Marc Márquez - Moto GP
Motor

La crisis de Marc Márquez… y de MotoGP

La temporada 2023 de MotoGP arrancará el último fin de semana de marzo con el Gran Premio de Portugal. Tres campeones diferentes en los últimos tres años —Joan Mir, Fabio Quartararo y Pecco Bagnaia— llenan de incertidumbre y alicientes a un deporte que, según las audiencias, vive una crisis importante que empezó a fraguarse antes de transitar a la televisión de pago.

Una época gloriosa

El motor en España vivió un auge desmedido a principios del siglo XXI. Telecinco emitió por primera vez en la historia el Mundial de Fórmula 1 en 2004, un año antes de que Fernando Alonso revolucionara las audiencias. Ni siquiera el fútbol era capaz de echar un pulso a las cifras de la principal cadena de Mediaset, que pegó un pelotazo con los dos Mundiales del asturiano. Por aquel entonces MotoGP sumaba dos décadas en TVE. En 2004, más de dos millones de espectadores —de media— presenciaron el título de Valentino Rossi, que aventajó en casi cincuenta puntos al español Sete Gibernau.

Hasta el 2015 —con la excepción de 2005— MotoGP siempre superó los dos millones de espectadores. En algunas temporadas, de forma holgada. La mejor campaña en cuanto a audiencias se registró en 2013. Telecinco tenía los derechos ese año —emitió las carreras entre 2012 y 2015— y Nico Abad ponía la voz. Ese año Marc Márquez ganó un apretado Mundial con solo cuatro puntos de brecha respecto a Jorge Lorenzo. Detrás quedaron Dani Pedrosa y Valentino Rossi.

Una cuesta abajo fácil de explicar

De esos cuatro pilotos tres ya no están. Tres retiradas y la lesión de Márquez, que no corre sin contratiempos físicos desde que ganara el Mundial. Esta es la explicación que dio el piloto de Cervera a la caída de audiencia, en un acto celebrado en la Gran Vía el domingo, solo dos días después de su 30 cumpleaños, y con motivo del documental ‘Marc Márquez. All in’ que ha estrenado recientemente la plataforma Amazon Prime Vídeo.

Razón no le falta al catalán. Ya en 2014 y 2015, los datos fueron cuesta abajo, cuando todavía tenía los derechos Telecinco. Con la televisión de pago todo a ido a peor. Ni Movistar+ ni DAZN han sido capaces de sostener el interés. 2022 fue el peor año, a excepción de 2018 —temporada en la que no se emitió una sola carrera en abierto—.

Pero el descenso, como bien apuntó Márquez, atiende también a otros parámetros. Los dos Grandes Premios celebrados en España emitidos por Telecinco en 2022 están muy lejos del 29% share que alcanzaba MotoGP en 2013. La carrera en Aragón fue seguida por 1.164.000 espectadores —16,6% de share—, mientras que la de Aragón apenas congregó a 823.000 aficionados —11,1% de cuota de pantalla—.

La Fórmula 1, por encima

El ‘gran circo’ ha vivido una crisis similar a la de MotoGP. Sin embargo, pese a que Fernando Alonso ya no pelea ni siquiera por el podio, el atractivo de los monoplazas es mayor. La Fórmula 1 superó en 2022 el medio millón de espectadores emitiéndose también en DAZN, casi el doble que MotoGP. En mayo, sin ir más lejos, las tres carreras de F1 entraron en el top 30 de visualizaciones en las plataformas, mientras que ninguna de MotoGP lo hizo.

Fernando Alonso moto gp fórmula 1

¿Qué futuro le espera a MotoGP?

MotoGP necesita ese atractivo, esa figura capaz de enganchar a los aficionados. En España, Fernando Alonso mantiene su tirón, incluso por encima de Carlos Sainz, a pesar de que ‘El Plan’ no tuvo efecto y ‘la misión’ de su tercer Mundial se antoje lejana.

Los test de pretemporada han sido, por el momento, una mala noticia para MotoGP. Marc Márquez, que ha pasado por el quirófano cuatro veces en los últimos tres años, está muy lejos de las Ducati. Si no se produce un giro de 360 grados, no podrá pelear por las victorias. La nómina de españoles es extensa, pero nadie engancha tanto como él.

La solución quizás esté más allá, en el futuro. Moto 2 batió récord de audiencia con el primer triunfo de Acosta. Es el segundo piloto más joven en ganar un Mundial —el de Moto 3, con 17 años y 166 días— solo por detrás de Loris Capirossi. Quizás el sea la persona que necesita el motociclismo para reencontrarse con su público.

Ir al contenido