musa estampara su firma en el contrato que le vinculaba al Real Madrid hasta 2024. El 14 de julio de 2022 se hizo oficial un secreto a voces. El bosnia sería merengue. El alero llegó con el MVP de la ACB bajo el brazo, pero en el entorno existían algunas dudas sobre su posible rendimiento. En un club donde la exigencia es máxima desde el minuto uno en todas las competiciones, Musa ya ha demostrado sobradamente estar preparado para conducir al cuadro de Chus Mateo dentro de la pista como su líder en la sombra.

💎 Un liderazgo propio

Dzanan Musa realizó una campaña de ensueño en las filas de Breogán. El bosnio fue el fichaje estrella del conjunto gallego, recién ascendido en aquel momento, solo accesible debido al resultado fallido de sus etapas anteriores, tanto en la NBA, como en Anadolu Efes. Arrasó en Breogán, como era previsible. Y puso rumbo a la capital, en busca de retos más acordes a su talento. Musa no tardó en demostrarse inmune a la presión y encantado con la exigencia. Desde el primer momento, el bosnio supo adaptarse con exactitud a las características que Chus Mateo reclama en un líder. Apenas superada la primera mitad de curso, son pocos los asiduos al WiZink que crean que no ha superado las expectativas iniciales.

Dzanan es el cabecilla dentro de la cancha, un rol de líder muy diferente al que ejercía en Breogán. En el conjunto gallego, Musa era el ejecutor principal y casi único del juego ofensivo, a razón de cantidad desorbitada de minutos en pista. Su cometido consistía en generar mucho más volumen con el balón en las manos, desempeñando como base en algunos tramos, y concentrando toda la atención del rival sobre su figura. Esta circunstancia le obligaba a crearse sus propios lanzamientos de forma constante, al mismo tiempo que le permitía tomar muchas decisiones y repartir el balón entre sus compañeros de forma óptima.

Es importante remarcar que en el club lucense solo disputaba un choque por semana, lo que también le posibilitó estar mucho más fresco y centrado en la ACB. Allí promedió 20,1 puntos, 5,1 rebotes y 3,1 asistencias por partido. Al tener el compromiso de generar por sí mismo, su baloncesto era más frontal, con más penetraciones hacia canasta y más volumen de lanzamiento en la pintura. A su vez, los triples eran más escasos y con menos acierto.

Su juego ha evolucionado y su liderazgo también. En el Real Madrid también es un líder, a pesar del contexto incomparable del equipo blanco. Sin miedo en ningún momento, con la responsabilidad y la determinación de erradicar las dudas que algunos tenían sobre su adaptación. Dzanan Musa ha demostrado ser capaz de capitanear en cualquier nivel de exigencia. Chus Mateo también le ha usado como base en momentos puntuales, aunque en ningún rol ha destacado tanto como en el de finalizador.

En la capital está rodeado de compañeros de primer nivel. Además, el foco de atención, que en Breogán caía en exclusiva sobre él, en Madrid se centra sobre Walter Tavares. Con la zona mucho más cargada y dominada por el caboverdiano, más la acción de los compañeros capaces de generarle situaciones muy ventajosas de cara al aro, el bosnio está rindiendo a alto nivel. El quid de la cuestión se esconde en los porcentajes. Ha bajado sus números, algo normal en un equipo donde todos acaparan más balón. Sin embargo, Musa ha mejorado enormemente su efectividad al reducir su cantidad de lanzamientos. Salvo en el triple, donde lanza más… y también enchufa más, en parte por su muñeca, en parte por hacerlo desde posiciones más liberadas.

👷🏿‍♀️ Regularidad por bandera

Dzanan Musa todavía mantiene intacta, su capaz de autogenerarse lanzamientos y de penetrar, aun habiéndose debido adaptar a las necesidades concretas del sistema de Chus Mateo. Con los merengues, Dzanan es el máximo anotador tanto en Liga Endesa como en Euroliga. De hecho, es el noveno en la lista de la máxima competición europea. 16,1 puntos de liga por los 15,4 del torneo continental.

En la prórroga del último clásico, Musa fue decisivo para encarrilar la victoria del Real Madrid. Sergio Llull y Gaby Deck permitieron a los de Mateo llegar con vida, y el bosnio, junto a Hezonja, remató la faena. Musa ya tira de galones para cerrar los partidos, aunque donde verdaderamente destaca es en el día a día. Musa no falta a su compromiso en ningún partido. Jugadores como Llull, Yabusele o Deck han conseguido alcanzar picos más altos, pero sin tanta regularidad.

Con Dzanan Musa, el Madrid ya tiene a su todo en uno. Para batir al Barcelona, plantarse en un final de la Euroliga o resolver la papeleta del domingo (12:30). También para soñar con la Copa del Rey. Porque Musa, todavía en pleno reinado de Llull, Rudy y ‘Edy’, ha implementado una nueva forma de dirigir al Real Madrid desde la regularidad y no desde los chispazos puntuales. Aparece día sí y día también con un ritmo de anotación y aportación constante, que le ha convertido indiscutiblemente en el líder de los blancos cada vez que está sobre el parqué.

Ir al contenido