Selección

España remonta, golpea y noquea rumbo a la final del Europeo sub-21

Después de dos partidos en los que ‘La Rojita’ bajó sus prestaciones, los de Santi Denia recuperaron una buena imagen en semifinales y, sobre todo, exhibieron más pegada que nunca para arrollar a Ucrania (5-1) y clasificarse para la final del Europeo sub-21. Tuvo que remontar el tanto inicial de Bondarenko, a los 12 minutos de juego. Y, al igual que hace una semana, Abel Ruiz se vistió de héroe. Suyo fue el empate pocos minutos después, además de participar en el 2-1 de Oihan Sancet, en el 3-1 de Antonio Blanco y en el 5-1 de Sergio Gómez, por mucho que solo el último contabilice como asistencia. El cuarto corrió de la cuenta de Aimar Oroz, una obra de arte.

🤤 Abel, contigo empezó todo

No contento con marcarle a Ucrania el agónico empate que metió a España como primera de grupo, el delantero del Sporting Clube de Braga dejó una de las mayores actuaciones del Europeo sub-21. Más allá de lo fácilmente perceptible, fue decisivo con sus armas más diferenciales: descargas, retención de balón de espaldas, pivoteo para girar el juego de su equipo, trabajo sin balón por movilidad y cuerpeo… Al término del encuentro reconoció que se encuentra en su mejor momento. No hay más que verle, tirando rabonas. Derrocha confianza desde el debut, en el que, paradójicamente, estuvo especialmente inspirado, pero desacertado en la definición.

El ritmo de circulación de España mejoró, en parte, por su presencia. Porque, a diferencia de los mejores minutos de ‘La Rojita’ hasta estas semifinales, hoy no desequilibró apenas por fuera. Rodri Sánchez y Sergio Gómez completaron un partido más discreto, al igual que los dos laterales, Víctor Gómez y Juan Miranda, más preocupados por frenar a los incisivos extremos rivales. El zurdo del Betis cumplió con su cometido y arruinó la noche de Nazarenko, el mismo que le sacó las costuras a Manu Sánchez hace una semana.

🇺🇦 Mudryk y Sudakov, líderes de Ucrania

Fue un duelo abierto, con ritmo, transiciones y alternancia de dominio y posesión en su inicio. Tras el descanso, la España más sobria y certera se lo llevó a su terreno. Ucrania pegó primero, gracias a un envío profundo de Heorhiy Sudakov que activaba el desmarque en profundidad de Mykhaylo Mudryk. Ambos, que coincidieron en el Shakhtar Donetsk a comienzos de esta 2022/2023, llevaron la manija de cada ataque. El extremo que le costó cerca de 100 millones de euros al Chelsea le dio la noche a Víctor Gómez, con su cambio de ritmo en conducción y ruptura. Más de jugadas que de juego, en todo caso.

El centro neurálgico para verticalizar los ataques y romper las líneas de España sub-21 fue Sudakov, presente en la distribución desde la base de la jugada, en la recuperación, aceleración e, incluso, en alguna llegada, como ante Francia en cuartos de Final. El ’22’ se despide, además, como máximo goleador (3) de Ucrania en el Europeo. Aunque, para llegador, Artem Bondarenko, que también es su socio en los interiores del Shakhtar. El capitán no solo marcó, también puso en aprietos a Arnau Tenas, que le sacó una clarísima al inicio del segundo periodo. No fue la única del portero que acaba de anunciar su marcha del Barça y que se ha destapado en este Europeo.

Las cinco generaciones campeonas del Europeo sub-21 con España

⚔️ La final más esperada

Con esta victoria, España se jugará su sexto título en el Europeo sub-21 ante Inglaterra, que hoy tampoco se apiadó de Israel (0-3). Dos generaciones enemistadas en términos futbolísticos desde 2017, año en el que se enfrentaron en la final del Mundial sub-17, con victoria (5-2) para Inglaterra; y en la del Europeo de esa misma categoría, que fue a parar a las vitrinas de España cinco meses antes, en la tanda de penaltis. ¡Hora de desempatar! Habrá que esperar al sábado, a las 18:00 horas del centro peninsular.

Ir al contenido