Javito Rivas
Cultura

Javito Rivas, el millennial que fusiona nostalgia, coches y humor: «La comedia es muy psicológica»

¿Todo tiempo pasado fue mejor? El ser humano se construye de recuerdos. Cada persona tiene un pasado. El doctor Johannes Hofer acuñó el término «nostalgia» en el siglo XVII para explicar los problemas, la mayoría negativos, que sufrían los mercenarios que dejaban sus tierras para luchar en otros países. En la crueldad de la batalla recordaban memorias cálidas del pasado. La definición de nostalgia mezcla tristeza y placer. Aunque de nostalgias puede haber muchas. A personas, a objetos, a épocas históricas… Actualmente, la nostalgia es políticamente incorrecta. «Lo pasado, pasado está», piensan mucho. Pero, ¿y si le añadimos un poco de humor para eliminar ese efecto taciturno que lleva consigo la palabra? Eso se ajusta a la perfección con Javito Rivas (Madrid, 39 años).

Este humorista recoge los mejores momentos de la década de los 80, 90 y principios de los 2000, los sazona con improvisación y los presenta en su show ‘Recalculando Ruta’. Javito es un apasionado del motor, otro de los temas que trata en sus monólogos. También disecciona las pelotas de fútbol con las que jugaba en su época. Desde su laboratorio de chistes y anécdotas, Javito atiende a Legal Sport para hablar de la fusión que hace del pasado y del presente, de cómo el deporte tiene cabida en el humor y de la dificultad que entraña el hecho de hacer reír a la gente.

😂 De piloto de Fórmula 1 a conducir carcajadas

Javito apuntaba maneras con 6 o 7 años. No soñaba con ser actor, médico, astronauta o futbolista… soñaba con ser piloto de Fórmula 1. Ahí empezó a forjarse lo que es hoy en día este humorista madrileño: «Yo era muy malo jugando a fútbol. Siempre me ponía de portero. Soñaba con pilotar un Fórmula 1. Desde pequeño he estado rodeado de coches y motos y cada lunes me iba a comprar la revista Motociclismo», explica el humorista. De ahí que nos hable con tanta ilusión de su Ducati 748, «una de las motos más bonitas que hay en el mercado», comenta, aunque para ciudad utiliza una Vespa GTS 300Pero por su vida han pasado muchas motos y es como si cada una marcara una etapa vital de su biografía.

Javito Rivas - Ducati

Por cosas de la vida, lo que uno sueña y lo que acaba siendo de mayor no tiene nada que ver. Y de su mundo onírico pilotando un Fórmula 1, despertó un humorista. «Yo siempre he sido el tonto del grupo y tras hacer un curso con Carlos Ramos, empecé a crear mi contenido». Javito ha explotado en redes sociales con su famoso ‘Menos que Coches’, donde parodia el mítico programa ‘Más que Coches’, presentado de forma genuina por Gonzalo Serrano. «Cuando empiezas, normalmente, escribes de cosas que te gustan y que te hacen sentir cómodo. Y yo empecé a escribir de motor, aunque ahora con mi último show he abierto el abanico con recuerdos millennials», reflexiona el comediante.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Javito Rivas (@javitorivas_)

Con más de 200.000 seguidores en Instagram y TikTok, Javito ha sabido conectar con su público y ha empezado a hacerse un hueco en el mundo del humor: «Interactúo mucho con la gente, miro sus caras, sacó a alguien del público para golpear el mítico balón Mikasa. Tengo un humor muy blanco. No me meto con nadie y estoy cómodo con lo que hago. Aunque es verdad que todo se puede humorizar. Yo hablo de coches, pero podría coger a Sergio Ramos y decir que va bien de cabeza en el minuto 93, pero no cuando hace un crucigrama. Es todo trabajarlo».

El talento es solo uno de los ingredientes que pueden llevar a alguien al éxito. Sin embargo, el talento sin trabajo puede quedarse atrofiado. Incluso la suerte forma parte del partido para el monologuista: «En 2016 hice un vínculo con una señora en Galicia que vivía a pocos quilómetros de mi pueblo y siempre que pasaba la saludaba. Un día me paré, la saludé, hablamos de mi abuelo y al despedirme me dijo… «salud y un poco de suerte». Y es cierto que ese punto de fortuna lo tienes que tener. Es verdad que te la puedes encontrar a base de trabajo. Todo me ha ido mejor a base de curro y de disfrutar con lo que haces», resume.

🎤 Un salto generacional y la soledad del micrófono

La edad solo es un número. Lo que importa de verdad es la intención y la decisión. Y así empezó a crear contenido este madrileño que se viralizó con un vídeo dedicado a la popular furgoneta C-15 de Citroën. «Hice un clic a los 29 años. Empecé a hacer deporte, dejé de fumar y comencé a hacer lo que me gustaba», comenta Javito. Lo que nadie ve es todo lo que hay detrás y la soledad del humorista. «Esto no es un veni vidi vici. No se ven los errores, el probar cosas que no funcionan, el preguntarse por qué con un público ha entrado un chiste y con otro no… al final hay un encaje de bolillos brutal. Me tomo como un reto hacer reír a la gente de diferentes edades y localidades», destaca el comediante.

Haciendo analogías con el deporte, en el humor no hay campo difícil, hay que ir partido a partido, no hay público pequeño y lamentarse no sirve de nada. «La comedia es muy psicológica. Imagínate que tienes un bolo malo y te pegas un leñazo. El día siguiente ya no sales igual. No quieres volver a caerte en el mismo sitio. Pero cuando tú estás solo y depende de ti que la gente se ría, hay que hilar muy fino. Igual el día que actúas no te apetece nada reír por motivos personales», explica el amante de los coches.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Javito Rivas (@javitorivas_)

En su espectáculo, Javito habla de su época y de las vivencias que han marcado su vida. Desde los Walkman hasta los Nokia 3310 y las series de televisión de los 90. Algo que puede sonar a chino a las nuevas generaciones. En poco más de 30 años, la tecnología ha cambiado enormemente la forma de vida de las personas: «Los jóvenes de ahora son mega inteligentes. Nuestra generación ha crecido con los cambios. Creo que nos hemos adaptado muy bien. La generación actual también está adaptándose a los nuevos procesos. Ni lo de ahora es tan malo, ni lo nuestro era tan bueno. Yo vi en mi época peinados de cenicero o tatuajes de tribales que ahora lo ves y te descojonas. Es cuestión de modas».

😉 Un rossista de cuna que no rehúye de Marc Márquez

No podía faltar el motor en la charla con Javito. Creció viendo la Fórmula 1 en RTVE, empalmó alguna fiesta que otra con algún Gran Premio en horario matinal y ahora no se pierde ninguna carrera de motociclismo y automovilismo. «Mi ídolo siempre ha sido Valentino Rossi. Recuerdo tener con 14 o 15 años una camiseta del Inter con el 9 de Ronaldo. Yo era muy italiano para todo. Actualmente, me gusta mucho Jorge Martín», señala. Aunque al contrario que muchos rossistas, el humorista también admira a Marc Márquez: «A mí me flipa Marc. Los pilotos de MotoGP me parecen extraterrestres, pero Márquez siempre tiene un bolso con unas décimas más. Con la Ducati lo veo candidato al título el próximo año. Llámame en la primera carrera de la temporada porque creo que va a ganar», se apuesta entre carcajadas.

Javito Rivas - monólogo

Además, para el monologuista, el de Cervera es un ejemplo de vida: «Hay decisiones que tomas que igual no son correctas a corto plazo, pero sí a largo tiempo. Marc ha dejado muchos Mundiales con Honda y se va a Ducati a ganar. Una decisión dura. Se ha caído, se ha operado y se ha recuperado. Me gusta ese tipo de personalidad». Tampoco tiene dudas en mencionar a qué pilotos invitaría a uno de sus espectáculos: «Los hermanos Márquez darían mucho juego. Se les ve cachondos fuera de la pista. Aleix Esperagaró también tiene buen flow para un monólogo».

Ya le puedes hablar de motos que de coches. «Me sé todos los modelos de coches de los 90 hacia adelante». Y hablar de automóviles es caer en Fernando Alonso. «Lo tengo endiosado», asegura. Para Javito, la actuación del piloto asturiano esta temporada es digna de mención. «Lo de Verstappen ha sido demencial, pero los ocho podiums de Alonso con Aston Martin son brutales. Soy fiel creyente de la 33, incluso veo señales por la calle. Fangio ganó cinco Mundiales. Ganó el primero con 40 años y el último con 45. Alonso tiene 42 años. Ahí lo dejo», reflexiona. Javito descansará estas Navidades, pero regresará en 2024 con más risas, más coches y más nostalgia noventera. Su próximo objetivo será triunfar en Barcelona y Madrid el próximo mes y, sobre todo, llenar el día 27 el auditorio Municipal de Logroño. ¿Quién dijo que todo tiempo pasado no fue mejor? Al menos, más divertido.

Ir al contenido