Fútbol internacional

Bayern-Borussia Dortmund, una rivalidad ardiente a lo largo de los años

En la antesala del primer clásico teutón de la 2022/2023, nos detenemos a revisar cuáles han sido los precedentes más relevantes desde que Bayern Múnich y Borussia Dortmund se midieron en la final de la Champions League. Una rivalidad en auge, después de que el curso pasado la Bundesliga terminase con una frenética última jornada que coronó al Bayern como campeón por undécima vez consecutiva, gracias al pinchazo inesperado de los black & yellow y de un agónico gol de Jamal Musiala.

El Bayern y su 11ª Bundesliga, ante una oportunidad histórica

🏆 Final de Champions League 2012/2013

Este fue el duelo cumbre en la historia del país, probablemente. Y se disputó en un escenario difícilmente mejorable, Wembley, ante la atenta mirada de 90.000 espectadores que querían descubrir qué pesaría más: la historia del gigante muniqués, que por aquel entonces ya tenía cuatro ‘Orejonas’, o el ansia de un Borussia Dortmund que llegaba como revelación absoluta, tras fulminar a Shakhtar Donetsk, suplicar ante el Málaga e imponerse al Real Madrid.

En Bundesliga, sin embargo, esa temporada fue coser y cantar para los pupilos de ‘Jupp’ Heynckes. 25 puntos le sacaron a un ‘BVB’ que, eso sí, venía de ser campeón de liga disputada en la temporada anterior, la 2011/2012.

¿Cómo fue la última Bundesliga que ganó el Borussia Dortmund?

El cuadro de Renania del Norte-Westfalia no pudo revalidar su único trofeo de Champions, que data de 1997, y la ansiada final de 2013 cayó del lado del Bayern. Pero costó Dios y ayuda. Concretamente, se decidió con un gol de Arjen Robben, el 1-2, en el minuto 89, cuando todo hacía indicar que los tantos de Mandžukić y Gündoğan mandarían el duelo al alargue. La jugada con la que el extremo neerlandés se quitaría la espinita clavada por no haber podido transformar el mano a mano contra Casillas en la final del Mundial de 2010.

🏆 El Bayern manda en Pokal

En términos coperos, Der Klassiker representa la final más repetida en la competición a lo largo del presente siglo. Cuatro enfrentamientos (2008, 2012, 2014 y 2016) en total, que han caído todos del lado muniqués, excepto el segundo de ellos. En esa ocasión, ya con Klopp asentado en el banquillo, el Borussia Dortmund goleó (5-2) a su archirrival, con el segundo hat-trick en la carrera de Robert Lewandowski.

¿Qué fue de la generación del Borussia Dortmund de Jürgen Klopp?

Una buena respuesta a lo sucedido cuatro años antes, cuando el Bayern impuso su ley en el Olympiastadion de Berlín, con doblete de Luca Toni (1-2) para levantar el título en la prórroga. Esa fue la primera final copera en la que se vieron las caras. Por lo visto, el Bayern se afilió a eso de que los títulos, con épica y sufrimiento, saben mejor.

En la de 2014, disputada en Dortmund para más inri, volvieron a llevarse el gato al agua en el tiempo extra (0-2), con el propio Robben y Müller como artífices. El colofón de 2016 vino en forma de una tanda de penaltis, en la que Bender y Sokratis perdonaron sus lanzamientos. Ambas, con Guardiola como técnico del gigante de Baviera, cuando se inició su rivalidad con Jürgen Klopp.

Guardiola vs. Klopp: la mayor rivalidad del fútbol moderno

🏆 El BVB se cobró deudas pendientes en Supercopa

Borussia Dortmund y Bayern Múnich han monopolizado también las finales de DFL Supercup. Entre los dos han jugado 29 veces la última instancia, mientras que el resto de clubes ha disputado un total de 17. Evidentemente, se han tenido que cruzar en multitud de ocasiones. Concretamente, en diez. El balance es de cinco triunfos para cada uno, aunque al Bayern le costó revertir la dinámica. Las cinco que le ganó el cuadro muniqués al ‘BVB’ son cosa de los últimos once años. Hasta 2014, en Dortmund tenían un 5-1 en este título a su favor.

De Helmer a Guerreiro: los futbolistas que cambiaron el Dortmund por el Bayern

Las que mejor le supieron a los del Westfalenstadion, probablemente, fuesen precisamente las dos últimas. En 2013, coincidiendo con el debut de Mario Götze en el Bayern, tras abandonar Dortmund ese mismo verano. Una historia que se repitió, de forma calcada un año después, cuando Robert Lewandowski cambió el amarillo por el rojo.

🙄💭 Dos Bundesliga’s con emoción

O, al menos, con emoción hasta el final. En la 2018/2019 el alirón se retrasó hasta la última jornada, después de que el Bayern sumara 11 de los últimos 15 puntos. Finalmente no hubo campanada en el desenlace de aquella Bundesliga. Una en la que el Borussia cayó de forma durísima (5-0) en el clásico liguero decisivo de la jornada 28. Y eso que llegaba como líder, con dos puntos de renta respecto a su mayor enemigo dentro de un terreno de juego.

La última, en la 2022/2023, que será recordada por el patinazo borusser en la última jornada. Uno comparable a los del Bayer Leverkusen en el año 2000 y del Schalke o4 en 2001. El Bayern le dio más oportunidades que nunca al Borussia Dortmund. Pinchó en tres partidos entre las jornadas 28 y 33, ante Hoffenheim, Mainz y Leipzig; pero, ni con esas perdió su hegemonía. En el Westfalestadion se vio una de las imágenes más desalentadoras de los últimos años, con Marco Reus desolado después de que el propio equipo de Maguncia le arrebatase la gloria (2-2) al equipo de su vida.

Ir al contenido