Santi Cazorla Oviedo.
Segunda división

El Oviedo entra en una nueva «dimensión» tras la llegada de Cazorla

Tras tres años en Catar, la afición del Real Oviedo perdió prácticamente la fe en ver de vuelta al hijo pródigo. Un Santi Cazorla que se marchó muy pronto, antes de debutar con el primer equipo que siempre ha llevado en el corazón y ha defendido allí donde ha estado. Cuando la agenda se lo permitía, acudía al lugar donde comenzó todo para él, pero no era suficiente. La historia era demasiado cruel como para no escribir un último renglón en el epitafio de su carrera, debió pensar el campeón de dos Eurocopas y un Mundial con España. Y le puso remedio, convirtiéndose en el debutante más veterano en la historia del club, camino de los 39 años.

🔐 Una deuda pendiente

Con esas dos palabras explica Pablo Fernández, periodista en La Voz de Asturias, el fichaje de Cazorla por el Oviedo en pleno 2023. Para él, Santi era el abanderado de la generación perdida de un Real Oviedo que en 2001 bajó a Segunda división y que llegó a verse relegado a la cuarta categoría dos años después por un tema impagos. Estuvo en serio riesgo de desaparición. «Al margen de esa situación, duele porque había una camada de jugadores que venían desde abajo que no pudo aprovechar el Real Oviedo, en la que estaban Santi Cazorla, Juan Mata, ‘Michu’ o Adrián López. Los dos últimos llegaron a debutar, incluso», apunta Pablo.

No era la única deuda pendiente del equipo, ni tampoco el primero de aquella quinta en regresar a su casa, pero sí el que marca un antes y un después con su retorno. «En su día volvieron jugadores de la casa como Saúl Berjón o el propio ‘Michu’, cuando ya estaba muy tocado por las lesiones, pero lo de Cazorla es otra dimensión. Es un fichaje que había que hacer, aunque no juegue, que ojalá que sí podamos disfrutarlo sobre el césped. Nadie espera que Cazorla sea una estrella ya, pero sí que vaya a ayudar. Hace poco entrevisté a Rodri Tarín y me dijo que habían alucinado con él a nivel personal, porque se comporta como uno más del grupo, más allá del tópico. Y en el apartado comercial va a superar con creces el récord de camisetas vendidas en el club».

Para el Oviedo será un disfrute tener de vuelta a uno de los futbolistas más icónicos en la historia de la entidad, pero, para el ex del Villarreal, Arsenal y Málaga, entre otros, también supone cerrar un círculo y otra factura sin pagar: «Recuerdo bien la pretemporada de la 2003/2004, que fue la más simbólica porque no solo no había dinero para fichar y el Oviedo iba a empezar con -6 puntos por los impagos, sino que apenas había ropa del club y ni siquiera tenían luz y agua en la ciudad deportiva. Allí se formó un equipo de chavales y canteranos que tiraron mucho del carro. Cazorla llegó a entrenar en el Carlos Tartiere ese verano, pero no se quedó. Jon Carrera, un exjugador del Oviedo y actual delegado de campo del filial, siempre cuenta que conoció a Santi vestido con unos pantalones pirata. Se presentó diciendo que era Santi Cazorla y que al día siguiente se iba al Villarreal».

 

Pablo nos confiesa que también se alegra por los más jóvenes, que son ahora el alma del estadio: «El Carlos Tartiere está lleno de chavales de 20 o 25 años. Llama la atención, porque ellos no vieron al Oviedo en primera división, realmente la afición por el club se la han inculcado sus padres. Merecían disfrutar ahora, con la camiseta de su equipo, a uno de los canteranos que les marcaron en su infancia por su papel en la Selección».

🤨 ¿Cazorla llega para jugar?

A Santi Cazorla se le había hecho bola este principio de temporada, venía de varios meses sin jugar y en las seis primeras jornadas no entró en los planes del entrenador. Sin embargo, el cambio estilístico radical en el banquillo, le abrió la puerta de par en par. Gabriel Gallego, cofundador de la web de Killer Asturias, nos cuenta que «Luis Carrión, técnico de ADN Barça, confesó que la llegada de Cazorla le había convencido para fichar por el Oviedo. Álvaro Cervera, sin embargo, fue mucho más prudente con Santi en las seis jornadas que estuvo al frente esta temporada». Gabriel se mojó también con el rol que espera que ocupe el ídolo ovetense: «Al nuevo míster le gustan los jugadores verticales por las bandas, por lo que creo que Cazorla será más importante por dentro, como centrocampista».

👫 Santi Cazorla puso de acuerdo a Oviedo y Sporting

Más allá de su encaje en el campo, el matrimonio con la afición lo tiene asegurado. Con la propia e, incluso, con la rival. Cosa de la que muy pocos futbolistas pueden presumir. «En el momento que, simplemente, salió a calentar, el Carlos Tartiere le recibió con todos los honores. Es un motivo de esperanza, más ahora que el Oviedo está penúltimo. Cazorla siempre ha sido un oviedista que ha sufrido en la distancia por su equipo», apunta Gabriel, quien tiene en alta estima al de Llanera. Al igual que Borja Fernández, su socio en Killer Asturias, encargado de cubrir la información del Sporting: «Santi se merece todo lo bueno que le pase. Es un jugador muy respetado también en Gijón, nunca ha recibido ningún tipo de represalia por parte de la afición sportinguista. Eso habla mucho de su humildad y su forma de ser».

Guía de Segunda división 2023/2024: regresa el campeonato más igualado de Europa

Borja cree que se ha ganado el respeto de El Molinón porque siempre ha llevado a Asturias en el corazón y así lo ha transmitido en los títulos cosechados fuera del club o en sus triunfos personales. También, porque se valora el gesto romántico de querer terminar su carrera en casa, algo que cada vez se ve menos en el fútbol. «El problema para el Sporting es que, con la llegada de Cazorla, también se reabre una herida en Gijón. Porque, si bien la afición vivió el regreso de jugadores de la casa como Javi Fuego o Jony Rodríguez, tiene la espinita clavada de no haber visto el retorno de Luis Enrique y David Villa, quienes en su día dejaron caer que volverían. Duele ya que, en Asturias, ‘El Guaje’ ha sido incluso más idolatrado que Santi».

Ir al contenido