Splash Brothers
NBA

Golden State Warriors se lleva la reedición de las Finales

Madrugada NBA del 10 de diciembre con un partido que claramente destacaba sobre el resto: Boston Celtics – Golden State Warriors. Primera vez que se veían las caras desde las pasadas Finales y la victoria fue para los mismos, los Warriors. Además, nueva derrota de Dallas Mavericks sin Luka Doncic y victoria de Brooklyn Nets sin Kevin Durant ni Kyrie Irving para colocarse cuartos en el Este.

🔎  ¡Lo analizamos!

💦  Los ‘Splash Brothers’ atacan de nuevo

Golden State Warriors (14-13) y Boston Celtics (21-6) reeditaban las Finales de la pasada temporada y se veían las caras por primera vez desde entonces. Como en el pasado mes de junio, la victoria fue para los de la bahía (107 a 123). En este caso llegamos al partido con contextos muy diferentes, pero eso no ha hecho cambiar el resultado del partido que ha sido nuevamente para los de Steve Kerr.

Para este primer encuentro de la temporada, Boston Celtics llegaba como claro favorito, los de Joe Mazzulla son el mejor equipo de la liga y han virado a un estilo ofensivo. Sin embargo, en la ofensiva, si están bien, nadie gana a los Warriors. Flojo partido de los Celtics donde ni siquiera Jayson Tatum pudo hacer nada. Los ‘Splash Brothers’ estuvieron como en sus mejores tiempos juntos y demostraron que cuando se habla de baloncesto ofensivo nadie les para. 32 puntos con 6 triples, 6 rebotes y 7 asistencias para Stephen Curry y 34 puntos 5 rebotes para Klay Thompson.

Pese a ello, las sensaciones de la temporada están lejos de cambiar. Boston continúa en lo más alto de la tabla, mientras que los Warriors de momento son equipo de Play-In. Queda mucho y el del Chase Center es el primer envite de esta temporada NBA entre los dos finalistas, eso sí, los Warriors demuestran una vez más que cuando llega la hora de la verdad, da igual como lleguen, siempre son favoritos.

🙄  No Luka, No Party

Dallas Mavericks no consigue estabilizarse en las victorias. Tampoco en el récord positivo (13-13) y siguen sufriendo cada noche para mantenerse dentro del Play-In. Si hace unos días comentábamos que se habían conseguido estabilizar con tres victorias consecutivas, este fin de semana han llegado dos derrotas al hilo que les colocan en la mediocridad nuevamente. Esta última a manos de Chicago Bulls (11-14) y de paliza, 144 a 115. Eso sí, Jason Kidd no pudo contar con Luka Doncic.

Luka venía de salirse la noche anterior frente a Milwaukee Bucks para perder igualmente y descansó frente a Chicago. En un partido donde Dallas demostró que sin el esloveno no puede hacer prácticamente nada. DeMar DeRozan lideró la victoria de los de Illinois con 28 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias. La temporada del conjunto de Billy Donovan está muy alejada de la expectativa, al menos anoche se dieron un festín.

🍾  Bebieron del Michael’s Secret Stuff

Brooklyn Nets (16-12) se encuentra en el mejor momento de la temporada. El conjunto de Jacque Vaughn está cuarto en la Conferencia Este y comienza a parecerse a lo que dice la lógica. Con Kyrie Irving a excelso nivel estos últimos partidos, anoche le tocó al grupo ganar el partido sin él y sin Kevin Durant. Lo hicieron ante Indiana Pacers (14-13) por 136 a 133, a los que además superan en la clasificación.

En un torbellino de partido donde vimos muy poca defensa, Brooklyn consiguió imponerse con la aparición estelar y sorpresa de Cam Thomas. Máximo de su carrera con 33 puntos. Nadie esperaba nada del sophomore que estuvo muy bien secundado por el doble-doble (20 puntos y 12 rebotes) de Day’Ron Sharpe, también de segundo año y de números muy discretos.

Esta liga es alucinante precisamente por cosas como esta.

Ir al contenido