NFL

Pro Bowl, el evento ‘ignorado’ que nadie desea disputar

La semana previa a la Super Bowl históricamente ha sido dedicada al Pro Bowl. En otras palabras, el All-Star de la NFL. Al contrario que en otras competiciones americanas como la NBA o la MLB, cuyos partidos de las estrellas se celebran a mitad de temporada, la brutalidad del football y la alta probabilidad de lesionarse obligan a realizarlo al final, cuando el curso ya se ha terminado. Muchas franquicias piensan ya en la próxima campaña y el Pro Bowl es la fiesta que pone el penúltimo botón al curso, justo antes del cierre final en la Super Bowl.

🐈  El Pro Bowl de Schrödinger

Al igual que en la paradoja del gato de Schrödinger, en la que el gato está y no está al mismo tiempo, los jugadores de la NFL quieren estar y no la la vez en el Pro Bowl. Esto ocurre debido a que ser elegido para el partido de las estrellas es un tremendo honor y un reconocimiento a la temporada efectuada. Sin embargo, jugarlo implica que tu equipo no se ha clasificado para la Super Bowl y ningún jugador sueña con eso. Todos quieren salir campeones de la NFL antes que jugar un partido amistoso, por muy estelar que sea.

 

En la NBA, la MLB, NHL y demás ligas estadounidenses dicho choque llega en fechas cercanas a la mitad del campeonato. Son deportes donde lesionarse en esos partidos tiene una probabilidad muy baja, más aún con la poca intensidad que imprimen en ellos. En la NFL esta situación es totalmente diferente, ya que cualquier jugada desafortunada puede dejar a un jugador en el dique seco y comprometer la campaña de un equipo. Por eso se celebra la semana previa a la Super Bowl y los seleccionados de los equipos finalistas mantienen el reconocimiento, pero no disputan el enfrentamiento.

🥱 Pérdida de popularidad

En los últimos años, el número de aficionados que ha seguido esta cita a través de la televisión ha caído en picado. De hecho, la mayoría de los seguidores casuales de la NFL ni siquiera sabe que existe dicho fin de semana. Todo esto viene al hilo de las propias lesiones, porque los placajes prácticamente han desaparecido. Además, el hecho de disputarse con el curso finalizado resta cualquier aliciente, más allá de que puedas ver a tus superestrellas favoritas.

 

La NBA, que celebrará su fin de semana de las estrellas particular en Indiana en este 2024, ha regresado a la la estricta separación entre conferencias después, algo que la NFL sí que ha mantenido sin interrupción. La AFC se mide a la NFC por el título, que ya no se disputa en un solo partido. El fin de semana cuenta con un toque muy veraniego pese a jugarse en invierno, pues habitualmente se disputaba en Hawái.

🆕 Nuevas reglas y juegos

Entre 1979 y 2015 se realizó en la isla del Pacífico, con las únicas excepciones de 2009 (Miami) y 2014 (Phoenix). Este 2024 Orlando será la sede elegida, al contrario que en 2022 y en 2023 que se disputó en el Allegiant Stadium de Las Vegas, que será el escenario de la Super Bowl. De hecho, esa pérdida de prestigio se ha intentado paliar con múltiples cambios. Por ejemplo, enfrentar a los hermanos Manning, Peyton y Eli, como entrenadores de cada equipo. Circunstancia que se repetirá este curso, con Peyton como entrenador del equipo de la AFC y Eli como director de la NFC.

La historia de ‘CJ’ Stroud, el hijo de un presidiario que enamora a la NFL

Este año, al igual que en 2023, el ganador se decidirá con base en la conferencia que sume más puntos en las pruebas que ocuparán el fin de semana. Las más destacadas volverán a ser la de precisión de lanzamiento, ya sea disputada o no por quarterbacks, y el famoso partido de dodgeball —balón prisionero—. Pese a ello, la mayor novedad es que el clásico partido del domingo ha sido sustituido por tres cortos duelos de flag football. Este se disputa con reglas similares al fútbol americano, pero sin placajes. El jugador se considerará derribado cuando le sustraigan los pañuelos de su cintura.

Sea de la forma que sea, el Pro Bowl siempre será la antesala de la Super Bowl. Con gestas como la de Jarvis Landry en 2020, cuando cargó solo con su equipo de dodgeball. Y esta cita de 2024 será una buena oportunidad de disfrutar de jugadores como Myles Garrett, Tua Tagovailoa, Tyreek Hill, CeeDee Lamb o ‘CJ’ Stroud, entre muchas otras estrellas de la NFL.

Ir al contenido