Granada
Segunda división

El Granada y Raúl Fernández inexpugnables en Los Cármenes

El Granada es de largo el mejor local de toda la categoría de plata y uno de los mejores del fútbol europeo. Dentro de las cinco grandes ligas de Europa, incluidas sus segundas divisiones, nadie suma más puntos en su estadio que los nazaríes. Si ampliamos al top 10 del viejo continente, tan solo el Celtic de Glasgow escocés, que ha ganado los 14 encuentros que ha disputado en Celtic Park, está por encima del Granada. Paco López ha convertido el Estadio Nuevo Los Cármenes en un fortín, con su portero Raúl Fernández como pieza fundamental.

Granada

🏰 Los Cármenes, la nueva Alhambra

El nombre Alhambra tiene sus orígenes en una palabra árabe que significa «fortaleza roja». Concebida en sus inicios como un fortín defensivo inexpugnable en lo alto de la colina que corona el barrio del Albayzín, sus muros gobiernan la ciudad desde una ubicación única. Este icónico edificio que ha trasladado su esencia hasta el feudo del Granada.

El Nuevo Los Cármenes, al contrario que la Alhambra, uno de los monumentos más visitados, se ha convertido en uno de los estadios a los que nadie quiere acudir. El conjunto nazarí no ha perdido un solo partido esta temporada en su casa. De hecho, su última derrota en Granada data del 17 de abril de 2022, cuando, todavía en primera división, el Levante le endosó un 1-4. Esta racha de casi un año sin perder permite al cuadro de Paco López estar vivo en la lucha por el ascenso directo.

De los 15 choques que ha disputado el Granada en casa, ha ganado 13 y ha empatado 2. Lo que equivale a 41 puntos de los 45 posibles. Una auténtica barbaridad. Los rojiblancos suman 2,73 puntos por partido en Los Cármenes. El Eibar y el Alavés, por ejemplo, empatados en el segundo puesto, han cosechado 34 unidades.

Además, el Granada ha anotado 29 goles en esos enfrentamientos y solo ha recibido dos. En la máxima categoría, el Barcelona tampoco conoce la derrota en el Camp Nou y ha conseguido 32 puntos de los 36 posibles, lo que se traduce en 2,67 puntos por choque. En toda Europa, tan solo el pleno del Celtic de Glasgow, con 14 victorias en 14 partidos, mejora la racha nazarí.

Este balance cambia mucho cuando el equipo viaja fuera, pues muestra un rendimiento muy pobre a domicilio. Tan solo ha cosechado 13 puntos en sus viajes, lo que supone un paupérrimo bagaje de 0,87 puntos por enfrentamiento, con apenas 10 goles a favor y 18 en contra.

Desde la época de Diego Martínez no se veía un cuadro rojiblanco tan espectacular en casa. El actual técnico del Espanyol apostó por cambiar la cultura del equipo y fortalecer la relación con la grada. El Granada se hizo fuerte en el Nuevo Los Cármenes y los granadinos se identificaron con su plantilla y su club.

Este feeling se perdió por completo cuando Robert Moreno se hizo cargo del equipo la temporada pasada, todavía en Primera. Aitor Karanka recuperó tímidamente esa unión cuando tomó el relevo en el banquillo y ahora, con Paco López, vuelve a ser definitiva y capital para el desempeño de los jugadores.

🔴⚪ Raúl Fernández el guardián del Granada

La clave para que el conjunto de Paco López rinda a tal nivel como local está en su portería. Tres guardametas han defendido en Los Cármenes al cuadro nazarí: André Ferreira, Adri López y Raúl Fernández. El portugués partió como titular y su desempeño fue bueno: en los tres partidos con él bajo palos el Granada sumó los 9 puntos y tan solo recibió un tanto, pero una lesión le apartó. Por su parte, el joven canterano Adri López tuvo un reto complicadísimo ante el Alavés, que solventó con un 3-1 a favor de los suyos.

Antes del debut de Adri López, Raúl Fernández ya se hizo cargo de las puertas del infierno granadinas. El bilbaíno, en su segunda etapa como rojiblanco, está imbatido en Los Cármenes. Nadie en 11 encuentros ha conseguido marcarle. Suma además nueve victorias y 29 de los 33 puntos posibles. Un auténtico cerrojo desde el que el Granada de Paco López cimenta sus resultados.

La confianza que transmite es brutal y, a sus 34 años, vive el mejor momento de su carrera deportiva. En sus 45 partidos con el Granada entre ambas etapas acredita 24 porterías a cero. Delante de él, Ricard Sánchez, Miguel Rubio, Ignasi Miquel y Carlos Neva forman una línea defensiva muchos quilates. Las lesiones y la puntual defensa de tres han interrumpido la continuidad del bloque defensivo, en ningún caso la de un Raúl Fernández que oposita al premio de mejor guardameta de Segunda división.

Ir al contenido