España - Italia
Selección femenina

España luchará por estar en los Juegos Olímpicos pese a caer frente a Italia

Soñar es bonito, aunque siempre llegará el momento de despertar. Pero en ese espacio de tiempo en el que alguien está sumido en su mundo onírico, todo parece fantástico. En ese momento se encontraba España, que vivía en un estado de éxtasis desde que el pasado 20 de agosto levantará la Copa del Mundo. Un tiempo que Italia se encargó de truncar en el Municipal de Pasarón lanzando directamente un cubo de agua fría encima de las españolas, que cayeron por primera vez desde ese sueño mágico de verano (2-3). 

Lo que tendría que haber sido seguir soñando y continuar con la fiesta, se convirtió en un sobresalto, aunque es cierto que se evitó el accidente. O más bien lo evitaron. La derrota de Suecia ante Suiza clasificó al equipo español para fase final de la Nations League. Y eso quiere decir que España luchará por conseguir una plaza para estar el año que viene en los Juegos Olímpicos de París. Felicidad a medias. Las derrotas siempre duelen, y más si es con una remontada.

😋 Una clasificación anticipada para España

España saltó en el estadio pontevedrés, en la casa de Tere Abelleira, con Irene Paredes en el eje de la defensa pese a la incógnita de su físico, y con Salma Paralluelo en punta. Fueron las novedades más destacadas en el once de Montse Tomé. Pero la selección pudo afrontar el partido con las manos en los bolsillos y silbando. Suecia, el máximo rival de la ‘Roja’ firmó su sentencia perdiendo contra Suiza (1-0). Una noticia que llegó a oídos de las jugadoras sobre el minuto 26 de partido. Esto pudo ser el inicio del apagón.

España - Italia

Salma Paralluelo lucha un balón con Cambiaghi.

Antes de ese anuncio, España fue al ataque como de costumbre y con numerosos efectivos, dejando a Aitana Bonmatí y a Athenea del Castillo la paleta de la creatividad. De las botas de la cántabra salió una obra de arte a los 12 minutos. La futbolista del Real Madrid, endiosada, recibió unos metros a la derecha de la frontal del área, encaró a su par, bailó con la cadera para que la defensora diera un paso en falso y sacó un derechazo seco que reventó la red de la portería italiana.

 

Aunque ese tanto, más que despertar el ímpetu ganar del equipo, lo amainó. Y con la noticia de la clasificación para la fase final de la Nations League, todo giró hacia un camino inhóspito. Italia ya ofreció muchas dificultades en el encuentro de ida, que España resolvió con un gol especial de Jenni Hermoso en su regreso al equipo. También puso oposición en Pontevedra. Con un bloque bajo, cinco defensoras y un espíritu de lucha encomiable, las italianas, más que jugar, molestaron, bloquearon y desquiciaron a las españolas, que se fueron al descanso con solo dos disparos entre los tres palos. Y uno fue el gol…

😅 Empanada gallega y reacción insuficiente

La noche no era propicia. El combinado nacional salió en el segundo tiempo con una futbolista menos al campo por las sustituciones de Aitana y Athenea. Lucia García saltó al campo con prisas y casi con lo puesto, pero la el encuentro se reanudó sin Esther, que era la otra futbolista que tenía que entrar y que no estaba preparada. Un error fatal y que Italia, casi sin buscarlo, aprovechó con el empate de Giacinti. Mala salida de balón, gol y caras de incredulidad. Nadie entendía lo que estaba pasando.

 

Pero la empanada, haciendo honor a las tierras gallegas, ya estaba saliendo del horno. El bajón de España fue considerable e incontestable. Diez minutos después, las de Andrea Soncin ya celebraban la remontada. Cambiaghi cabeceó un centro con música de Manuela Giugliano ante la pasividad defensiva del cuadro nacional. Demasiado fácil. En este momento la selección entró en barrena. Desde el encuentro ante Japón, el pasado 31 de julio, las españolas no iban por detrás en el marcador. Muchos meses y partidos para recordar esa sensación. Y como pasó en ese encuentro mundialista ante las niponas, la abducción fue completa con el 1-3 de Linari.

 

España perdió el control al mismo tiempo que la niebla hizo acto de presencia en el estadio. Claro reflejo del estado de ánimo del equipo. Pocas ideas, imprecisiones y caras largas. Por dentro era imposible hacer daño a Italia, pero por fuera la noche era muy fría. Las futbolistas españolas no encontraron ninguna situación de superioridad por la banda desde la salida del campo de Athenea. Por la izquierda, Salma fue la mitad de lo que nos tiene acostumbrados e Italia se lo empezó a creer.

Ni el gol de Esther a pase de Tere Abelleira, que minutos antes se encontró con el larguero en un disparo marca de la casa, pareció amedrentar a las italianas. España se encontró sumida en su trivialidad y consumó su primera derrota como equipo campeón del mundo. La mejor noticia es que la derrota de Suecia mete a la ‘Roja’ en la fase final de la Nations League. Los dos equipos que alcancen la final el próximo febrero se llevarán un billete para los Juegos Olímpicos, mientras que al estar también Francia en esta fase, el ganador del tercer y cuarto puesto también podrá ir a París en 2024.

Ir al contenido