Carlos Alcaraz
Tenis

Los doce meses de récord de Alcaraz hacia su segundo US Open

Hace casi un año, el 11 de Septiembre de 2022, el mismo día que cayeron las torres gemelas en Nueva York (en 2001), Carlos Alcaraz conquistó en Flashing Meadows el primer Grand Slam de su carrera. Doce meses después acude a la misma cita como uno de los dos grandes favoritos del cuadro junto a Novak Djokovic. En este periplo, el murciano se ha empeñado en demostrar que su éxito no fue casualidad. En estos casi 365 días ha madurado su tenis y ha roto récords de todo tipo.

1️⃣​ Un número 1 que perderá tras el torneo

Un día después de coronarse campeón del US Open, Carlos Alcaraz amaneció un 12 de septiembre de 2022 como número uno del mundo. El más joven de toda la historia en alcanzarlo, con solo 19 años y cuatro meses. Concluyó el año en ese escalón. Pese a que ha perdido esta condición en tres intervalos (13 semanas en total), ha logrado plantarse en el último major del curso como primer cabeza de serie. El triunfo de Djokovic en primera ronda le relegará de esa condición otra vez, pero tiene en su mano la posibilidad de cerrar el año en ese puesto de privilegio.

🚑​ Las lesiones… y los calambres de Roland Garros

No todo han sido buenas noticias. El español ha sabido dar un giro de 360 grados a un 2023 que empezó con contratiempos para él por culpa del físico. A una rotura abdominal le sumó una lesión muscular en su pierna derecha que le privó de disputar el Abierto de Australia. El español no pudo competir hasta mediados de febrero, aunque lo hizo a lo grande, con cuatro títulos (Buenos Aires, Indian Wells, Barcelona y Madrid) hasta Roland Garros.

Ahí, en semifinales, en el que probablemente era el partido más difícil de su corta trayectoria —frente a Djokovic, el mejor de todos los tiempos, en toda una semifinal de Grand Slam— afloraron de nuevo los problemas musculares, aunque esta vez el inconveniente fue la cabeza. El propio Carlos Alcaraz lo reconoció después.

Novak Djokovic, rey del tenis mundial tras vencer en Roland Garros

El bloqueo psicológico ante la envergadura de la cita le llevó a sufrir calambres que le condenaron en un envite donde desde el principio se le vio más quejicoso de lo habitual, con continuas palabras a Juan Carlos Ferrero. Difícil imaginar tras aquel episodio que el español iba a logar cambiar las tornas en una superficie que apenas había explorado.

🎾​ Una gira de hierba perfecta

Hasta este 2023 Carlos Alcaraz solo había sumado cuatro triunfos en hierba, todos en Wimbledon: una victoria en 2021 y tres el pasado curso. De un plumazo, esta temporada ha firmado doce victorias consecutivas, enlazando los títulos en Queen’s y Wimbledon. En la Catedral se resarció de lo acontecido en París, con una victoria en cinco mangas. Un envite que significó algo más que su segundo Grand Slam: fue un desafío definitivo a la tiranía del big three, por la forma en la que lo consumó, con autoridad física, psicológica y tenística sobre el mejor tenista de todos los tiempos.

🏆​ ¿Tercer Grand Slam para Carlos Alcaraz?

Desde su batalla en Wimbledon, Alcaraz y Djokovic solo se han enfrentado en la final de Cincinnati, con victoria agónica para el serbio. Su rivalidad, igualada (2-2), podría experimentar otro duelo en Nueva York, donde el español ha aterrizado mucho más maduro que hace un año.

Djokovic, los números del ‘GOAT’

El de Belgrado cuenta con la ventaja de un cuadro en el que han caído nombres importantes a las primeras de cambio, como Musetti y Rune. Alcaraz entra en escena en la madrugada de este miércoles frente al alemán Koepfer, con la esperanza de alzar su tercer major en el mismo escenario en el que cambió su vida tras levantar el primero. «Desde entonces soy más conocido», ha afirmado recientemente.

Lo cierto es que Alcaraz es, hoy por hoy, el principal —y único— candidato para tratar de repetir las hazañas del big three. Las marcas lo saben: le han convertido en el segundo mejor pagado en 2022, según la revista Forbes. El murciano está dispuesto a asumir el reto.

Ir al contenido