Real Madrid

¿Qué pierde el Real Madrid de Ancelotti sin Éder Militão?

Caretto monta un circo y le crecen los enanos. En mitad de una semana trágica para el equipo blanco, en la que parece que se complica el fichaje de Mbappé y en la que Thibaut Courtois (ligamento cruzado anterior) y Arda Güler pasaron por quirófano para tratar sendas lesiones de gravedad, Éder Militão ha protagonizado la última catástrofe. El central brasileño de 25 años abandonó San Mamés al comienzo de la segunda mitad de la primera jornada de liga, después de torcerse la rodilla en una acción sin balón ni adversarios de por medio. Fue él solo. Y las pruebas han confirmado lo peor: también tiene afectado el cruzado.

🫡 ¿Era Militão el líder?

Hace un año, lo más común era apuntar que el jerarca de la zaga blanca era David Alaba. Por un tema de experiencia, galones, idiosincrasia y por características futbolísticas. A Militão aún le faltaba terminar de pulir su carrocería envidiable para ser el central tan completo en el que se convirtió. Un tema de interpretación y de medición de riesgos para ser todo lo fiable que ha resultado en 2023. Así creció Éder, un central que desembarcó en Concha Espina por 50 millones de euros que se explicaban más por su potencial que por lo que era en julio de 2019.

Por jerarquía, al menos, igualó esta última temporada ya al austriaco. Y, por desempeño táctico, se convirtió en el bastión inexpugnable para proteger el área ante la adversidad, así como para imponerse en el juego aéreo, realizar salidas de zona y perseguir lejos a su par, algo que requiere de una velocidad y físico que podrían verse mermados tras una lesión de esta índole. No desaparecer, pero, tal vez, sí hacer que cambie el prototipo de central. A campo abierto ya era igual o más solvente que David.

Éder Militão

Éder Militão fue la 2022/2023 el tercer jugador con más minutos y titularidades en todas las competiciones (tras Courtois y Vinícius en ambos registros), y el quinto con más partidos jugados (tras Camavinga, Rodrygo, Vinícius y Valverde).

En el aspecto en el que Alaba sigue como central insustituible es en la salida de balón, que en el Real Madrid se fragua por el flanco zurdo desde tiempos inmemoriales, siempre que sea posible. En todo caso, una de las rutas más utilizadas para eludir presiones altas y, de paso, generar ventajas en campo contrario, era el desplazamiento largo cruzado de Militão. Especialmente, con Vinícius Júnior como receptor. Su compatriota, no por estar lejos, dejaba de ser uno de sus mejores socios.

🤔 ¿Apostar por Nacho o Rüdiger?

Para salir en corto, hacerse grande en el área y cuerpear con su par, Nacho podría emular ese papel, dentro de que no es un especialista defendiendo lejos del área. Rüdiger es un corte algo diferente de central, con exceso de ímpetu (como el Militão que llegó a Madrid), tendencia a descuidar su espalda y los intervalos defensivos, y costumbres con balón más ligadas a la conducción larga y potente, que al pase.

En todo caso, Ancelotti parece tener al alemán bastante por encima del español en cuanto a galones.

🤷 ¿Y ahora qué?

Llegados a este punto, parece que el Real Madrid también tendrá que acudir al mercado para sumar un defensor contrastado, dentro de las limitaciones que hay a estas alturas, cuando la mayoría de equipos ya tienen casi cerrada su plantilla. Era el caso del Real Madrid más allá del ‘9’, un equipo que ficha pronto para evitar sobrecostes y negociaciones sobre la bocina. Salvo en casos excepcionales, como el de su parcela central y la portería, dadas las circunstancias.

Las opciones del Real Madrid tras la lesión de Courtois

La salida al Granada de Jesús Vallejo, quinto central que apenas utilizó Ancelotti los dos últimos cursos, provoca que haya un hándicap importante en términos de profundidad de plantilla. Parece que Rüdiger y Nacho Fernández se disputarán ese hueco tan difícil de llenar que deja Éder Militão en el once. Sin embargo, con solo tres efectivos, da la sensación de que las cuentas no saldrán a poco que haya algún imprevisto más. Eso, por no hablar de que el nuevo capitán seguramente contase en la planificación de Carlo como una alternativa más para los laterales. Sobre todo, el derecho. Efecto dominó.

Sergio Ramos en su piscina de bolas

En el mercado de fichajes apenas hay jugadores de peso sin contrato, que puedan llegar libres. Aunque sí hay un nombre, conocido más que de sobra en el Bernabéu, que si bien no se antoja como una opción idílica por su momento deportivo y por cómo salió del club, la realidad es que se encuentra en plena búsqueda de un nuevo reto. Es el de Sergio Ramos. No habría que pagar traspaso, aunque sí una ficha alta, lo cual complica aún más la viabilidad de la operación. Fuera del camero no hay opciones libres que puedan satisfacer al Real Madrid, que tendrá que decidir ahora si apuesta por un fichaje low cost o si confía en la cantera. Marvel, defensor hispano-nigeriano nacido en Marruecos, que llegó a Valdebebas en 2016, sería el mejor colocado para dar el salto al primer equipo.

Ir al contenido