Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid presenta candidatura ante el Granada

Hizo los deberes (3-1) el conjunto de la capital en su estreno liguero, ante un Granada algo tímido en su regreso a la máxima categoría del fútbol español. Morata abrió la lata al filo del descanso en un partido en el que estaban pasando pocas cosas en las áreas, pero Memphis apareció para reabrir, con un golazo, el dilema sobre quién debe ser el socio de Griezmann en el ataque. Antoine pasó hoy más desapercibido que de costumbre. No todo iban a ser buenos principios.

⚔️ La defensa del Atlético, un buen ataque

Tras un verano de múltiples fichajes para apuntalar la zaga, Simeone tocó pocas cosas respecto a sus últimos onces de la 2022/2023. Se mantuvo la línea de tres centrales y carrileros, en la que tan cómodo se siente Yannick Carrasco, que fue uno de los principales factores de desequilibrio y profundidad desde la izquierda. La única novedad, más allá de ver a Llorente de inicio como carrilero por el flanco diestro, fue la de César Azpilicueta. El excapitán del Chelsea debutó como central derecho de partida y terminó en la demarcación de Llorente. Una buena prueba de que su polivalencia y poso competitivo no necesitarán más tiempo para convencer al ‘Cholo’.

El Atlético se blinda en defensa: ¿qué más refuerzos necesita Simeone?

Su partido así lo acredita, porque Azpilicueta no solo fue un baluarte defensivo, atento en las vigilancias e impetuoso para defender hacia delante, también asentó al Atlético en campo contrario con sus conducciones agresivas. Debut de notable alto, porque, por si fuera poco, se encargó además de poner la asistencia del 1-0, que remachó Morata tras un despeje fallido de otro recién llegado al Granada, como Jesús Vallejo. Pudo ser doblete del ex del Real Madrid, que marcó otro tanto en el descuento del primer acto, aunque este no subió por posición antirreglamentaria de Marcos Llorente en la asistencia. En todo caso, no fueron numerosas las llegadas del Atlético hasta entonces, pese a controlar el choque.

🙏 Granada encomendada a Samu Omorodion

El partido se torció para los locales cuando el propio Carrasco cometió un error importante en salida de balón, que le costó el 1-1 en contra. Gonzalo Villar, nada más ingresar al terreno de juego por Melendo como el centrocampista más adelantado del 1-3-5-2 (con Callejón de carrilero diestro), se encargó de recuperar ese esférico y asistir al punta, un Samu Omorodion que trajo por la calle de la amargura a los centrales rojiblancos. En un Granada que buscó salidas en largo y no consiguió incomodar apenas a Oblak por esta vía, el delantero hispano-nigeriano fue clave para amenazar en los tramos de partido en los que los de Paco López encontraron la forma de hundir al Atlético en su área y abastecer con centros laterales al ‘9’.

El resurgimiento de Granada y la edad de oro del deporte nazarí

El meta esloveno apenas tuvo que intervenir en tres ocasiones, que tuvieron como protagonistas a Samu y Uzuni, el delantero que venía de liderar el ataque nazarí la temporada pasada en segunda división y que hoy estuvo cerca de empatar el partido (2-2) en el descuento. Poco después de que Memphis, que le aportó mucha frescura al ataque atlético desde el banquillo, descosiese la redonda para marcar el gol de la jornada. La rúbrica fue de Llorente, que más allá de certificar el triunfo, hace que los pupilos de Simeone terminen la primera jornada en lo más alto de la clasificación.

Pendientes, eso sí, del estado físico de Koke. El capitán fue la peor noticia para los colchoneros, ya que tuvo que abandonar el césped a los 7 minutos de juego. Pablo Barrios no desaprovechó sus minutos como mediocentro, cuando los rumores apuntaban a una posible salida que ahora parece frenarse. A diferencia de la buena inercia de los habitantes del Metropolitano.

Ir al contenido