Quincy Promes - Ajax - Sevilla - Fúrbol - Cárcel
⚽ Fútbol internacional

Quincy Promes, el extremo que rechazó a Klopp se enfrenta a 9 años de cárcel

Hay quien dice que la vida de los futbolistas es muy volátil. «Un día estás en la cima y, al siguiente, nunca se sabe lo que puede pasar». Típica frase que si no fuera porque ya tenía antecedentes penales, le vendría como anillo al dedo a Quincy Promes. El exjugador del Sevilla y actual extremo del Spartak Moscu, quien fuera el segundo máximo goleador (20) de la pasada Premier League de Rusia solo por detrás de Malcom (23), récord personal, se enfrenta a una pena de nueve años de prisión tras la incautación de más de 1.000 kilos de cocaína. Ver para creer.

👮 Quincy Promes se enfrenta a 9 años de cárcel por tráfico de cocaína

El futbolista neerlandés está siendo procesado en su país natal por la presunta importación de 1.300 kilogramos de cocaína, incautados en dos lotes de 650 kilos. La operación se produjo en el puerto belga de Amberes, a finales de enero de 2020, según informa la fiscalía neerlandesa más de tres años después. Quincy Promes no estaba presente en el momento de la detención, pero hay indicios de su colaboración, tal y como destapó el diario local Het Parool y como confirmó después el Ministerio Público de Países Bajos.

Quincy Promes Spartak Moscu

Quincy Promes fue galardonado en 2022 con el Sport-Express Award, que se le entrega al mejor jugador del año en Rusia.

No es el primer altercado que protagoniza Quincy Promes, que ya confesó el mismo año haber apuñalado en una rodilla a su propio primo en una fiesta de cumpleaños. Al parecer, de manera fortuita. La trama se hizo pública a través de un audio que grabó una conversación telefónica del futbolista residente en Rusia desde 2021, que siempre se ha declarado no culpable ante el Tribunal de Ámsterdam.

🔪 Antes del meme, fue un extremo punzante

Amante de los bailes y las máscaras para celebrar los goles, que no han sido pocos desde el momento que explotó su carrera, Quincy Promes comenzó a jugar de manera profesional en Países Bajos. Estuvo entre 2002 y 2008 en la cantera del Ajax, antes de terminar su proceso formativo en el Haarlem Jeugd, Go Ahead Eagles y en el Twente, equipo en el que aprendió de un Dušan Tadić muy irregular respecto al atacante más influyente de la Eredivisie, en el que se convirtió en el último lustro. Sin embargo, Promes explotó en la Premier League rusa, con Mario Pašalić y Luiz Adriano como socios favoritos en ese Spartak Moscu, que desembolsó 12 millones de euros por él en 2014, poco después de su debut con la selección absoluta de Países Bajos.

Mohamed Ihattaren: la perla que se perdió en medio de la mafia

Lo hizo bajo la tutela de Louis van Gaal, en su primera etapa. Curiosamente el mismo entrenador que le apartó después, en 2021, tras sus polémicas extradeportivas: «No llamaré a un jugador que esté vinculado con este tipo de problemas. No beneficiaría a nadie», declaró el veterano y reputado entrenador. No le tembló el pulso, por mucho que fuera uno de los jugadores más desequilibrantes del país y de que acudiera convocado por Frank de Boer a la Eurocopa de 2021. Desde entonces, Quincy no ha vuelto a la ‘Oranje’, en la que alcanzó las 50 internacionalidades, aunque sí regresó al Spartak Moscu.

¿Cuál es la situación futbolística en Rusia?

Quincy Promes se llegó a convertir en el jugador más codiciado de la Premier League rusa, fue uno de esos casos que no se entiende cómo no salieron antes. En parte, se explica que fue por el poder económico de Rusia, aunque también echó raíces entre la nieve de Moscú. Se le relacionó especialmente con el Liverpool, hasta que un día se cansó y respondió de forma tajante: «He escuchado rumores. Está bien que me quieran, pero no me veo allí… Soy feliz en el Spartak». Típicas declaraciones de un futbolista cansado de leer su nombre en la prensa, seguramente, porque el tiempo le quitó la razón cuando fichó por el Sevilla en 2018, a cambio de más de 20 millones de euros. Fue una de las apuestas más fuertes de Monchi en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Decepción importante, ya que apenas marcó tres goles en 49 partidos con el Sevilla, está claro que no se adaptó bien al estilo de Pablo Machín. Eso sí, dejó anécdotas para la posteridad, como cuando fue a una tienda Apple y les dijo a unos aficionados que si le ganaban a piedra, papel o tijera les regalaría un Iphone. Y así sucedió. Más allá de su indudable calidad, no se puede decir que Quincy Promes sea un deportista convencional. Ni tampoco modélico.

Ir al contenido