Cambage
Baloncesto

‘Liz’ Cambage, la Dos Caras del baloncesto

‘Liz’ Cambage vuelve a estar en boca de todos. La gigantesca pívot australiana fue una de las noticias más sorprendentes del verano del 2022 tras su expulsión de la selección, y ahora, un año después, vuelve a estar envuelta en polémica. Diversas informaciones actualizan su salida de la selección, su renuncia a la WNBA y su nueva forma de ganarse la vida como creadora de contenido para adultos en OnlyFans.

Una jugadora que pudo cambiar la forma de entender el baloncesto femenino, que estuvo cerca de ser la más dominante de todos los tiempos y que oculta una alocada y oscura personalidad. La verdadera ‘Liz’ Cambage parece que poco a poco sale a la palestra y empieza a mostrarse como verdaderamente es, alejada del baloncesto y del deporte y siempre abonada a la polémica y los escándalos en todos los sentidos.

📖 Esta es la verdadera historia de Elizabeth ‘Liz’ Cambage.

Cambage

‘Liz’ Cambage, durante un partido con Los Angeles Sparks.

🪙 Baloncesto, la cara amable de Cambage

Harvey Dent, más conocido como Dos Caras, es un supervillano ficticio que aparece en los cómics publicados por DC Comics, comúnmente en el universo del superhéroe Batman. Como explicación breve de su relato, Dent pasa de ser el joven y guapo fiscal del distrito de Gotham a convertirse en un villano con dos personalidades diferentes. Este suceso casa a la perfección con la crónica que define la vida de Liz Cambage.

La pívot australiana nació en Londres en 1991, aunque pronto se trasladó a su país de origen. Y allí creció, y no un poco, puesto que alcanzó los 2,03 metros de altura y una envergadura de más de 2,20 metros. Comenzó a jugar al baloncesto y a destacar gracias a su exuberancia física, pero también a su innato talento para la pelota naranja. ‘Liz’ dominó la liga australiana como jamás se ha vuelto a ver una jugadora hacerlo y pronto dio el salto a Estados Unidos para jugar en la mejor liga del planeta: la WNBA.

Caitlin Clark, el futuro de la WNBA ya está aquí

Fue elegida como número dos del draft de 2011 por las Tulsa Shock, equipo que en 2016 se trasladó a Dallas para renombrarse con la actual denominación de Dallas Wings. Cambage jugó allí en 2011, 2013 y 2018. Entre medias alternó campañas en Australia y China en las que alegó que prefería estar cerca de su familia o el dinero que pagaban en China, que según la propia ‘Liz’ era muy superior al de la WNBA.

En 2018 llegó su peak. Cambage alcanzó los 23 puntos, 9,7 rebotes y 2,3 asistencias. Dominó la liga en muchos apartados y estuvo en unos porcentajes altísimos de tiro. Parecía que la era de Cambage había comenzado y que instalaría una tiranía que opacaría al resto de jugadoras de la WNBA. Aunque nada más lejos de la realidad.

🤬 Polémicas y… ¿retirada del baloncesto?

Tras una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 con Australia y su temporada posterior en Dallas Wings, ‘Liz’ estaba lista para firmar un contrato a la altura. Las Vegas Aces, que se habían reubicado en el desierto desde San Antonio, fueron la primera franquicia deportiva en apostar por ‘Sin City‘ como su casa. Una franquicia que arrancó su historia en Utah, pasó por Texas y que tan solo había pisado Las Finales en 2008 necesitaba un lavado de cara extremo para aterrizar en Nevada y Cambage fue su principal apuesta.

Con el legendario Bill Laimbeer en el banquillo, la número uno del draft de 2017 —Kelsey Plum—, la número uno del draft de 2018 —A’ja Wilson— y con ‘Liz’ Cambage en el reclutamiento que hizo retumbar todos los cimientos de la liga, Las Vegas Aces estaba destinado a grandes cosas. Sin embargo, el experimento no salió bien. Las Aces alcanzaron Las Finales en 2020, pero fueron barridas por Seattle Storm y una Breanna Stewart implacable.

¿Es Breanna Stewart la mejor jugadora de la historia?

Cambage no aguantó más y explotó. En Las Vegas no era la estrella y estaba totalmente opacada por una jovencísima A’ja Wilson que sumaría su primer MVP de la WNBA en 2020. Además, el destino no le tenía preparado ser la mesías que condujera a las Aces a conseguir el tan ansiado título, puesto que esa sería Becky Hammon junto a la propia Wilson en 2022, aunque eso es otra historia.

‘Liz’ abandonó el desierto para recalar en California. Ficharía por Los Angeles Sparks, su equipo soñado, con el que ni llegó a debutar de forma oficial. Cambage firmó un contrato con las Sparks que apenas duraría unas semanas y tras varios problemas de egos y disputas saldría por la puerta de atrás. Tras su marcha criticó a la WNBA en su conjunto y acusó a la competición de pagar salarios bajos, a la vez que lamentó no poder jugar en China de nuevo (mercado cerrado a jugadoras extranjeras).

‘Becky’ Hammon, la heredera de Popovich que cambiará la NBA

La otra personalidad de Dos Caras comenzaba a mostrarse y todo explotó definitivamente con su selección. ‘Liz’ se refugió en Australia y se concentró con sus selección para preparar los Juegos Olímpicos de Tokio, que no llegó a jugar. Durante un amistoso frente a Nigeria disputado en… ¡¡¡Las Vegas!!!, se peleó contra sus rivales a las que insultó de forma flagrante: «Monas. Regresad a vuestro país tercermundista», pronunció la australiana que reveló su identidad oculta finalmente.

 

🤑 OnlyFans, su sexualidad y una nueva vida

Tras la polémica y los insultos racistas, que ella siempre ha negado, abandonó la concentración de Australia. También añadió a su salida que ella nunca quiso participar en aquellos Juegos Olímpicos y que se sintió engañada por Los Angeles Sparks. Una vez alejada del baloncesto, al que aseguró que solo volvería a jugar en China, Cambage no ha tardado en encontrar una nueva profesión: OnlyFans.

Crear contenido para adultos en redes sociales es el último paso en la vida de la jugadora que pudo cambiar la forma de entender el baloncesto femenino. Desde entonces se la ha visto moverse en ambientes relacionados con la fiesta y alejados del deporte profesional, algo que según sus propias palabras encaja mucho más con su personalidad y quién es ella misma. Por ejemplo comentó: «No me reconocía como jugadora de baloncesto, es como si fuera mi alter ego».

Cambage

‘Liz’ Cambage, durante sus pasadas vacaciones.

OnlyFans le ha ayudado a mostrar su sexualidad sin tapujos, que fue otra de sus polémicas: «Por ser mujer en el mundo del deporte también he tenido mucha presión en mi identidad sexual. ¿Soy bisexual? ¿Hay algo raro en mí porque no me sienta atraída por las mujeres? Todo el mundo espera que sea gay. Pues no, me gustan los hombres», a lo que añadió: «Sí, soy una deportista de 2,03 metros de altura y me encanta tener sexo», sentenció una ‘Liz’ Cambage que al menos parece haber encontrado su lugar alejada del baloncesto y mostrar su verdadera cara para escribir la historia a su manera.

Ir al contenido