Barça - Oporto - Champions League
Champions League

El Barça aprende a sufrir en Europa, aleja fantasmas y sale líder de Oporto

La Liga española es una cosa y la Champions League otra bien diferente. Y eso le estaba costando asimilar al Barça en los dos últimos años, donde ha caído en la fase de grupos. Sin embargo, esta temporada la historia dibuja un camino bien diferente. El conjunto azulgrana demostró intensidad y capacidad de sufrimiento en Do Dragão ante un Oporto que puso contra las cuerdas a los de Xavi. Se vio, sobre todo, en el primer tiempo, donde los catalanes erraron 62 pases, 12 más que los lusos. Algo poco habitual en el Barcelona.

Contradictoriamente, de una perdida, la de Romário Baró, llegó el tanto culé. Gündoğan, con mucho espacio libre, filtró un pase para que Ferran Torres definiera por debajo de Diogo Costa. A partir de aquí, Ter Stegen, Koundé y Araújo se pusieron el traje de héroes para ahuyentar fantasmas del pasado. Mejor resultado que fútbol… pero con opciones nítidas de pasar a los octavos de final. Esa es la lectura del Barça, que lidera su grupo en con dos triunfos y que sigue invicto esta temporada. Esto es la Champions y el cuadro catalán ha aprendido la lección.

🔐 Koundé, Araújo y Ter Stegen echaron el cerrojo

Cuando el fútbol no llega hay que correr y defender. Algunos equipos están confeccionados para hacer eso, pero el Barça no es uno de ellos. Los azulgranas defienden teniendo el balón, pero en Porto no pasó eso. Los de Sérgio Conceição salieron como hienas y con una presión alta para recuperar balones… y lo consiguieron. Oriol Romeu, Gavi y Gündoğan sudaron de lo lindo para intentar sacar la pelota desde atrás.

Y cuando se optaba por rifar el esférico, este caía casi siempre en las zarpas de los lusos, que en ataque buscaron con insistencia la espalda de los centrales con los movimientos de Taremi, Pepê y Galeano. Pero el Barça también tiene futbolistas para sufrir. Araújo y Koundé ejemplifican esa cualidad. Los dos centrales estuvieron impecables al cruce, acumularon 11 despejes entre los dos y salvaron dos ocasiones de uno contra uno ante Ter Stegen siendo último hombre. Los dos tuvieron una precisión quirúrgica.

 

Y a las que no llegaron los dos zagueros lo hizo el portero alemán. Ter Stegen dejó cinco intervenciones, tres de ellas dentro del área. Dio la sensación de que los jugadores del Oporto podían pasarse horas rematando que siempre iba a aparecer una mano del guardameta.

🦈 Otra demostración del ‘Tiburón’

«Está muy difícil jugar en este equipo y hay que aprovechar todas las oportunidades». Así de asumido lo tiene Ferran Torres. El atacante valenciano empezó el partido en el banquillo, pero Lewandowski, extremadamente desacertado, se tuvo que retirar por una dolencia en el minuto 34. El ‘7’ azulgrana salió y solo tardó 12 minutos en marcar. Al filo del descanso. Aprovechó un pase magistral de Gündoğan para controlar y definir ante Diogo Costa. Otra vez se llevó el índice a la cabeza. Comienza a ser su celebración fetiche.

 

Hay que poner en valor el rendimiento de Ferran en este inicio de campaña. Cuatro goles en nueve partidos en el Barça, tantos como en sus 32 apariciones anteriores, y dos con la Selección española. El atacante de Foios está mucho más acertado respecto el curso anterior, cuando el gol se le negó en infinidad de ocasiones. Debe ser cuestión de estado de forma o de mentalidad, pero el delantero está aprovechando sus oportunidades.

🙄 Xavi apuesta por Lamine y escriben récords juntos

Xavi Hernández cumplió su partido número 100 como entrenador del Barça. No es sencillo alcanzar esa cifra en un banquillo tan exigente. Quique Setién y Ronald Koeman se quedaron por el camino antes. Pero el de Terrassa, que ha renovado su contrato hasta 2025, ha venido con la intención de marcar una época. Y de momento el camino es el correcto. Sus números lo demuestran: 63 victorias, 18 empates y 19 derrotas; con 191 goles a favor y 96 en contra.

Una de las últimas decisiones del técnico es su apuesta por Lamine Yamal. Con 16 años y 83 días, el canterano se convirtió en el jugador titular más joven de la historia de la Champions League, superando a Celestine Babayaro que lo hizo con el Anderlecht con 16 años y 86 días en noviembre de 1994. Este adolescente crea pavor a los rivales. Es descarado y tiene la personalidad para superar a futbolistas con mucha más experiencia. Deja su firma allá donde va. Primero en España y ahora en Europa.

Ir al contenido