Chacho
Baloncesto

Sergio ‘El Chacho’ Rodríguez revive «el corazón del campeón» en Euroliga

Sergio ‘El Chacho’ Rodríguez fue el artífice de la histórica victoria del Real Madrid frente a Partizan en el quinto partido de la serie del playoff de la Euroliga. Los blancos sellaron un gesta inigualable en la mejor remontada de todos los tiempos de la máxima competición europea. Cuando más le necesitaban en Goya y tras una temporada muy complicada, la magia eterna del base rescató a los de Chus Mateo en una noche para el recuerdo.

La dirección de ‘El Chacho’ fue clave para que el cuadro merengue remontase el partido, no solo con sus puntos y asistencias, sino también con la energía y la experiencia del que ha forjado su leyenda entre los calderos de la máxima élite. La veteranía es un grado y el canario lo demostró ante un WiZink Center a reventar, en una noche legendaria que quedará en la memoria de todos los aficionados al baloncesto.

Real Madrid-Partizan de Belgrado: cronología de una serie para la historia del baloncesto europeo

🫣 Complicaciones en su regreso a Madrid

La vuelta de ‘El Chacho’ al Real Madrid se cerró con la presencia de Pablo Laso todavía en el banquillo. Antes de su desembarco, llegó el despido del técnico gasteiztarra y la confirmación de Chus Mateo como sustituto. La vuelta de Sergio, en la que sería su tercera etapa en la capital (segunda con los blancos, más una en el Estudiantes), fue una petición de Laso, por lo que el papel del tinerfeño era una incógnita con Mateo.

Esta circunstancia fue palpable desde los primeros instantes del curso. Chus Mateo contó con Rodríguez en el papel de base suplente, aunque desde tuvo un rol mucho más reducido del que se podía prever. Es cierto que en los pocos minutos de los que gozó tampoco tuvo actuaciones destacadas. Sus máximos durante la temporada regular fueron de 13 puntos en Euroliga y 11 en ACB y nunca superó los 21 minutos.

 

Estas estadísticas empequeñecen si hablamos de partidos importantes, como por ejemplo los clásicos. En los cuatro partidos en los que los blancos se midieron al Barcelona, la presencia en pista de ‘El Chacho’ fue residual. Así como en otros momentos importantes del curso, como ante Maccabi en Israel, en el partido que decidió la caída del Real Madrid a la tercera plaza de la tabla, en el que ni siquiera participó.

Sus medias fueron de 5,5 puntos, 1,6 rebotes y 3,2 asistencias en 15 minutos por encuentro en ACB, que bajan hasta los 4,2 tantos, 1,5 rebotes y 4,4 asistencias en 14,4 minutos en Euroliga. ‘El Chacho’ tampoco solucionó el problema del base que, a día de hoy, continúa en el Real Madrid. Junto a Nigel Williams-Goss, es el point-guard de esta plantilla… sin embargo, el sistema de Chus Mateo, que se fundamenta básicamente en la dominancia interior de Tavares, no les compensa, les protege ni les potencia.

🏆 ‘El Chacho’, una leyenda de la Euroliga

Su debut en el mayor torneo europeo llegó en 2004 de la mano de Estudiantes. Después, Sergio saltó a la NBA para jugar en Portland Trail Blazers, Sacramento Kings y New York Knicks. Tras su infructuosa etapa en la mejor liga del planeta, disputó seis cursos en el Real Madrid antes de regresar a Estados Unidos para dirigir como base titular a los Philadelphia 76ers. Su leyenda no es mayor porque apenas ha jugado 371 partidos de Euroliga; de hecho, no alcanza los 100 como titular (99).

Si en algo destacó la temporada de Sergio Rodríguez fue en encontrar a sus compañeros. El arte de dar asistencias no lo ha perdido, ni lo perderá nunca, al igual que su eterno acento chicharrero. Esta campaña repartió 163 en Euroliga, su cuarta mejor marca, con la que superó la del año anterior en Milán. Esto le ha servido para instaurarse segundo máximo asistente histórico de la competición, con 1.724 pases de canasta,  adereza con 3.603 puntos y 694 rebotes.

Con 37 años, ‘El Chacho’ es uno de los jugadores históricos de la Euroliga y del continente europeo. Uno de los líderes del Real Madrid de Pablo Laso que conquistó todos los títulos que disputó en 2015, primera vez que lo conseguían. También un pionero, tanto en la NBA, como alrededor de Europa, en el CSKA de Moscú y con Olimpia Milano. En ambos clubes fue uno de los mejor pagados del Viejo Continente y conquistó la Euroliga en 2019 como pieza principal y fundamental del club ruso. Primer español en la historia en ganarla con un club extranjero y primero en hacerlo en dos clubes diferentes. Hitos para ganarse con creces su regreso como ídolo al WiZink Center.

Chacho

🧔🏼 Salvador de la serie frente a Partizan

El Real Madrid rozó la eliminación desde el minuto uno en el que el balón estuvo en el aire frente a Partizan de Belgrado. Derrota en los dos primeros choques en el WiZink Center, con pelea incluida y sanciones de por medio. Con la lesión de Gabriel en Deck en el Stark Arena parecía que todo se terminaba. Qué decir del infame inicio del quinto encuentro, en el que llegaron a estar 18 puntos abajo. Ahí apareció ‘El Chacho’.

Todos los veteranos estuvieron increíbles, pero el duelo que brindó Sergio ‘El Chacho’ Rodríguez es de otro planeta. Su primera mitad fue discreta, tan solo anotó 3 puntos y apenas tuvo incidencia; se guardó lo mejor para el final. El Chacho’ agarró la responsabilidad, sacó su magia de antaño y desintegró a Partizan con una clase magistral de baloncesto.

 

Ya no está para hacerlo a diario, pero ‘El Chacho’ es el verdadero base que necesitan los blancos, ese que tanto ha añorado el aficionado madridista. Sergio Rodríguez lo dirigió todo a su antojo, repartió 6 asistencias que Rudy, Llull y un imperial ‘Super Mario’ se encargaron de transformar.

También aportó 16 puntos, para sus 19 finales a base de triples y penetraciones hacia canasta con finalizaciones de muñeca de todos los colores. Dejó varios aros pasados que no lucía desde su época en CSKA o sus tiempos en la NBA. También capturó 3 rebotes importantísimos para sus 26 créditos de valoración y un +16 con su presencia en pista. Una auténtica barbaridad.

Chacho

Una actuación sublime contra un Kevin Punter estratosférico. El excompañero de ‘El Chacho’ en Milan anotó 28 puntos y un triple inverosímil en los minutos finales, aunque no sirvió de nada, ya que la trituradora europea blanca se había puesto en marcha.

¡’Chacho’, qué remontada!

Ir al contenido