Canadá
Baloncesto

¿Cómo juega la Canadá de Jordi Fernández, la nueva favorita que amenaza a España?

La selección canadiense ha mostrado sus intenciones reales en este Mundial de baloncesto. Los pupilos de Jordi Fernández van a por todas y han aterrizado en Filipinas, Japón e Indonesia con ganas de hacer historia. Con Shai Gilgeous-Alexander como estrella y uno de los candidatos más firmes a ser coronado MVP del torneo, Canadá amenaza a España en la segunda fase de grupos.

Han tenido que pasar más de 20 años para que Canadá estuviera entre los 16 mejores clasificados en el Mundial de baloncesto. Una hazaña que realza la figura de Jordi Fernández como entrenador y que señala a esta generación como la mejor de todos los tiempos en el país de la hoja de arce. Los canadienses han sumado un pleno de victorias en la primera fase de grupos con sendas palizas a equipos duros como Francia o Letonia. Ahora esperan continuar su camino hasta lo que no han conseguido nunca: colarse en la lucha por las medallas.

Fracaso estrepitoso de Francia: adiós al Mundial de baloncesto

🪞 Canadá… ¿Un reflejo de los Sacramento Kings?

Jordi Fernández es cada vez más conocido en España. El técnico catalán decidió marcharse a Estados Unidos para cumplir el sueño americano y formarse en la mejor liga del mundo. En la NBA ha pasado por muchas etapas hasta convertirse en la mano derecha de Mike Brown en los Sacramento Kings. Con la franquicia californiana Brown y Fernández han conseguido dar con la tecla y devolverles a playoff con un baloncesto vertical, moderno y muy ofensivo.

Sacramento Kings, la trituradora ofensiva dirigida por De’Aaron Fox

Con De’Aaron Fox y Domantas Sabonis como principales figuras, los Kings fueron una trituradora ofensiva. Como asistente del nombrado entrenador del año, Jordi estuvo en muchas quinielas para dirigir en la liga como primer entrenador. De momento tendrá que esperar, pero Canadá sí que apretó el gatillo y le confió la mejor generación de su historia.

Jordi ha implementado parte del sistema que dominan en Sacramento, adaptado a su forma de dirigir y a los jugadores con los que cuenta. Canadá se ha llevado por delante a todos sus rivales, a los que ha superado siempre por un mínimo de 26 puntos. Una auténtica barbaridad si se tiene en cuenta que ha jugado ante combinados como Francia y Letonia.

La velocidad en el juego y el triple es la principal arma de esta selección canadiense que toma prestado ese estilo de los Kings de Mike y Jordi. En la pintura, Kelly Olynyk adapta el rol de Sabonis a sus capacidades más toscas y defensivas que las del lituano. Canadá basa más si cabe su juego al exterior con Shai como líder de la ofensiva, pero se apoya más en la defensa de lo que lo hacen los Kings con jugadores como Dillon Brooks o el propio Olynyk.

🏆 Shai busca ser el MVP del Mundial

Jordi es el líder desde el banco, aunque en la pista todo gira alrededor de Shai Gilgeous-Alexander. El base de los Oklahoma City Thunder ha tenido una de las evoluciones más espectaculares y fulgurantes de los últimos años dentro de la NBA y del baloncesto planetario. Su última temporada ya fue de película y sirvió como culminación a lo que ya se podía vaticinar con su aterrizaje en la liga. Los Clippers le sacrificaron para conseguir a Paul George y los Thunder le colocaron el cartel de jugador franquicia. Shai obtuvo en Oklahoma lo que nunca hubiera obtenido en Los Ángeles: tiempo y paciencia.

 

En Oklahoma jugó cuatro temporadas donde él era la estrella en un equipo que miraba al futuro y con objetivos a largo plazo. Le permitieron el derecho a equivocarse una y otra vez y sumó minutos para convertirse en una estrella de la liga. En la 2022/2023 Shai explotó definitivamente y elevó de manera drástica sus prestaciones ofensivas. Pasó de los 24,5 puntos por noche a los 31,4. Un salto que le llevó a ser integrado dentro del mejor quinteto de la NBA.

Ahora quiere dar continuidad a su buen momento consciente de que sus Thunder todavía no están para ganar en la mejor liga del planeta. Sin embargo, Canadá sí que está en condiciones de ofrecerle luchar por un título en este Mundial. Su catálogo de recursos ofensivos y su privilegiado físico le han convertido en imparable en el baloncesto FIBA. De momento acredita 22 puntos por choque y un mejorable 27,3% desde el triple. Pese a ello, da la sensación de que tiene escondido mucho más y que frente a rivales de entidad como será España va a ofrecer un nivel excelso.

Canadá

Shai Gilgeous-Alexander, durante el partido contra Letonia.

Tanto Canadá, como los propios Jordi Fernández y Shai Gilgeous-Alexander, esperan dar un paso más y no bajar el pistón ante los rivales que se les presentan. Los de la hoja de arce quieren reinar por primera vez en el baloncesto mundial y medirse a los más fuertes no es más que una motivación extra para dar el mayor nivel posible. Por lo tanto, para España, la de Canadá, será la mejor vara de medir el nivel real de las aspiraciones y del color de la medalla a la que pueden optar los de Sergio Scariolo.

Ir al contenido