Beal
NBA

Bradley Beal por Chris Paul: así serán los Phoenix Suns de Frank Vogel

Se avecinan cambios importantes en la NBA. La temporada 2022/2023 finalizó con los Denver Nuggets como campeones. Muchos de los equipos que tenían altas expectativas planifican ya el próximo curso. Una de las mayores decepciones fueron los Phoenix Suns, por lo que los cambios realizados en la estructura de la franquicia de Arizona son drásticos. El primero, prescindir de Monty Williams como entrenador y traer a Frank Vogel como sustituto, lo que supone un volantazo radical en el estilo; el segundo, que ha retumbado los cimientos de la liga, traspasar a Chris Paul a cambio de Bradley Beal.

El fichaje de Beal supone que en Phoenix tendrán un nuevo big three, el que desde ya conforman Kevin Durant, Devin Booker y el propio Bradley. Washington Wizards se desprendió de su estrella y usó a Paul para conseguir a Jordan Poole en un nuevo trade con Golden State Warriors. Los Wizards han depositado su fe en el escolta y le ven como el nuevo mandamás de la plantilla capitolina.

🤔 ¿Tiene sentido desprenderse de Chris Paul?

Solo el tiempo confirmará si Phoenix Suns acierta o no al desprenderse de Chris Paul, pero de primeras parece una decisión muy sensata. ‘CP3’ acaba de cumplir 38 años y esta temporada los problemas físicos apenas le han permitido jugar a su nivel. En temporada regular, Paul tan solo disputó 59 de los 82 encuentros… y en playoff casi no participó. Los números de este curso han sido los más bajos de su carrera (13,9 puntos, 8,9 asistencias y 4,3 rebotes).

Beal

Chris Paul, durante un partido con Phoenix Suns.

Las estadísticas no han sido el único lastre de Paul, también las sensaciones en la pista. Apenas contribuyó muy poco a que los Suns sumaran victorias y, desde el traspaso de Kevin Durant, casi no participó, por lo que no pudo adaptarse al ensamblaje del equipo y fortalecer la nueva jerarquía del roster.

Usar su contrato desorbitado para conseguir a una superestrella como Bradley Beal es una jugada maestra. De nuevo, James Jones demostró durante las negociaciones sus dotes como general manager y consiguió oro a cambio de casi nada. Los Wizards tomaron varias decisiones incomprensibles en las fechas previas al draft de la NBA. Ya no solo la de Beal, sino también la de enviar a Kristaps Porzingis a Boston Celtics en un traspaso a tres bandas en el que Marcus Smart acabó en Memphis Grizzlies… y ellos se tuvieron que conformar con Tyus Jones.

Y sí, Chris Paul fue un base tremendo, el tercer máximo asistente de todos los tiempos, pero al fin y al cabo, un jugador que siempre estuvo en el lado perdedor. Nunca lideró a sus equipos hasta unas finales y sufrió algunas de las derrotas más duras de los playoff. Veremos qué futuro le depara en Warriors.

🏜️ Bradley Beal deja la capital por el desierto

Bradley Beal aterrizará en los Phoenix Suns para jugar junto a Kevin Durant y Devin Booker. Con sus 30 años recién cumplidos, Beal que ha sido tres veces All-Star, tiene un contrato máximo que le garantiza cuatro temporadas a razón de 50 millones de dólares por curso y una cláusula que le permite vetar cualquier traspaso. Es un jugador de dimensiones impresionantes, pero los Wizards necesitaban sacarle como fuera, por lo que apenas han recibido migajas.

 

Beal solo ha jugado 90 partidos de los 164 posibles en los últimos dos años y sus números cayeron. Pasó de ser uno de los máximos anotadores de la NBA (31,3 puntos) a ser un jugador mucho más completo. Los Suns esperan ayudarle a completar su transición definitiva hacia el point guard. En esos 90 choques ha promediado 6 asistencias que son los mejores números de su carrera en ese apartado. De este modo, Beal completa el big three de los de Arizona y se pone a las órdenes de Vogel para distribuir el balón entre ‘KD’ y ‘DBook’.

🧡 Los nuevos Suns de Vogel

Frank Vogel es un entrenador con experiencia, que ha tratado con estrellas como LeBron James o Paul George. El único equipo campeón con el que contó fueron los Lakers, a los que coronó en la ‘Burbuja de Orlando’ en 2020. Por lo tanto, es un técnico ideal para asumir el cargo en Phoenix Suns y dirigir al nuevo big three, que pese a ser de reciente creación, está ante sus últimos años como proyecto ganador.

Frank Vogel deberá empastar a sus tres figuras. A priori, el puesto de base será para el recién llegado. Beal será el encargado de distribuir el juego entre dos gallitos como Kevin Durant y Devin Booker. En el Distrito su importancia era capital y Beal actuaba como el único mando del equipo. En sus primeros años compartió plantilla con John Wall cuando este estaba en pleno apogeo, por lo que sabe compartir el balón con otra estrella en cancha.

Bradley Beal tendrá que adaptarse a lanzar muchos menos tiros y reconvertirse a un papel similar al que muestra James Harden en la actualidad. Dejar de ser un escolta metepuntos y pasar a ser un base creador de ventajas y situaciones de tiro. Pese a ello, la principal pregunta es saber si casarán con las ideas de Vogel y su estilo duro y basado en la defensa, o en detrimento, si será el coach el que intentará amoldarse a la plantilla.

Los rumores apuntan a que los Suns quieren mantener a Deandre Ayton, ya que en sus sistemas, Vogel siempre utiliza pívots grandes, defensivos y dominantes. Perfiles como Roy Hibbert en los Indiana Pacers o Anthony Davis en Los Angeles Lakers funcionaron muy bien en su esquema y es lo que Vogel espera de Ayton. Aunque en caso de mantenerle deberá trabajar con él.

Ayton se quejó con anterioridad de la falta de balón y con la llegada de Beal esa situación puede empeorar. Como añadido, solo con esos cuatro contratos Phoenix Suns ya supera la tasa de lujo con todavía nueve plazas en el roster por cubrir. Un auténtico disparate que hace casi imposible la viabilidad la continuidad del pívot bahameño.

Por lo tanto, un traspaso, con Ayton como sacrificado, en el que los de Arizona consigan buenas piezas de rol para el banquillo como jugadores defensivos y tiradores o un center protector de aro debería ser la opción primordial para Vogel. Players que suban el nivel para que la diferencia entre el quinteto titular y el suplente no ser tan abismal como lo fue en la campaña anterior.

Ir al contenido