Real Madrid

El Real Madrid de Rodrygo deja al Sevilla sin Europa

La penúltima jornada de la liga comenzó pasada por agua, con riesgo, incluso, de que el partido se tuviese que aplazar en el Ramón Sánchez Pizjuán. Finalmente se jugó, pese al diluvio, y el Real Madrid se llevó la victoria (1-2) con otro doblete de Rodrygo Goes, empeñado en exprimir todos y cada uno de los minutos que le brinde Ancelotti en este final de temporada. Tuvo que remontar, eso sí, el tanto tempranero de Rafa Mir para el Sevilla.

🤵‍♂️ El Madrid de Rodrygo y los cinco centrocampistas

Independientemente de los roles, Ancelotti salió de inicio con Valverde por la derecha y la novedad de Dani Ceballos en la izquierda, que ha monopolizado Vinícius Júnior esta temporada. Sin el brasileño, ni tampoco Benzema y Asensio por lesión, Carlo se tuvo que inventar un plan de emergencia que si bien podría parecer que contribuiría a tener más control, con Kroos y Modrić por detrás, la realidad no fue exactamente así. El equipo blanco volvió a ir de menos a más.

Rodrygo Goes, el heredero de ‘Mr. Champions’ en el Real Madrid

Lo que no cambió fue el protagonismo de Rodrygo, que nos regaló dos golazos de bella factura. El primero, para empatar, de libre directo a contrapié para engañar a Bono. El segundo, después de un pase vertical tenso de Toni Kroos, sucedido por uno de esos eslalon tan característicos, que en esta ocasión volvieron loco a Montiel. El delantero centro del Real Madrid hoy se marchó visiblemente enfadado porque su técnico le retiró del terreno de juego antes de tiempo e impidió un hat-trick que parecía probable.


Rodrygo ha marcado 6 goles en los últimos 5 partidos.


🥚 Acuña, protagonista en lo bueno y en lo malo

Hubo algunas rotaciones en el Sevilla, como las de Loïc Badé, Óliver Torres, En-Nesyri o Lucas Ocampos. El que no descansó fue Acuña, sancionado por la cartulina roja que vio en las semifinales de la Europa League frente a la Juventus. Él mismo percutió a la espalda de Lucas Vázquez para que Rafa Mir inaugurase el marcador a los tres minutos de encuentro. El Real Madrid empató y Lamela tuvo el 2-1, que no subió al marcador porque se topó con la madera.


El canterano Manu Bueno fue la principal novedad de Mendilibar en el centro del campo, junto a un Ivan Rakitić que sigue con una alta carga de minutos.


Sin embargo, Acuña volvió a marcharse antes de tiempo a las duchas. Vio otra roja después de una dura entrada a Dani Ceballos, que refleja lo mejor y lo peor de su fútbol, a máxima intensidad. A pesar de que la acción delata un exceso de revoluciones, declaró al término del partido en sus redes sociales que «se hace difícil jugar contra doce». Unas declaraciones que podrían acarrear sanción.

🧮 ¿Cómo están las cuentas?

Con este resultado, el Real Madrid se asegura dormir una semana más como segundo clasificado, por delante de su eterno rival de la capital. En caso de que el Atlético de Madrid no ganase, los de Simeone se despedirían del subcampeonato de manera matemática.

Por su parte, el Sevilla se queda décimo, a solo un punto de la séptima plaza que da acceso a Conference League, aunque con un partido más que sus cinco competidores por ese objetivo. Prácticamente imposible, por tanto. Todo al naranja, todo a la Europa League. Próxima parada, Budapest, el miércoles contra la Roma de Mourinho, que ha caído (2-1) a la misma hora contra la Fiorentina y se ha quedado también sin opciones de entrar en Champions vía Serie A.

Ir al contenido